top of page

Japón cierra histórico tercer campeonato con triunfo de 3-2 sobre USA. Ohtani el Jugador Más Valioso

Japón se reafirma como el elenco número uno del mundo uniendo a su título del Premier12 en el 2019, los títulos olímpico (2021) y del Clásico Mundial (2023)



MIAMI - Shohei Ohtani se encargó de cerrar por Samurái Japón, terminó ponchando a su compañero Mike Trout y Japón cumplió su promesa de gran favorito, para vencer 3-2 a Team USA y alcanzar el título del Clásico Mundial 2023, en choque jugado en el loanDepot Park de la ciudad de Miami ante un estadio completamente vendido y que reunió a 36,098 aficionados.

El título resulta el tercero para el gigante asiático del béisbol, que también triunfó en los torneos de 2006 y 2009. Japón es el único elenco en Clásicos Mundiales que ha llegado a todas las semifinales.



Y para cerrar un tercer e histórico triunfo, nada mejor que Shohei Ohtani, la gran figura desde el montículo o la caja de bateo, que terminó el torneo con ponche sobre su compañero de equipo en las Grandes Ligas, Mike Trout, y saltó de júbilo mientras sus compañeros corrían hacia el montículo para celebrar que Japón terminara triunfando 3-2 sobre el equipo norteamericano.



Pero hasta en el mismo noveno episodio hubo drama. Como era anticipado, se esperaba la presencia de Yu Dravish y Ohtani en los finales del juego y cuando el gigantón derecho calentaba en el bullpen durante la octava entrada, ya todos esperaban el enfrentamiento ante su compañero Trout.


Pero ese noveno episodio Ohtani lo inició regalando boleto a Jeff McNeil, quien había reemplazado a Tim Anderson en el juego, luego de llevarlo a cuenta completa. Las tribunas se enardecieron con la posibilidad de una extensión del choque, pero rápidamente el lead off norteño, Mookie Betts, sería dominando en un rodado para double play que calló el estadio y dejó la mesa lista para el enfrentamiento ante Trout.


Pero no era la noche del propio Trout ni Team USA. El jardinero central terminó con tres de los ocho ponches de su elenco en el juego, ante un pitcheo de altísima calidad de los japoneses que impuso récord para el torneo con 75 ponches y sobre el cual resulta simplemente difícil hacer los ajustes en tan corto tiempo.



Como elenco, Team USA terminaba de 7-0 con corredores en posición anotadora, dejando nueve hombres en base que resultarían costosos al final.


"He visto los triunfos de Japón y solo quería formar parte de estos", dijo Ohtani después del juego. "Realmente aprecio que pude tener la gran experiencia. Espero que la próxima generación se pueda inspirar en triunfos como estos”, señaló. A la pregunta si formaría parte de un elenco de Japón en la próxima edición de este torneo – confirmado para el 2026 - Ohtani enfático dijo “Por supuesto, claro que me gustaría.”


Para Japón no solo fue su tercer triunfo de estos torneos, confirmándolo como el elenco nacional número uno del mundo, sino también el conjunto se convirtió en solo el segundo en ganar el evento invicto, 7-0, tras el elenco de República Dominicana que logró marca de 8-0 en el complicado formato de la edición 2013 del Clásico Mundial. Con su victoria, Japón ahora posee el mejor récord en Clásicos Mundiales, una marca de 30-8 que resulta impresionante.


Al final, Ohtani sería designado el Jugador Más Valioso del torneo, tras una doble labor ofensiva y desde el montículo, que lo colocan como uno de los mejores jugadores de la historia. Para Ohtani el premio individual es por supuesto de gran alegría, sin embargo, este señaló “Pude obtener el MVP, pero esto realmente demuestra que el béisbol japonés puede vencer a cualquier equipo del mundo."



El choque inició con el todavía bate caliente de Trea Turner, quien en el segundo episodio golpeó una recta a 92 mph del abridor zurdo Shota Imanaga, para dar una temprana ventaja a Team USA de 1-0. Sería este el quinto cuadrangular de Turner en el torneo - y tercer choque consecutivo logrando un cuadrangular -, igualando la marca para el evento en poder del coreano Seung Yuop Lee desde el 2006 y ampliando el récord para Team USA.



Pero Japón respondería al momento, cuando en la parte baja de ese episodio el gran jonronero, Munetaka Murakami, golpearía el primer lanzamiento del abridor norteamericano Merrill Kelly, una recta a 92.4 mph, para un cuadrangular que entró rapidísimo en las gradas del right-center y caminaba .432 pies, para producir la igualada.



En la misma entrada Japón llenaría las bases, por dos indiscutibles y un boleto, y ante el nuevo lanzador, Aaron Loup, Lars Nootbaar cedería un rodado a la inicial que sería suficiente para que Kazuma Okamoto anotara desde tercera la de la ventaja.


En el cuarto inning los japoneses extenderían su ventaja, por otro cuadrangular en solitario del propio Okamoto, este ante el relevista Kyle Freeland, para un 3-1 que, al final, resultó definitorio.



Pese a ser dominado en casi toda la noche y recibiendo cinco ceros desde el jonrón de Turner en el segundo episodio, Team USA puso presión en el marcador en el octavo, cuando Yu Darvish salió a trabajar como relevista y aceptó cuadrangular del primer bateador que enfrentó, Kyle Schwarber, para acercar a Team USA 3-2.


Pero sería lo último que el elenco norteamericano lograría ante el pitcheo japonés.


Team USA había perdido preciosas oportunidades en la tercera, quinta y séptima entradas, cuando sus grandes bates le fallaron a la hora buena. En el tercero, tras dos outs, Nolan Arenado y Schwarber entraron en circulación por boletos, pero Turner terminó ponchándose para eliminar la amenaza.



En el quinto, Mookie Betts lo inició apuntándose sencillo, pero Trout y Paul Goldschmidt se tomaron ponches consecutivos y, tras el sencillo de Nolan Arenado para mover a Betts a segunda, Schwarber terminó elevando al jardín central precipitado en un conteo de tres bolas sin strikes. En el séptimo, ante el nuevo relevista Taisei Ota, McNeill recibió boleto y Betts golpeó sencillo al izquierdo iniciando entrada, pero Trout – en una noche horrible para él – cedió el primer out en línea al derecho mientras Goldschmidt cerraba la entrada cediendo rodado para double play.


Japón inició su andar en este torneo como parte del Grupo B que jugó en Tokyo, Japón, y obtuvo victorias de 8-1 sobre China, 13-4 sobre Corea del Sur, 10-2 sobre la República Checa y 7-1 ante Australia, para avanzar como cabeza de este grupo. En la etapa de cuartos de final dispuso 9-3 de Italia y en uno de los mejores encuentros del torneo, dejó al campo a México, 6-5, en el noveno episodio, en la semifinal, para avanzar a la discusión del título de este martes.



Tras concluido el torneo el elenco Todos Estrellas del mismo fue anunciado. Al premio de Ohtani como el Más Valioso se le entregó el de mejor bateador designado y mejor lanzador, mientras por Cuba tres jugadores integraron el elenco, en el lanzador relevista Luis M. Romero, la tercera base Yoán Moncada y el jardinero izquierdo Randy Arozarena, quien jugó esta vez por México.




(Foto de portada: SAMURAI JAPAN/Koji Watanabe)

Comments


Noticias

bottom of page