• Yirsandy Rodríguez

¿Cómo brillar a los 37 años en MLB?: El talento de Yuli Gurriel define múltiples respuestas


Todavía no ha bateado su primer hit a los 37 años, pero en el estado de forma que se encuentra, será cuestión de tiempo.


En la noche de este martes, el inicialista cubano de los Astros de Houston, Yuli Gurriel, se despidió de los 36 años con su noveno juego de tres o más hits durante 2021. Bateó de 4-3, registró su 42da RBI y ahora se ha embasado 95 veces—por hit, boleto o deadball—en 55 juegos.


Con dos juegos menos, Yuli ha despejado todas las dudas que surgieron tras la inconsistencia de su swing el año pasado:


2020—(57 juegos): .232/.274/.384, -0.1 WAR, 6 HR, 22 RBIs en 211 AB


2021—(55 juegos): .333/.406/.532, 2.0 WAR, 8 HR, 42 RBIs en 201 AB


¡Sí, ahora suma 20 RBIs más en 10 veces al bate menos! Espectacular regreso: ¡Felicitaciones para Yuli Gurriel en sus 37 años!



El rendimiento ofensivo y defensivo de “El Piña Power” ha sido clave para que los Astros (34-26) se mantengan dentro de la batalla por ganar el banderín de la División Oeste de la Liga Americana. Pero, más allá de la emocionante primera mitad de temporada que está protagonizando Yuli Gurriel, sus señales de rendimiento agregan más capítulos a su grandeza como jugador de béisbol: Actualmente, su swing va siendo uno de los más consistentes entre los 21 bateadores calificados que tienen al menos 35 años.


De hecho, si reducimos la lista a los 11 jugadores con al menos 37 años, es fácil apreciar el dominio ofensivo de Yuli Gurriel:



(La tabla no incluye las estadísticas de este martes)




¡Yuli va siendo el veterano de mayor impacto este año! Y como le dijo a Jake Kaplan de The Athletic a inicios de la temporada: “Sentirme bien físicamente ha sido clave”. Para Yuli Gurriel, el desgaste de 2020 pasó a la historia, y este año vino de regreso con más tiempo para prepararse y focalizar las deficiencias de la temporada pasada.


“Debido a la pandemia de la COVID-19, mi tiempo de preparación no fue igual, varias veces me sentía cansado y eso me pasó factura”, reveló Gurriel a través de un traductor.




Hasta ahora, la pérdida de algunas libras no ha sido el único complemento influyente para que el ya tradicional “10” de los Astros esté encabezando titulares en las Grandes Ligas. En gran medida, el cambio a un enfoque de swing menos agresivo y más reflexivo para escoger los pitcheos adecuados en el plato también ha sido definitorio.


Una vez más, varias de las métricas avanzadas nos ayudan a categorizar debidamente el impacto de los principales jugadores en las Grandes Ligas. Y en ese punto, Yuli Gurriel sobresale esta temporada como uno de los inicialistas más completos del juego. Al analizar minuciosamente sus números, podemos encontramos esto: Ha liderado entre los inicialistas de MLB con la tasa más eficiente de contacto en la zona de strike (93.4%) y, al mismo tiempo, luce el menor porcentaje de swing-strikes (5.4%).


En plena era de la analítica, los ya habituales “resultados verdaderos” y la constante oleada de talentosos prospectos que buscan establecerse en MLB, Gurriel no solo ha sido capaz de desafiar el tiempo en una admirable carrera de longevidad: También ha sabido esquivar la aparición de signos que, en algún momento, ineludiblemente derivarán en regresiones.


Eso sí, al menos en estas primeras 234 apariciones en home, Yuli Gurriel ha demostrado la predominante habilidad de su swing con un valor en total extinción: Suma 46 hits (67) por encima de sus ponches (21), una categoría liderada por Adam Frazier (49) de los Piratas de Pittsburg.




Asumiendo responsabilidades en el lineup de los Astros, buena parte de los destellos de poder de Gurriel han sido decisivos. Y, mientras el mayor éxito parece concentrarse en su baja tasa de strikeouts (9.2 K%, la tercera más estable en MLB), no deberíamos olvidar que Yuli Gurriel lidera entre los inicialistas con 20 OOZ (Outs fuera de la zona, según FanGraphs).


Con esas positivas señales de impacto y si se mantiene saludable, es probable que Yuli complete uno de los mejores años de su carrera. Incluso, sus actuales proyecciones indican que podría encaminarse rumbo a su segunda campaña con al menos 100 RBIs en Grandes Ligas. Su récord personal fue de 104 RBIs en 2019, temporada donde registró 4.0.


Según Baseball-Reference, el WAR actual de Yuli Gurriel está en 2.0, equivalente al 50% de su marca hace dos años. Ese valor agregado nos adelanta que, si el enfoque ofensivo renovado de Yuli predomina contra los ajustes de la oposición, el productivo ritmo de su swing podría mantenerse.


La oportunidad de remolcar carreras no debe ser un problema bateando en el centro del lineup de los Astros de Houston y, como es de esperar, su experiencia siempre juega un papel decisivo para enfrentar otra desafiante temporada de 162 juegos.


¡Competir!


Esa es la clave por muy difícil que parezca cada desafío. Y, cuando se impone el talento—incluso ante el implacable paso del tiempo—, hay jugadores especiales que logran brillar al más alto nivel del béisbol: Yuli Gurriel ha sido uno de ellos.


(Foto: Yuli Gurriel/GettyImages)

310 vistas0 comentarios

NOTICIAS