• Yirsandy Rodríguez

Yuli Gurriel sigue impactando como el principal remolcador de los Astros de Houston


El sorprendente cambio de mano para llegar safe a segunda y burlar el guante del intermedista de los A’s, Jed Lowrie, probablemente haya sido la muestra de habilidad menos valorada del cubano Yuli Gurriel en la noche de este miércoles.



Aunque la destreza de Yuli lo ayudó para registrar su 15to doble, cifra que lidera en la Liga Americana, el gran show de la noche fue el cierre bateando de 5-4, con par de dobles y 4-RBIs en el éxito 8-1 de los Astros sobre los Atléticos de Oakland.



Sí, ¡Yuli sigue encendido! Las 4-RBIs marcaron su onceno match con al menos 2-RBIs este año, y las 20 que acumula este mes lideran las Grandes Ligas. Además, sus cuatro cañonazos derivaron en su 14to partido de multi-hits y el 21ro donde se embasa en más de una ocasión por al menos hit, bases por bolas o dead ball en esta esta temporada.


“Yuli fue increíble esta noche”, dijo el manager de los Astros de Houston, Dusty Baker. “Ha sido increíble todo el año, ha estado impulsando carreras importantes una y otra vez”.


Gurriel lidera el ataque de los Astros con sus 36 RBIs en 41 juegos, y también en OBP (.408), OPS (.984), dobles (15) y hits (51), mientras va segundo en slugging (.576) y promedio de bateo (.338), ambas categorías encabezadas por su compatriota, el cubano Yordan Álvarez (.343 y .586, respectivamente). Sin embargo, más allá del contexto colectivo dentro de los Astros de Houston (25-18), quienes se pusieron este miércoles a 0.5 juegos de los Atléticos de Oakland (26-18), líderes de la División Oeste de la Liga Americana, la grandeza de Gurriel ha estado en su impacto dentro de toda la liga.


Incluso, más allá de ese enfoque, es interesante ver cómo a punto de cumplir 37 años el próximo 9 de junio, Yuli Gurriel parece ir en pleno ascenso. Por vez primera en su carrera, ha producido un OBP superior a .400, sobresaliendo entre el reducido grupo calificado de apenas diez bateadores con más bases por bolas acumuladas que sus strikeouts.



Ese ha sido un valor agregado que está trayendo Yuli Gurriel este año, intentando ajustar un nuevo enfoque más selectivo en el plato. Hasta ahora, los resultados que está logrando han sido claves para el éxito de los Astros de Houston, y una vez más están demostrando la capacidad y el talento de Yuli Gurriel como “bateador de clutch”.


“Me siento mucho mejor físicamente en comparación con donde estaba el año pasado”, dijo Gurriel a inicios de abril, cuando bateó para promedio de .344, con cuatro jonrones y 16 RBIs en 25 juegos. “La mayor diferencia es que tengo la capacidad y el tiempo para entrenar físicamente, lo que no tuve el año pasado debido a la pandemia. Básicamente, dos semanas después de que terminara la temporada, comencé mi entrenamiento físico esta temporada baja. Tuve mucho tiempo para prepararme físicamente”.


Este rendimiento es el que muestran los principales bateadores calificados con al menos 300 apariciones en home, cuando han encontrado corredores en posición anotadora desde 2017 a la fecha:


Stats: Baseball-Reference


¿Sorprendido? ¡Hay grandes bateadores ahí!


El primer requisito de la lista, como ves, tratándose de la mayor cantidad de RBIs en situación de RISP, es haber jugado de forma consistente durante estas últimas cinco temporadas. Ese acápite asegura la presencia de los bateadores regulares que han sido capaces de liderar cada año entre los mejores empujadores con corredores en posición anotadora. “Pito” Abreu encabeza la lista, siendo además el primero de cuatro inicialistas en el Top-10, además de Yuli Gurriel, Freddie Freeman y Eric Hosmer.


Obviamente, aún estamos terminando el segundo mes de la temporada y queda mucho camino por recorrer, pero algunas de las muestras acumuladas por Yuli Gurriel van siendo reveladoras. Entre varias métricas, aun parece que estas dos podrían mantenerse a un alto nivel si Yuli mantiene su disciplina en el plato: El porcentaje de Hard (conexiones contundentes), que hasta ahora marca un récord personal de 44.6%, y las tasas de strikeouts y bases por bolas, con 11.2 K% y 11.8 BB%.


Sí, de cualquier manera es razonable: A medida que se acumulan las apariciones en home, usualmente los bateadores pueden ajustar sus tasas de contacto si no atraviesan continuos slumps. En el caso de Gurriel, si consigue mantener la disciplina en el plato, parece difícil que su tasa de bases por bolas regrese al rango entre 3.6% (mínimo) o 5.2% (medio) de su carrera.


Tampoco deberíamos obviar la posibilidad de que Yuli se mantenga o, incluso, pueda superar alguna de las tasas de contacto más altas de su carrera.


Indudablemente, los escépticos dirán que, entrando a los 37 años, Yuli Gurriel está en edad de regresiones y no exactamente siguiendo la línea que conduce a más impacto de sus habilidades. Ese argumento nunca estará fuera de la conversación cuando hablamos de progresiones a los 37 años, pero si se mantiene sano, Yuli Gurriel podría seguir sorprendiendo con su swing de élite y un enfoque menos agresivo.


Después de una terrible campaña el año pasado, amenazada por la COVID-19 y el desenlace del escandaloso “robo de señas” llevado a cabo por los Astros de Houston, la actual temporada es otra prueba de fuego para Gurriel. Y al mismo tiempo, parece trascender como el gran momento donde el inicialista cubano necesitará demostrar que puede mantenerse al nivel de los titulares en el gran escenario mundial del béisbol.


Hasta ahora, su irrupción ha sido emocionante y está superando las expectativas, pero aún queda un largo camino en 2021, donde Yuli Gurriel parece estar listo para liderar el ataque de los Astros de Houston.


(Foto de Yuli Gurriel: Twitter, Astros de Houston)

5 vistas0 comentarios

NOTICIAS

ARCHIVO

ETIQUETAS