• Yirsandy Rodríguez

Playoffs 2021: Tres observaciones rápidas sobre las expectativas entre Cfg-Mtz para el Juego 2


El Juego 1 de esta serie de Cuartos de Finales entre los Elefantes de Cienfuegos y los Cocodrilos de Matanzas —actuales campeones nacionales— reveló el guion esperado por las proyecciones y fortalezas de ambos equipos: Predominio de la ofensiva, frecuentes hits que lograron categoría de extra bases, altos conteos de lanzamiento y fallas a la defensiva.


De hecho, las 15 carreras, 19 hits y los cinco errores combinados por ambos equipos, convirtieron el Juego 1 en sólo el octavo con dichos números finales durante la última década. Con ocho extra bases de los 19 hits, el match de Cienfuegos y Matanzas entró en la lista selecta de los anteriores 13 juegos donde ambos rivales promediaron al menos 42% de extra bases por cada hit durante la temporada regular. Ninguno de esos partidos fueron en el estadio José Antonio Huelga, y los Elefantes estuvieron en tres de ellos, mientras los Cocodrilos ganaros dos con dicha explosión ofensiva.


Después de una victoria remontando en el Juego 1, las probabilidades de éxito se inclinan por varias razones a favor de Matanzas:


  • Tendrán a uno de sus principales lanzadores subiendo al montículo, el diestro cienfueguero Noelvis Entenza, quien salvó el Juego 1 asegurando el cero en las últimas dos entradas.

  • Los Cocodrilos enfrentarán al zurdo Abel Campos, a quien le promediaron .851 OPS durante la temporada regular. De hecho, Matanzas cerró registrando el tercer mejor OPS contra lanzadores zurdos (.853), superados sólo por Granma (.973) y Camagüey (.945).

  • El bullpen de los Cocodrilos tiene a todas sus figuras listas, incluyendo a los abridores Renner Rivero y el zurdo Naikel Yoel Cruz. En cambio, los Elefantes perdieron a su principal relevista, el diestro Carlos Damián Ramírez, quien lanzó 63 pitcheos en el Juego 1.


Entonces, si esperábamos una serie con predominio de la ofensiva por ambos lineups, ¿qué sucederá en el Juego 2 luego de un match donde se anotaron 15 carreras cuando iniciaron los principales lanzadores de ambos equipos? Aquí hay tres observaciones que deberíamos mantener a la expectativa en el Juego 2 entre Cienfuegos y Matanzas:

1. ¿Pueden los Elefantes mantener la racha de victorias en el Juego 2?

Desde el montículo, el zurdo Abel Campos será el principal encargado de mantener las esperanzas de los Elefantes de Cienfuegos cuando suba a la lomita para abrir este domingo el Juego 2. ¿Qué tan grande es el desafío? Los Elefantes llevan 10 aperturas consecutivas en las que sus lanzadores abridores no han podido ganar un partido de postemporadas: El último fue Noelvis Entenza en el Juego 2 de la serie de Cuartos de Finales contra Industriales en 2012, quien abrirá este domingo, pero lanzando por los Cocodrilos de Matanzas.


Es cierto que el cauce del match podría ir hacia cualquier lado, pero los Elefantes necesitan una sólida apertura para mantenerse con esperanzas ante los actuales campeones nacionales. En su historia de playoffs, Cienfuegos nunca se ha visto debajo 0-2. De hecho, luego de perder el Juego 1 en sus últimas tres postemporadas, lograron empatar la serie 1-1 al ganar el Juego 2.


Sin embargo, esta vez el reto se presenta bastante difícil, aunque no imposible. Los Cocodrilos contarán con todo su bullpen listo, y el manager Armando Ferrer ya demostró que, si es necesario, podría llamar al montículo a cualquiera de sus posibles abridores para el Juego 3: El diestro Renner Rivero o el zurdo Naikel Yoel Cruz. Por su parte, los Elefantes necesitan producir, y sobre todo que se enciendan dos de sus principales remolcadores, el antesalista y cuarto bate, Pavel Quesada, y el quinto en la tanda, Juan Miguel Soriano.


En la temporada regular, los Cocodrilos le batearon para línea de .333/.393/.458 a Campos, aunque sólo pudieron remolcarle el 20% de los corredores que llegaron a posición anotadora. Campos, quien depende del comando de su fastball entre 80-83 mph y una curveball (73-75 mph) que suele usar sobre todo en la zona baja, asumirá su 17ma apertura en esta 60 Serie Nacional. Para cualquier relevo situacional, el manager de los Elefantes, Alaín Álvarez, tendrá listo a los diestros Jorge Hernández, Hermes González y probablemente a Alex Daniel Pérez, sin descartar a otro de los abridores, Adrián Bueno.

