• Yirsandy Rodríguez

“Concentración y atacar la zona fue decisivo”: La joya de pitcheo de Brayan Chi fuerza el Juego 5


SANCTI SPÍRITUS — Después de lanzar sus pitcheos de calentamiento, Brayan Chi, el abridor de los Industriales, estaba sentado mirando fijamente hacia el dugout de los Alazanes de Granma. “Estoy listo”, dijo Chi cuando le preguntaron sobre cómo se sentía al regresar del bullpen, minutos antes de lanzar la apertura más grande de su carrera en Serie Nacionales.


Cuando subió a la lomita este lunes por la tarde, Chi, de 21 años, enfrentaba por segunda vez el reto de lanzar un juego de eliminación en playoffs. Con la experiencia de 6.1 innings y apenas una carrera limpia permitida ante los Toros de Camagüey en el Juego 3 de la Semifinal el año pasado, Brayan estaba enfocado en la victoria.


Varios cambios en el lineup buscaron reforzar una tanta que entró al Juego 4 sin anotar carreras en las últimas 18 entradas.


Sin embargo, ese no era el único desafío de los Azules, quienes tenían delante al veterano zurdo Leandro Martínez, invencible ante los Leones en las últimas ocho campañas. Obviamente, en un día donde los Alazanes buscarían su clasificación, los Leones necesitaban producir para apoyar otra vez las actuaciones del pitcheo abridor.



En el primer tercio del juego, un jonrón de Lisbán Correa por el rightfield, abrió el marcador 1-0 a favor de Industriales en el inning de apertura. Pero, en el inicio del tercer capítulo, la velocidad de Raico Santos —pegó sencillo y luego se robó tercera— construyó una carrera producida por cañonazo al left de Alfredo Despaigne. Acto seguido, Guillermo Avilés falló con un elevado para el tercer out, dejando la posible carrera de la ventaja en circulación.


Como de costumbre, Brayan no ofreció expresiones corporales que pudiesen delatar su ansiedad, la presión de dominar el momento o si estaba conforme con el resultado de su plan. Sin embargo, cuando Andrés Hernández pegó un doble bestial que remolcó a Alberto Calderón desde primera base en el final del cuarto inning, Brayan Chi se adueñó del box y demostró que esa ventaja de 2-1 habría sido suficiente: Con 92 pitcheos en siete entradas, limitó a una carrera y sólo cinco hits permitidos al lineup de los Alazanes de Granma.


“Concentración”, fue la palabra principal que eligió Brayan para definir cómo pudo dominar a los Alazanes. “Siempre tuve confianza en que podía hacer el trabajo, y mi pensamiento arriba del box no cambió. Me tracé la meta de atacar al bateador de varias formas posibles, y nunca dejarlo anticiparse ni darle una mínima oportunidad”.


De los cinco hits que admitió Chi, tres fueron producidos por el centerfielder Raico Santos, y el otro fue el sencillo remolcador de Despaigne. “Creo que me voy sintiendo mejor con mi swing, pero Brayan estaba en una excelente tarde”, comentó Raico Santos en la práctica de bateo después del juego.


Apartando al dúo de Santos y Despaigne, el resto del lineup le bateó de 20-0 a Brayan Chi. En varios turnos al bate, los Alazanes intentaron buscar el cambio de velocidad de Brayan, pero se sorprendieron con una bola rápida que subió hasta las 92-93 mph.


“Sí, a veces están esperando mi cambio de velocidad”, dijo Chi sobre la estrategia de sus oponentes a nivel nacional. “Eso fue una de las cosas por las que todos los equipo se han preparado cada vez que lanzo, buscando el cambio de velocidad en cualquier conteo. Por eso preparé muy bien todos los lances y logré emparejarlos todos para así hacer más contraste y variación, la parte más importante del plan que buscábamos contra Granma”.


A diferencia del Juego 1 donde Brayan Chi no recibió mucho apoyo ofensivo, esta vez los Azules se soltaron a batear. Explotaron al zurdo Leandro Martínez en el final del cuarto inning, anotándole cuatro limpias, para comenzar un rally de cinco carreras que le dio un giro al marcador.


Dobles de Wilfredo Aroche, Juan Carlos Torriente —de regreso al lineup titular— y Dayron Blanco encabezaron la producción, completada por par de sencillos de Alberto Calderón y Andrés Hernández.



