• Yirsandy Rodríguez

El inigualable Yordan Álvarez


(Foto: Yordan Álvarez/Getty Images)

Yordan Álvarez descargó su swing sobre una slider del relevista de los Marineros de Seattle, Ryan Borucki y, una vez más, se sintió cómo su bate provocaba otra explosión a los confines de Minute Maid Park.


Yordan no estuvo convencido del jonrón hasta que vio caer sin la pelota al jardinero derecho, Taylor Trammell, quien intentó atrapar el cohete expulsado a 94.2 mph. Con Michael Brantley en circulación, los Astros de Houston aseguraron decisiva ventaja de 4-1 en el marcador durante el final del octavo inning, impulsados una vez más por el inigualable poder de Yordan Álvarez. Y, sí, creo que esa ha sido, hasta ahora, la palabra correcta para dar valor al talento del slugger cubano: inigualable.


De cualquier manera, podemos debatir sobre la distinción de “inigualable”, comenzando con tres importantes puntos de inflexión alrededor del gran año que va teniendo Yordan Álvarez:


1. Impacto en Houston

15.2: Ese es un número épico que sacudió anoche las bases de datos en la historia de los Astros, donde ocurrió lo que había sido casi imposible durante más de medio siglo: un bateador con al menos 20.0 HR/PA (jonrones por cada aparición en home) durante sus primeros 283 juegos en MLB. Ese récord, por supuesto, ahora le pertenece a Yordan Álvarez, quien ha bateado 78 HR en 1,187 PA (comparecencias), redondeando ese 15.2 de frecuencia.

2. Impacto entre peloteros cubanos en MLB

Anoche, Yordan vio acción en el juego número 283 de su carrera, y llegó a 78 jonrones. ¿78? ¡Sí, un fenómeno! ¿Quién se acerca a esa marca entre sus compatriotas? Bueno, a lo lejos, el único cubano que aparece con al menos 60 HR es José Dariel Abreu, quien bateó 64 en sus primeros 283 juegos—y 1,221 PA, 34 más que Yordan—con los White Sox de Chicago. ¿Quiénes le siguen?: José Canseco (59), Yoenis Céspedes (53) y Lourdes Gurriel (52).


3. Impacto en los primeros 50 partidos de una temporada con los Astros

Yordan bateó su 17mo jonrón de esta temporada en apenas sus primeros 50 juegos. ¿Quién había logrado tal hazaña en años anteriores? Sólo tres bateadores: George Springer (18 en 2019), Morgan Ensberg (17 en 2006) y Lance Berkman (17 en 2002). ¡Que trío! Sin embargo, y estoy seguro que no va a sorprenderte: ¿sabes quién ha sido el único bateador con al menos dos temporadas asegurando 17 HR & 35 RBI en sus primeros 50 juegos con los Astros? Es tan fácil, ¿verdad? Correcto: ¡Air Yordan! Con el estacazo de anoche a 353-ft por el rightfield en Minute Maid Park, Yordan hizo historia una vez más, igualando su cifra de jonrones en 2019 (17). En aquella temporada de su debut, Yordan marcó un increíble registro de 52 remolcadas, dejando atrás el récord de 47 implantado por Berkman en el lapso de los primeros 50 partidos de 2002.


La historia está escrita, y el calificativo de “inigualable” suena profundamente auténtico. Eso sí, el punto más interesante en la narrativa alrededor de cada swing de Yordan Álvarez, nunca parece quedar en el pasado. Ha sido todo lo contrario. Cuando debutó en 2019, a la oposición le costó bastante tiempo limitar el trabajo de Yordan en el plato, a partir de que comenzaron a tener una idea clara sobre cómo atacarlo.


Y, luego de su impresionante debut*, que lo llevó a ganar el Premio de Novato del Año unánime en la Liga Americana, Yordan ha demostrado madurez, trabajando fuerte sobre la base de sus deficiencias más notables. Después de producir para apenas .228 xBA contra los picheos rompientes en 2019, Yordan se recuperó de sus lesiones en las rodillas y destrozó la mezcla en 2021: su tasa de swings fallidos descendió de 35.0% a 26.9%, y promedió .258 xBA.


*Yordan bateó 27 jonrones, empujó 78 carreras, el 54% de sus hits fueron extra bases y produjo 1.067 OPS.


El año pasado, Yordan fijó un discreto .465 xSLG contra los 400 cambios de velocidad que le tiraron. Bateó apenas cinco jonrones, y cerró el 27.8% de sus turnos ponchándose con los “changeup”. ¿Qué ha sucedido en esta campaña? ¡Air Yordan está reventando los cambios de velocidad!


Básicamente, ha visto 255 changeup menos que en 2021, pero con la misma frecuencia en cuanto al porcentaje de picheos recibidos (17%), y ya acumula seis jonrones, uno más que en la pasada campaña. Aquí puedes apreciar con más claridad cómo está borrando los “hoyos” que había descubierto la oposición:


2021: 27.4 K%, .465 xSLG

2022: 18.6 K%, .875 xSLG

Estadísticas de Baseball-Savant


También está teniendo su mejor inicio de temporada en promedio de bateo esperado contra las tres categorías de lanzamientos:


xBA vs. bolas rápidas: .336

xBA vs. picheos rompientes: .393

xBA vs. picheos fuera de velocidad: .383


Sí, las líneas “predictivas” siempre ofrecerán una mejor definición sobre cómo los bateadores están golpeando la pelota, independientemente de su éxito. De hecho, el impacto de élite exhibido por su swing hasta el momento, va más allá de sus 17 jonrones, cifra que lo coloca como el bateador zurdo con más poder en esta temporada. Si de ofensiva y destrozar picheos de Grandes Ligas se trata, Yordan Álvarez está generando proyecciones a la altura de Aaron Judge, quien lidera la liga con 22 jonrones.


No, no estoy siendo osado con esta última referencia, solo tienes que ver esto:



Cuando Savant Baseball lanzó la métrica de los Percentile Rankings Leaderboard, creo que los amantes del incesable análisis estadístico y sabermétrico, estábamos de plácemes. Como puedes apreciar, Yordan ha sido casi “inigualable” en métricas avanzadas de alto rango. Está en la cima de la escala del 1 al 100 en xwOBA, xBA, xSLG, xISO, y xOBP. No importa si vamos sólo por un 31% de la temporada regular, y esta es la razón: ¿observa qué bateadores de ese ranking aparecen en el Top-10? ¿Cuántos realmente no pertenecen a la élite del juego?


Tal vez, digamos: Willson Contreras. Pero el resto, definitivamente ha sido parte de los grandes bateadores de esta generación. Y ahí está el cubano Yordan Álvarez, demostrando que sólo no se trata de talento. Para brillar al más alto nivel, como una vez dijo el legendario Tony Gwynn: “Puedes tener la habilidad de golpear la pelota o no. Pero también creo que tienes que esforzarte”.


A solo 19 días de cumplir 25 años, Yordan Álvarez posee dos de esas virtudes esenciales que pensaba Tony. Y esa dualidad, lo sigue convirtiendo en un bateador inigualable.