2. Los Cocodrilos de Matanzas han devorado a los lanzadores zurdos

Aunque los Cocodrilos enfrentaron a lanzadores zurdos en sólo el 18.7% de sus apariciones en home (2,884) durante la temporada regular, sus resultados fueron lo suficientemente reveladores:


Ofensiva contra lanzadores derechos:

.289 BA, .362 OBP, .405 SLG, .116 ISO, .317 BABIP, .767 OPS


Ofensiva contra lanzadores zurdos:

.316 BA, .400 OBP, .453 SLG, .136 ISO, .334 BABIP, .853 OPS


Las diferencias son notables en las principales métricas de poder, contacto, disciplina en el plato y producción general. Sin embargo, dejé las tasas de bases por bolas y ponches para este segundo punto de análisis, por esta razón:


Ofensiva contra lanzadores derechos: 13.9 K%, 11.8 BB%

Ofensiva contra lanzadores zurdos: 9.9 K%, 2.7 BB%

Diferencias: -4.0 K%, -9.1 BB%


Si estamos en el mismo ritmo del análisis, podrás identificar la apreciable diferencia entre las tasas de ponches y bases por bolas: Ante zurdos, los bateadores de Matanzas se poncharon menos, pero es notable la diferencia de 9.1 BB% ante lanzadores diestros. O sea que, normalmente, los Cocodrilos han sido devoradores de pitcheos contra los lanzadores zurdos, y el OPS de .853 nos revela qué tan buenos resultados han obtenido a ese ritmo.


Contra Campos, quien presentó graves problemas de comando en sus pitcheos durante la temporada regular, quizás ese ataque se combine con un poco de disciplina en home. Los números nos adelantan parte de ese enfoque: De 131 bateadores que Campos enfrentó en la temporada regular, el 64% se le embasó al menos una vez. Entonces, ya sabes en parte por qué Ferrer rápidamente anunció la entrada de Javier Camero en el lineup titular:


Bateadores de Matanzas que promediaron al menos 1,000 OPS durante la temporada regular

Javier Camero: 1.046

Yariel Duque: .938

Eduardo Blanco: 1.031

Aníbal Medina: 1.047

3. ¿Cómo los Elefantes podrían ganarle el reto a su antiguo as, Noelvis Entenza?

A veces, así de sorprendente es el béisbol: Precisamente el hombre que subirá al montículo por los Cocodrilos, fue el último abridor en ganar un partido de playoffs lanzando con los Elefantes de Cienfuegos. Eso fue hace 10 aperturas y casi ocho años, y ahora Entenza buscará poner la serie 2-0. Sin embargo, sabemos que los Elefantes tienen el talento suficiente para hacer el trabajo ofensivo, ¿pero cómo pueden vencer a su antiguo as? Obviamente, analizamos las tendencias más propensas a suceder en este impredecible juego de béisbol. Hay tres claves aquí:


  1. Comience atacando: Durante toda la temporada regular, aunque Entenza no enfrentó a los Elefantes, uno de sus principales rasgos de dominio fue la consistencia para sacar al primer bateador de cada inning: Le promediaron esta pobre línea de .222/.380/.349.

  2. ¿Dónde estarán las mayores probabilidades para anotarle un rally?: Seguimos a continuación del punto anterior: Ataque primero, ¡evite los sacrificios!, porque a Entenza le batearon sólo .213/.358/.281 después de dos outs. Eso no quiere decir que será imposible anotarle, pero dada su experiencia y en múltiples ocasiones la ansiedad de sus oponentes, Entenza dibujó estos impresionantes registros: Después de dos fuera, permitió un jonrón cada 109 bateadores enfrentados y .161 de promedio con corredores en posición anotadora.

  3. La experiencia de Entenza ha seguido marcando la diferencia: Ya su bola rápida no sube las 90-mph con la facilidad de hace cinco años, pero Entenza ha ganado en astucia, sobre todo para ubicar sus pitcheos rompientes. Por eso, si los Elefantes logran aprovechar sus deslices, tendrán probabilidades de anotarle carreras. ¿Qué tipo de desliz?


Todo se resume a su control:

BA/SO-BB% (Tasa de ponches sobre bases por bolas) en sus tres primeros enfrentamientos contra el lineup contrario:

1ro: .270, 8.5%

2do: .256, -4.9%

3ro: .222, -5.7%


Como ves, en sus segundos y terceros enfrentamiento ante el lineup de sus oponentes, Entenza lanzó más bases por bolas que ponches, pero terminó admitiendo sólo .256 y .222 de promedio, respectivamente.


O sea que, por tendencia, su experiencia lo ayudó a controlar la mayoría de las complicaciones sobre el montículo, para terminar ganando siete de sus 10 decisiones con la ayuda de una ofensiva consistente.


Ahora les toca a los Elefantes de Cienfuegos enfrentarlo y buscar el éxito para evitar que los Cocodrilos pongan la serie 2-0, a punto del remate.


(Fotos de Pavel Quesada y Noelvis Entenza: Aslam Castellón)

0 vistas0 comentarios

NOTICIAS