• Yirsandy Rodríguez

III Copa Mundial U-23: Sueño y… realidad

El sueño se terminó: Cuba no podrá discutir el título de la III Copa Mundial U23 de béisbol.


Luego de perder este jueves por 6-1 ante Colombia, el team Cuba dirigido por Eriel Sánchez descendió a marca de 1-3, y permanece en el quinto lugar entre seis equipos clasificados a la Súper Ronda del evento.


A diferencia de las reducidas posibilidades que les queda al plantel cubano para buscar una medalla, Colombia, el 15to país del Ranking mundial de la WBSC, continúa su sorprendente paso en el evento.


Por segundo día consecutivo, el leadoff contrario bateó un jonrón que abrió el marcador contra Cuba: En dos strikes sin bolas, Gustavo Campero agitó una recta alta de Jonathan Carbó, y bateó un jonrón de dos carreras para abrir el score en el inicio del tercer inning, 2-0.




Al final, ese par de rayitas habrían decidido el match ante la ineficiente ofensiva de Cuba. Sin embargo, los colombianos mantuvieron el mismo ritmo de juego que ha sido clave para encabezar la tabla de posiciones con marca de 3-1 en esta Mundial U-23: ¡Atacar sin detenerse!


Después de dos outs en esa misma tercera entrada, sencillos de Andrés Angulo y Leandro Emiliani le dieron paso al quinto bate, Jesús Marriaga, quien agregó un sencillo remolcador que puso la pizarra 3-0.


Antes de esa ventaja inicial, el diestro Luis Gabriel Moreno había dominado a sus primeros seis oponentes con 16 pitcheos en par de innings casi perfectos. Una vez que subió al montículo, el resto de su trabajo fluyó sin grandes contratiempos.


En cinco entradas, sólo tres corredores de Cuba lograron llegar a posición anotadora contra Moreno y ninguno anotó. El inning más complicado fue el cuarto—aunque gozaba de una holgada ventaja de 5-0—, cuando Loidel Chapellí bateó un sencillo al left. Y, acto seguido, Moreno cometió un error en fildeo tras conexión de Guillermo García por la inicial. Sin embargo, con tres pitcheos controló la situación: Geisel Cepeda cedió un rolling que sirvió para forzar a García en la intermedia, y luego Yuddiel González roleteó para double play.


Por Colombia, un doble de Rafael Romero y elevado de sacrificio de Andrés Angulo pusieron el match 5-0 en el cuarto. Y, al inning siguiente, el cátcher Juan Zabala bateó un jonrón solitario que provocó la explosión del abridor de Cuba, Jonathan Carbó.




Carbó cerró su actuación con 4 ¹/₃ innings, seis carreras limpias y nueve hits permitidos—incluyendo un par de jonrones en conteo de dos strikes—. El diestro Marlon Vega, Novato del Año en la pasada 60 Serie Nacional del béisbol cubano, lanzó 2 ⅔ IP sin admitir carreras, la mejor actuación del staff en esta Súper Ronda.


De manera general, tras enfrentar a Venezuela y Colombia en dos jornadas, el pitcheo de Cuba está lanzando para 9.60 ERA y admiten .414 BA (promedio de bateo) de sus rivales. Si escogemos sólo los registros de Brayan Chi, Kelbis Rodríguez (contra Venezuela) y Carbó, esos números ascienden negativamente a .510 BA (49-25), 16.00 ERA (16 carreras limpias permitidas en nueve entradas), con siete ponches, seis boletos y cinco jonrones permitidos.


En el final del sexto, un sencillo de Yuddiel González empujó la única carrera de la ofensiva cubana tras 12 innings a la ofensiva en esta Súper Ronda, donde han dejado a 10 de los 11 corredores que han llegado a posición anotadora. Con 11 sencillos sin la sombra de un extra base, ocho ponches y cuatro rollings para double play, Cuba aún tiene una gran oportunidad: Si vencen a Panamá este viernes en Hermosillo, hay probabilidades de que puedan discutir la medalla de bronce del torneo.


Así es… la meta de ir por el oro se convirtió en una quimera este jueves en esta III Copa Mundial U-23. Una vez más, no pudo ser pero, en sólo siete innings, el destino del team Cuba quizás podría cambiar.


(Foto: WBSC)