• Yirsandy Rodríguez

Playoffs 2021: Galopada total — ¡Los Alazanes van por la discusión del título!


Fue una serie colmada de giros salvajes, marcadores abultados, rallys, errores y emociones, pero derivó en un resultado que era de esperar. Sin Frank Luis Medina como pieza fundamental del bullpen, la tarea de los Vegueros era titánica para el Juego 6: Batear y producir más que los Alazanes, mientras esperaban una salida de calidad del veterano Vladimir Baños.


Ambas aspiraciones, simplemente quedaron en la perspectiva del manager Alexander Urquiola —quien debutó en Series Nacionales y realizó un gran trabajo junto a su colectivo de dirección—, y probablemente un esquema preparatorio del juego en su agenda. ¿La razón? Los Alazanes de Carlos Martí salieron imparables en el Juego 6 y, con tan sólo las primeras cuatro carreras de este sábado durante el primer tercio, habrían ganado antes de noquear por 13-3 a los Vegueros de Pinar del Río para clasificar a la finalísima de esta 60 Serie Nacional del béisbol cubano.


Serie Semifinal: Los Alazanes ganaron la serie 4-2.


Historia del Juego:


Dedicada a mis primos Rolando, Carlos, Dailenis y Yolaida, y a mi tía Yolanda, fieles bayameses amantes del béisbol, que disfrutan con emoción cada éxito de los Alazanes.


Con tercero (Lázaro Emilio Blanco, .200) y cuarto bates (William Saavedra, .154) combinándose para promedio de sólo .181 (33-6) en esta Semifinal, tras haber dejado a 17 de los 20 corredores que encontraron en posición anotadora, el manager Alexander Urquiola volvió a mover su lineup: Retornó Reinaldo Lazaga al segundo turno, y apostó por la veteranía de Renier León junto a la juventud del cátcher Jorge Yoán Rojas y el intermedista Tony Guerra como séptimo, octavo y noveno en la tanda ante el zurdo Leandro Martínez.


Por su parte, Carlos Martí no eludió el dicho de que “alineación ganadora no se cambia”. Y el legendario manager tiene razón: Confianza, es lo primero. Lo segundo, ese balance entre confianza y análisis de cada situación: Los Alazanes han bateado deliberadamente contra el aminorado comando del staff pinareño, que han permitido .379 de promedio contra sus bolas rápidas, y un 27.9% general de conexiones fuertes. Además, era difícil cambiar esta ineficiencia en par de batallas restantes: El pitcheo de los Vegueros abrió este Juego 6 lanzado para 7.68 ERA y 2.29 WHIP, con 22 ponches y ¡39 boletos!


En cambio, el lineup pinareño había despedido la Teammate sin hacerla avanzar con igual contundencia: Sólo 18.2% HARD. Entonces, mantener a Milán en el short y a Alexquemer donde pocos han podido realizar tiros de categoría “Top-5” en la liga, era un movimiento tan decisivo como razonable.


Con el sexto pitcheo del juego, los Vegueros comenzaron impetuosos: Deadball al leadoff Juan Carlos Arencibia, sencillo en bounce por el short de Reinaldo Lazaga y doble robo colocaron par de hombres en posición anotadora. Sin embargo, aunque Leandro se encaminaba rumbo a los 20 lanzamientos, los “pativerdes” no pudieron sacarlo del juego. Lázaro Emilio Blanco mordió una curveball de 71-mph y elevó a la inicial. William Saavedra fue transferido intencionalmente. Ángulos congestionados. Acto seguido, otro boleto a Pedro Luis Rodríguez y un force-out en rolling a segunda de Luis Pablo Acosta enviaron otra rayita a la registradora.


Renier León cedió el último out en otro rodado intrascendente al infield y se acabó el inning. Sí, cuatro corredores embasados, dos robos de bases y… la pizarra 2x0. Esa no era una considerable ventaja para Vladimir Baños. Pero sucede que, durante toda la serie, los Vegueros no pudieron explotar a los abridores granmenses, y ya sabes lo que sucedió después: Se repusieron al punto de asegurar al menos cinco entradas.


