• Yirsandy Rodríguez

Yuli Gurriel marca récord histórico entre bateadores cubanos con más dobles en MLB

Actualizado: 2 oct



Por: Yirsandy Rodríguez

No hay dudas de que Yuli Gurriel está terminando la peor temporada de su carrera con los Astros de Houston en las Grandes Ligas.


Después de ganar el título de bateo y el Guante de Oro como inicialista de la Liga Americana a los 37 años, Gurriel ha bajado considerablemente su rendimiento ofensivo y defensivo. Varias de las principales métricas lo demuestran: su BABIP esta campaña ha descendido .073 puntos en comparación con sus registros del año pasado, al igual que la tasa de bases por bolas (4.7 BB%), el porcentaje de batazos contundentes (6.1 Hard-H%) y, lo más desconcertante, el bWAR (4.0).


Por si fuera poco, el DRS (Carreras Salvadas a la Defensiva) de Yuli Gurriel como titular de los Astros de Houston en primera base, también ha caído peligrosamente de +5 en 2021 a -2 este año. Aun así, los Astros han podido liderar su División y se han ganado la titularidad como el principal equipo “sembrado” para los playoffs.


Ese es un gran logro en el que Gurriel ha contribuido, aunque su aporte ha sido menor en comparación con las proyecciones generadas por su gran temporada el año pasado. De hecho, el rendimiento de Yuli Gurriel a medida que se acerca la postemporada no muestra signos de recuperación en el plato:


—Últimos 14 días: .194/.216/.250/.466

—Últimos 28 días: .235/.244/.318/.562


Entre esas pobres líneas ofensivas que revelan el descendente estado de forma actual del swing de Yuli Gurriel en cuanto a producción, la gran esperanza sigue siendo su capacidad para conectarle a los lanzadores zurdos. Antes de la noche del sábado, Gurriel lucía .741 OPS vs. lanzadores zurdos (LHP), promedio que supera la media de MLB (.715), y sus grandes problemas se concentraban sobre todo en su pobre OPS de .603 vs. derechos (RHP).


Con ese mismo ritmo, Yuli Gurriel continuó su producción más sobresaliente en esta temporada, devorando un cambio de velocidad del abridor de los Rays, el zurdo Shane McClanahan. En cuenta de 0-2, McClanahan repitió un segundo changeup consecutivo en la secuencia de picheos, y Yuli conectó su 40mo doble del año.


La conexión de línea hacia el centro del campo en Minute Maid Park no solo le dio la oportunidad a los Astros de abrir el marcador con dos outs en el final del segundo inning ante los Rays: también le permitió hacer historia a Yuli Gurriel, quien se convirtió en solo el segundo bateador cubano con al menos tres temporadas produciendo 40 o más dobles en Grandes Ligas.


Bateadores cubanos que han registrado más temporadas con al menos 40 dobles:

—Con múltiples temporadas (al menos tres):

1) Rafael Palmeiro, 4 (1988, 1991, 1993 y 1996)

2) Yuli Gurriel, 3 (2017, 2019 y 2022)


—Con múltiples temporadas (al menos dos):

3) Kendrys Morales, 2 (2009-2015)

4) Tony Oliva, 2 (1964-1965)


—Con una sola temporada:

5) Randy Arozarena, 1 (2022)

6) José Abreu, 1 (2017)

7) Yoenis Céspedes, 1 (2015)

8) Zoilo Versalles, 1 (1965)


Una vez más, Rafael Palmeiro está encabezando titulares entre los bateadores cubanos. Sus cuatro temporadas con al menos 40 dobles fueron entre sus 23 y 31 años: 1988 (41), 1991 (lideró MLB con 49), 1993 (40) y 1996 (40). Curiosamente, en los años donde Palmeiro acumuló exactamente 40 dobles, 1993 y 1996, pasó por largas sequías durante septiembre. Y este es el dato más sorprendente: ambas rachas comenzaron en días 10.


En 1993, Palmeiro vio extenderse a 76 apariciones al plato su seguidilla sin producir un doble entre el 10 y el 28 de septiembre. Tres años después, en 1996, la racha llegó hasta 69, entre el 10 y el 25. Por su parte, Yuli Gurriel ha sido consistente conectando dobles, pero no ha logrado una alta producción porque el 75% (30 de 40) han llegado sin corredores en bases.


El doble al center de este sábado fue el onceno que golpea Yuli Gurriel contra cambios de velocidad. A pesar de que acumula 22 dobles ante lanzamientos de pícheres diestros en esta campaña, el matchup frente a zurdos ha sido doblemente productivo: