• Yirsandy Rodríguez

El “team work”: La gran fórmula en el éxito de los Alazanes

Actualizado: 29 ene


Foto: Radio Bayamo

Hay tres fortalezas fundamentales que resaltan el poderío de los Alazanes durante las últimas cinco Series Nacionales: El nivel de entrega, la cohesión del equipo y su competitividad.


Obviamente, ninguna de estas ventajas con que cuenta el team dirigido por el experimentado manager Carlos Martí, podemos medirlas a través de las estadísticas, pero el resultado del equipo se ha encargado de demostrarlas. Además de sus tres títulos durante el reciente lustro, los Alazanes se han mantenido en la élite:


Lapsos de temporadas combinadas

  • Últimos dos años: 85-52, 62.0% de victorias (Líderes en la liga).

  • Últimos tres años: 103-77, 57.2% de victorias (Segundos, detrás de Sancti Spíritus).

  • Últimos cinco años: 261-165, 61.3% de victorias (Terceros, detrás de Matanzas y Las Tunas).

Esa actuación y el admirable team work que llevó a los Alazanes hasta la cúspide del béisbol cubano en 2021, demuestran que incluso sin “refuerzos” tienen potencial suficiente para volver a los playoffs en busca de mantener la supremacía. Tras una derrota por 4-3 el pasado domingo en el juego inaugural de esta 61 Serie Nacional del béisbol cubano contra los Cocodrilos de Matanzas, los actuales campeones nacionales barrieron a los Indios de Guantánamo.


Foto: Radio Bayamo

Con marcadores de 6-2 y par de nocauts 11-1 y 14-1 entre martes y jueves, Granma trituró sin contratiempos al team guantanamero dirigido por Agustín Lescaille. Es cierto que fue sólo la primera sub-serie del año y ante el peor equipo de la pasada campaña, pero los Alazanes simplemente hicieron su trabajo: No fallar contra oponentes de bajo nivel, y comenzar a tomar el ritmo para una exigente temporada de 75 partidos. De hecho, durante los últimos tres años, Granma le ha ganado 12 de 14 desafíos a Guantánamo, mejorando a 10-1 el resultado desde la 59 Serie hasta la actualidad.


A excepción de Iván Prieto (.333) y Guillermo García (.200), todos los bateadores que ha sido titulares en al menos dos partidos durante este inicio de campaña, están promediando por encima de .350 OBP.


Los bateadores de la tanda de “2-3-4”, Osvaldo Abreu (6), Raico Santos (6) y Guillermo Avilés (5), se han combinado para anotar la mitad (17) de las carreras del equipo (34), y de remolcar compañeros se han encargado sobre todo Carlos Benítez y Lázaro Cedeño, dupla que ha producido el 57.6% de los corredores impulsados desde posición anotadora (15 de 26).


Los Alazanes han cometido cuatro errores y fildean para bajo promedio de .972, razonable con tan solo 143 lances del equipo, pero un punto a su favor es que una sola pifia costó carrera.


A partir de este sábado en el estadio Latinoamericano, la dominante rotación de lanzadores que dejó promedió 1.92 ERA y 1.39 WHIP contra los Indios, tendrá un reto más exigente al enfrentarse contra los Leones de la Capital. El staff granmense abrirá la sub-serie de fin de semana enviando a César García al montículo, y es casi oficial que a otro diestro, Yoel Mojena, le entreguen la pelota para completar el domingo la sub-serie de dos partidos.


De manera general, el diferencial de (+26) exhibido por los Alazanes, producto de 34 carreras anotadas y sólo ocho permitidas contra los Indios de Guantánamo, fue un gran debut que la fanaticada granmense disfrutó a plenitud tras el regreso al estadio Mártires de Barbados.


La temporada apenas comienza, pero desde el inicio ya hay que contar con los Alazanes.