La historia del Juego 6 no marcó la diferencia: Tras lanzar 20 envíos en su primer episodio, los Vegueros le batearon de 15-2 a Leandro Martínez hasta que inició el sexto inning dominando a Saavedra en rolling al short. Hasta entonces, la ventaja era de 5-2 y, por sexto desafío en fila, Granma lograba un objetivo fundamental que marcó la ventaja en la serie: Que el trabajo de sus abridores se extendiera hasta el segundo tercio de cada match.


A diferencia de los Juegos 2 y 4, después de que Leandro Martínez y Yoel Mojena abandonaron el montículo, el bullpen de los Alazanes perdió el control del juego. Sucedió con Kelbis Rodríguez y Miguel Paradelo en aquel Juego 1, y luego cuando el joven Juan Danilo Pérez le abrió las puertas del home a los Vegueros con su error en tiro a primera durante la parte baja del sexto capítulo. Pero, esta vez, los Alazanes ni siquiera tuvieron que preocuparse por llegar al segundo tercio del partido en desventaja. Rápidamente, atacaron al veterano Vladimir Baños hasta sacar a Pinar del Río del partido, cayendo otra vez sin piedad sobre el endeble cuerpo de bullpen hasta noquearlos.


Luego de un primer inning dominado por Vladimir Baños mezclando todas sus armas —una fastball de 84-86, la slider y el changeup y la curveball—, los Alazanes comenzaron el ataque en la parte baja del segundo capítulo. Sencillo de Iván Prieto y boleto a Guillermo García tras el ponche a Miguel González comenzaron un rally de cuatro carreras, que tuvo como protagonistas a Yulian Milán y Alexquemer Sánchez, quienes produjeron con sendos imparables. Milán abrió el marcador levantando un pitcheo bajo de Baños y, acto seguido, Alexquemer sonó cañonazo de línea al right para igualar el score, 2-2.


¡Exacto! Es razonable que si octavo y noveno te hacen ese daño —quienes se combinaban para dejar en bases a 19 de los 21 corredores que entraron a posición anotadora—, dominar a la tanda más productiva de los Alazanes era un reto superior: Baños consiguió ponchar a Roel con su curveball baja, pero Osvaldo Abreu no lo perdonó y pegó otro lineazo impulsor al right. Raico Santos completó el rally de cuatro sacudiendo sencillo al left ante el zurdo Dariel Fernández, quien intentó apagar el fuego en ese segundo episodio.


De ahí en adelante, el resultado final se veía venir, sobre todo porque el bullpen de Pinar del Río centraba todas sus esperanzas en Yoandy Cruz, tras la lesión de Frank Luis Medina. Cruz, había dominado a Carlos Benítez para cerrar ese fatídico segundo inning. Dominó a cinco rivales en fila hasta que Alexquemer Sánchez le sacudió un jonronazo de línea por el left en el final del cuarto. Luego sacó el quinto con cuatro rollings al infield y sólo 10 pitcheos pero, después de un out en la parte baja del sexto, se fue tras obsequiar tres boletos y tirarle un pelotazo.


Raico Santos limpió las bases con cohete al left ante Isbel Hernández —ahí empujó su tercera carrera del juego— para sellar el rally de cinco cabalgadas por el home. Y al inning siguiente, el talento sensación de los Alazanes, Guillermo García, haló a gusto una slider de Reilandy González y sonó un jonronazo entre right y center para acercar el marcador de nocaut, 12-3.


Con César García en el box para controlar el resto del partido, la estocada final llegó en el octavo, por doble de Roel, boleto a Abreu, quien fue forzado con un rolling de Raico Santos, y fly de sacrificio de Carlos Benítez, provocó el galope de los Alazanes celebrando su éxito y la clasificación a la final de esta 60 Serie Nacional del béisbol cubano.

Momento clave: Ese primer inning donde los Vegueros no pudieron sacar de juego a Leandro Martínez, quien incluso cayó por debajo en el conteo contra cuatro bateadores. En menos de un tercio, los Alazanes pulverizaron esa desventaja de dos carreras y, cuando los Vegueros intentaron el rally en el sexto, César García les apagó la breva con un relevo de siete outs y un solo embasado —Pedro Luis Rodríguez por boleto—. Cuando el bullpen pinareño asumió el reto sin Medina y con Cruz explotado, los Alazanes volvieron a galopar incesantemente por el home plate.

