• Yirsandy Rodríguez

¿Yuli Gurriel está registrando el mejor rendimiento de su carrera en el mes de junio?

Actualizado: jun 25


No ha sido comparable con aquel impresionante mes de julio de 2019, donde Yuli Gurriel terminó produciendo 12 jonrones, 31 RBIs y asombrosos triples dígitos en promedio (.408), slugging (.847), ISO (.439), wOBA (.520) y 237 wRC+. Sin embargo, este mes de junio va siendo uno de los más consistentes en el historial del inicialista de los Astros de Houston.


Al producir de 4-2 en la noche de este miércoles tras el éxito por 13-0 de los Astros sobre los Orioles de Baltimore, Yuli Gurriel nos recordó su fascinación por aplastar lanzamientos en Camden Yards: Antes de elevar su promedio a .409 (44-18), marcaba línea de .400/.395/.625, con dos jonrones y 7-RBIs, numeritos que encabezan sus filtros en cualquier estadio de MLB donde ha registrado un mínimo de 40 visitas al rectángulo de bateo.


Cuando sacudió un sencillo al left-center en el segundo inning para producir su RBIs número 51 del año, Gurriel se había embasado en 16 de sus 20 juegos este mes—y 34 veces tras 82 apariciones en home—. En siete de esos desafíos, ha conseguido duplicar su cifra de imparables y ahora promedia .377 (69-29), con un nuevo récord personal en bases por bolas (8) sin tomarse más de un ponche por partido. Comparando sus líneas de barra ofensiva antes del juego de este miércoles contra los Orioles, respondemos nuestra principal interrogante: La producción de Yuli Gurriel en los meses de junio ha sido incomparable con su ritmo este año.



Una de las diferencias más notables ha estado en la constancia de su promedio de bateo y el porcentaje de embasado, dos métricas que impulsan ese .949 OPS sin precedentes. Vale señalar también, que en toda su carrera Yuli Gurriel se ha caracterizado por un mejor rendimiento en sus primeras mitades de campaña:


1ras. Mitades: .301/.339/.482/.821


2das. Mitades: .292/.335/.485/.820


Las diferencias no han sido realmente notables, pero las líneas de sus primeras mitades lucen más consistentes.


Volviendo a la comparación en cada mes de junio, es cierto que aún los números actuales de Yuli Gurriel pueden cambiar. Sin embargo, el gran salto de estrategia y enfoque será difícil de romper en pocos partidos. ¿De qué se trata? Sí, probablemente una de las principales claves que ha influido en el éxito de Yuli Gurriel durante esta primera mitad de temporada: Su disciplina en el plato.


Con solo poner un número en contexto podríamos hallar el diferencial que no muestran ninguna de las comparaciones anteriores:


BB%-K%


Junio de 2017: 1.0%, 13.4%

Junio de 2018: 4.1%, 6.1%

Junio de 2019: 5.4%, 7.2%

Junio de 2021: 10.3%, 10.3%


La mejor proporción es, con gran diferencia, la de este año, aun cuando Yuli Gurriel ha registrado ocho boletos e igual número de ponches. Y si nos centramos únicamente en su tasa de base por bolas, el gran ascenso de Gurriel en el plato prácticamente ha duplicado la mejor tasa que había exhibido en su carrera.


Con menos agresividad, que no significa dejar de atacar los pitcheos en la zona de strike, Gurriel ha logrado seguir extendiendo sus ajustes mientras avanza la temporada. En 68 juegos, se ha embasado 112 veces por hit, boleto o dead ball, con 33 partidos de multi-embasado (el 48.5%).


Así pues, sin lugar a dudas, Yuli Gurriel no sólo ha estado disfrutando del mejor mes de junio en su carrera, sino que también va camino a completar una de las primeras mitades de campaña más productivas a sus 37 años.


Sí, ¡estamos listos para ver más historia!

(Yuli Gurriel/GettyImages)

430 vistas0 comentarios

NOTICIAS