• Yirsandy Rodríguez

Yirsandy: ¿Qué tan preocupante ha sido el “slump” inicial de Jorge Soler?


A primera vista, el actual slump del rightfielder de los Royals de Kansas City, el cubano Jorge Soler, exhibe todas las características de un inicio terrible en el plato.


Luego de irse de 4-0 con un ponche contra los Tigres de Detroit este lunes en Comerica Park, los strikeouts (26) de Soler duplican sus hits (13). En sus primeras 81 visitas al plato esta temporada, el talentoso slugger de 29 años está bateando sólo .197/.316/.364 (BA/OPB/SLG), con dos jonrones y ocho remolcadas. Como ves, tales numeritos periféricos exponen las luchas de Soler en este inicio de campaña, mientras los Royals siguen sorprendiendo con marca de 14-7.


Con tantos ponches, la alta tasa de swings y fallos de Soler no sorprende (Whiff: 37.2%), rozando los registros negativos de 2020. Sin embargo, aunque esa avería comienza a preocupar, es justo analizar el impacto de Soler aunque va teniendo este inconsistente inicio. Así pues, si se trata de evaluar el trabajo de su swing, entonces encontraremos varios indicadores sorprendentes. ¿Cuáles son los más significativos? Es cierto que Soler se ha ponchado en el 32% de sus apariciones en home hasta ahora, pero cuando ha golpeado la pelota el efecto de su poder sigue siendo mortal.


En cuanto a la velocidad de salida, Soler está promediando 94.7 mph, según StatCast, con un registro máximo de 113.4 mph y 60.5 en la tasa de batazos contundentes (Hard%). O sea que, mientras Soler ha logrado poner la bola en juego, las tendencias lideradas por su poder se mantienen en la élite. Aquí puedes comparar las velocidades de salida del año pasado y este, cortesía de Baseball-Savant:


PROMEDIO EN LA VELOCIDAD DE SALIDA



En general, los resultados de 2020 (a la izquierda) y lo que va de 2021 (a la derecha) han sido similares: Soler ha castigado varios pitcheos en comandos altos, al centro y bajos en la zona de strike. Y, al final, ¿cuál ha sido el resultado?: En al menos cinco lugares dentro de las nueve zonas de strike, Soler ha promediado una velocidad de salida por encima de 95 mph.


Entonces, ¿dónde han estado las grandes diferencia? ¿Será que habrá disminuido su frecuencia de contacto? Veamos, a través del prisma de FanGraphs:


PORCENTAJE DE CONTACTO



(Fuente: FanGraphs.)


Centrándonos en las nueve zonas de strike ilustradas aquí, el deceso de Soler ha sido mínimo: En esta temporada tiene +4 (zonas donde acumula un porcentaje de contacto superior al de 2020) en comparación con el +5 del año pasado. Las ventajas, como puedes ver, se encuentran en dos zonas bajas y afuera (74% y 50%), y un punto sobre lo alto y afuera (86%). Así que, básicamente, el contacto no ha sido el gran problema de Soler en medio de su actual slump.


Ahora, nuestro siguiente paso será clave, y la ayuda de la tecnología nos guiará finalmente para intentar respondernos las dudas sobre la inconsistencia de Soler: Sí, y el xSLG o slugging esperado, una de las interesantes métricas de StatCast, nos conducirá hasta la raíz del problema:


Sluggings & Expectativa de Sluggings

2017—.258 vs .315

2018—.466 vs .451

2019—.569 vs .586

2020—.443 vs .486

2021—.364 vs .493


A simple vista, se pueden notar las diferencias entre los sluggings tradicionales y las expectativas de acuerdo a la calidad de las conexiones de Soler y, obviamente, la capacidad de cada formación defensiva que enfrentó. En 2017, cuando Soler llegó a Kansas City proveniente de los Cubs de Chicago, esa primera diferencia entre xSLG-SLG quedó en +57.


De ahí en adelante, hubo una sola temporada donde las expectativas se fueron por encima del promedio de slugging estándar—el .486 xSLG sobre .443 SLG el año pasado—, hasta que llegó el 2021. Y si ya te adelantaste haciendo el cálculo, debes haber descubierto el considerable margen de 129 puntos (.493 xSLG menos .364 SLG).


¿Qué representa ese valor a nivel de liga? Cuando investigué quiénes eran los únicos bateadores que iniciaron esta semana con promedio de bateo (BA) inferior a .200 (BA) y un slugging (SLG) superior a .350—numeritos similares a los de Soler—, encontré este club:


(Bateadores calificados con un mínimo de 60 PAs hasta los juegos de este lunes)

Glosario: PA: Apariciones en home. BIP: Bolas puestas en juego. BA: Promedio de bateo. SLG: Slugging. xSLG: Slugging esperado. SLG-xSLG: Diferencia entre el SLG y xSLG.


¡Soler era el tercero del ranking antes de irse de 4-0 este lunes contra los Tigres de Detroit! Es cierto que esa diferencia de (-.121) entre su slugging tradicional—resultado de su total de bases recorridas—y el esperado sigue mostrando lo lejos que Soler está de su momento ideal en el plato. Pero, al mismo tiempo, también reflejan tendencias ocultas que como en esta ocasión ‘minimizan’ el verdadero impacto de los bateadores.


Por esa razón, las líneas ofensivas periféricas tradicionales no pueden ser nuestro único patrón de análisis, sobre todo porque existen métricas avanzadas capaces de revelar mucho más con la decisiva ayuda de la tecnología. Entonces, ¿podrá Jorge Soler comenzar su ascenso en el plato? ¿Las notables diferencias entre sus promedios tradicionales y las expectativas generadas serán tendencias que veremos en la actuación del outfielder cubano de los Royals durante toda la temporada regular?


Después de 81 visitas al home en 21 juegos con los Royals este año, el valor a veces “oculto” nos sugiere que Jorge Soler tiene el talento suficiente para imponer su poder en la caja de bateo y calentarse.


Esperemos que esté saludable y pueda hacer los ajustes.


(Foto: Pedro Grifol, Bench coach de los Royals, y Jorge Soler/Duane Burleson GettyImages)

0 vistas0 comentarios

NOTICIAS

ARCHIVO

ETIQUETAS