El bullpen de los Alazanes no pudo contener a los Azules, y otro rally de tres rayitas abrió el score 10-1 en el final del “lucky seven”. Todos los titulares utilizados por Guillermo Carmona registraron al menos un hit entre los 15 imparables de la ofensiva de Industriales.


Después de ese productivo cuarto capítulo donde los Leones pusieron el match 7-1, a Brayan Chi le llenaron las bases luego de dos outs. “Sí, perdí un poco el centro de atención”, dijo Chi sobre su desliz en el control cuando lanzó dos bases por bolas consecutivas en el inicio del quinto. “Tras el descanso en ese largo inning del equipo a la ofensiva perdí un poco el ritmo de pitcheo, pero gracias al enfoque pude volver a mi zona de confort, y eso fue lo que me ayudó a salir de esa complicada situación”.


Dos episodios más tarde, Brayan realizó el ajuste y remató a los Alazanes con par de strikeouts —a Carlos Benítez y al cátcher Iván Prieto— para cerrar la apertura más grande de su carrera.



En resumen, la tanda baja le bateó de 15-1, dejándolos sin poder descifrar su mezcla de bola rápida, changeup y slider. ¿Tendencia común? Sí, probablemente no sabías que… ¡Brayan no suele perdonar a los bateadores ubicados en la tanda baja del lineup!:


1s bates: .296/.406/.333

2s bates: .240/.333/.240

3s bates: .276/.300/.310

4s bates: .080/.207/.240

5s bates: .360/.407/.520

6s bates: .250/.333/.417

7s bates: .238/.385/.333

8s bates: .190/.190/.238

9s bates: .200/.238/.200


¡Impresionante dominio! A excepción del match ante los quintos bates, puedes decir que el breaking de Brayan Chi ha vuelto a ser sensacional.


En dos aperturas bajo la presión de la postemporada, 13 innings, 11 hits (10 sencillos y un doble), ocho ponches, cinco bases por bolas, efectividad de 2.77 y .229 de promedio oponente, ilustran la grandeza que ha logrado a sus 21 años.


Los cambios funcionaron: ¡Y se rompió la racha!

Para Carmona, el resultado de los cambios en el lineup fue crucial. El cambio de Andrés Hernández al segundo turno para aprovechar la disciplina en el plato que ha exhibo durante toda la campaña, fue otro de los movimientos claves para el éxito: Andrés se embasó cuatro de sus cinco apariciones en home. Pero, si de team-work se trata, se notó la reacción ofensiva: El intermedista Juan Carlos Torriente regresó de 5-2 con doble y remolcada —incluyendo el hit número 999 en Series Nacionales—, Oscar Valdés produjo de 5-2 y Dayron Blanco de 4-1 (2B, RBI). Wilfredo Aroche, movido al leftfield, sacudió el madero de 4-2 con doble y par de anotadas.



Bienvenidos al juego 5

Los Alazanes le marcaron dos carreras a Yandy Molina, pero Andy Rodríguez colgó el cero del noveno. El día que pudo haber sido decisivo para rematar, los dirigidos por Carlos Martí no pudieron desatar su ofensiva.


En una serie con total dominio del pitcheo, los Azules encabezaron el primer marcador en el que la ofensiva se desborda. Sin embargo, todo apunta a que el duelo del Juego 5 entre Lázaro Blanco y Maikel Taylor vuelva a ser controlado por los lanzadores.


Para manejar su bullpen, Granma contará con Kelbis Rodríguez como principal figura y, tal vez, como aseguró el manager Carlos Martí, Leandro Martínez —gastó 40 pitcheos— podría lanzar de relevo si es necesario. Mientras, Industriales aún tiene listos a Andy Rodríguez, Juan Xavier Peñalver e, incluso, Héctor Ponce y José Pablo Cuesta, quienes aún no han debutado en esta postemporada.


Con los Alazanes trabajando para 3.25 ERA y el staff de los Leones luciendo un sorprendente 3.50, el bateo oportuno y la defensa serán factores cada vez más determinantes para ganar el decisivo Juego 5.


¿Quién se llevará el boleto a la semifinal? En pocas horas lo sabremos, cuando regresen las emociones del… ¡béisbol!


(Foto de cabecera de Brian Chi: Oscar Alfonso/ Foto de Industriales vs Granma: Oscar Alfonso)

13 vistas1 comentario

NOTICIAS