MVP del Juego: Alexquemer Sánchez se ganó los honores junto a Leandro Martínez. El espigado rightfielder del número “22”, ha sido todo entrega en estos playoffs: Recibió un golpe en la cabeza cuando intentó evadir el bate que se le escapó a Despaigne en un swing persiguiendo el changeup de Brayan Chi y, luego, sin pensarlo le pidió a Carlos Martí regresar al lineup.


Fue clave en el éxito contra Industriales durante el Juego 5 en la serie de Cuartos de Finales, con dos épicos tiros para sacar de circulación a Andrés Hernández y Lisbán Correa. Y este sábado, aunque inició el match bateando sólo .056 (19-1) ante los lanzadores pinareños, se vistió de héroe con el hit que igualó el score 2-2 durante el segundo capítulo. Y, en su segundo turno, le sacó la pelota de línea por el left al relevista Yoandy Cruz. Cuando los Vegueros intentaron atacar en el sexto, ¡otra vez Alexquemer se lució exhibiendo su certero brazo para liquidar a Luis Pablo Acosta en la intermedia!


Por su parte, Leandro y los Alazanes se encargaron de romper el mito de sus derrotas cuando iniciaba juegos en estos playoffs: A todo coraje, el veterano de 41 años se impuso y frenó la impetuosa arrancada de los Vegueros. Al final, Leandro cumplió su papel como segundo abridor del team, tras ofrecer 11.2 innings, donde sus oponentes le batearon para un ineficiente .256 (43-11), y admitió sólo tres extra bases, cinco carreras limpias, con seis ponches, cinco bases y una efectividad de 3.85.


Punto de giro a considerar: ¡Piénsalo para correrle a Alexquemer! El brazo del rightfielder granmense volvió a sentenciar a otro corredor en un momento clave: Luis Pablo Acosta rechinó la bola contra los colchones del right, pero se arriesgó al doblar para convertir el batazo en doble durante ese inicio del sexto. Con hombre en tercera, el marcador 5-3 y un out menos, quién sabe si el doble de Renier León le hubiese dado oportunidad para doblar hacia el plato. Al final, los Vegueros no pudieron recortar la ventaja de 5-3, y el rally arrollador de los Alazanes le dio el giro total al juego con ocho carreras entre el sexto y el octavo (5, 2 y 1).

La impresionante métrica que te hará reaccionar: Durante la temporada regular, el talentoso inicialista granmense, Guillermo García —quien sustituyó a Guillermo Avilés— fue dominado fácilmente de 10-0 por los lanzadores pinareños. Sin embargo, ¡la historia cambió!: El joven sensación de los Alazanes, empujó 10 carreras en seis juegos ante Pinar del Río en esta Semifinal, con tres dobles, dos jonrones y, escuchen… ¡Impulsó al 50% de los 12 corredores que encontró en posición anotadora!

Lo que viene para los Alazanes de Granma

Con su tercera clasificación consecutiva a la final tras llegar a los playoffs, los Alazanes de Granma buscarán su tercer título en la historia. Antes de este sábado, Granma acumulaba marca de 1-3 en todos sus Juegos 6s de Semifinales: ¡Pero bajo la dirección de Carlos Martí han ganado sus últimos dos! En la ocasión más reciente que esto ocurrió, fue en la 56 Serie Nacional ante Matanzas, cuando los Alazanes también se coronaron campeones. Por supuesto, esta será una serie diferente, y aún bajo la amenaza de la COVID-19, muchos planes podrían cambiar en corto tiempo. Sin embargo, los Alazanes han demostrado una vez más el poder de un equipo que, si se refuerza o puede contar con el regreso de los sluggers Guillermo Avilés y Lázaro Cedeño, tendrá grandes fortalezas para discutir el título.


¿Veremos la primera final entre Granma-Matanzas? Sí, aún falta bastante camino por recorrer.


¡Felicidades a los Alazanes por otra cabalgada rumbo a la final! A los Vegueros, gracias por su entrega, y el memorable homenaje llevando el “13” en su hombro para dedicarle cada éxito a ese grande de todos los tiempos, el legendario Juan Castro.


(Foto de cabecera de los Alazanes de Granma:Oscar Alfonso Sosa)

2 vistas0 comentarios

NOTICIAS

ARCHIVO

ETIQUETAS