• Yirsandy Rodríguez

¿Qué tan improbable ha sido derribar a Aroldis Chapman?

Actualizado: jun 12


No necesitamos estar a pocos metros del plato para sentir los múltiples efectos que provoca la presencia de Aroldis Chapman listo para arrojar fuego desde el montículo.


Desde que debutó en las Grandes Ligas el “Misil Cubano”, varios bateadores han expresado lo impactante que es enfrentar a un lanzador capaz de disparar una bola rápida a más de 100 mph, con un efecto de quiebre indescifrables partiendo el plato. Hay tantos números que demuestran el inigualable dominio de Chapman, pero este es uno de mis favoritos: 587 juegos relevados en Grandes Ligas con el de este jueves ante los Twins de Minnesota, y… escuchen atentamente: Ha registrado 191 actuaciones con tres bateadores retirados en fila.


¡Uno, dos y tres! ¡Impresionante! Pero ahí no termina todo. ¡No! Toma nota: En 182 de ellas (¡el 95.2%!), Chapman ha logrado ponchar por lo menos a un bateador. ¡Parece absurdo!, ¿verdad? Y ahora sí terminamos: ¡41 de esas 182 oportunidades han pasado a la historia con tres strikeouts!


Sí, los números y la consistencia no tienen comparación. Así que, cuando vemos a algún jugador sacudir con su swing los pitcheos de Chapman, usualmente se siente raro. Sin embargo, también sabemos que la perfección es imposible, y sus repetidos deslices en postemporada lo demuestran. Entonces, la pregunta se impone una vez más: ¿Qué tan improbable ha sido derribar a Aroldis Chapman?


R/: Antes del relevo No. 587 de su carrera este jueves por la noche en Target Field, el historial de dominio de “Chappy” no sugería ejemplos alarmantes, hasta que los Twins de Minnesota vinieron al ataque.


Nueve pitcheos después, estaba sucediendo literalmente ‘lo nunca visto’: 0 IP, 4 AB, 4 H, 4 R, 4 ER, 2 HR vs. Aroldis Chapman.



Este fue el play-by-play histórico, según StatCast:


1B-7L): Sencillo al left de Jorge Polanco que recorrió 183-ft, con una velocidad de salida de 109.9 mph.


HR-78F): Jonrón por el left-center de Josh Donaldson que recorrió 438-ft, con una velocidad de salida de 110.3 mph.


1B-78L): Sencillo al left-center de Willians Astudillo que recorrió 254-ft, con una velocidad de salida de 99.5 mph.


HR-8F): Jonrón por el centerfield de Nelson Cruz que recorrió 457-ft, con una velocidad de salida de 112.4 mph.


Los cuatro hits promediaron 108.0 mph, recorrieron 1,332-ft y los jonrones un promedio de 448-ft. ¡Pero todo toma aún más valor al saber que esos cañonazos se los batearon a Chapman!



No, no estás en un error. Sucedió. El inning de 4-4 de los Twins fue una hazaña colectiva inédita contra Aroldis Chapman, que solo habían igualado en hits dos equipos antes de este jueves:


-Los Astros de Houston de 7-4 el 7/9/2012

-Los Cachorros de Chicago de 8-4 el 3/5/2013


En los 180 relevos restantes donde Chapman enfrentó al menos a cuatro bateadores, nunca admitió igual número de hits. Pero, además, en solo siete ocasiones terminó su actuación sin sacar outs luego de enfrentar al menos a cuatro oponentes.


La última vez que Chapman permitió dos jonrones en un mismo juego, fue hace casi cinco años (exactamente 1,818 días), el 18 de junio de 2016. ¿Qué? ¿En serio te imaginas qué equipo fue capaz de sacudirlo con un par de bombazos? Bueno, así suele ser la impredecible magia del béisbol: ¡Sí, fueron los Twins de Minnesota jugando en casa!


Aquella tarde en Target Field, los Yankees se fueron delante 7-4 con sencillo de Jacoby Ellsbury y elevado de sacrificio de Brett Gardner contra el relevista de los Twins, Ryan Pressly, en el inicio del noveno inning. Chapman subió a la lomita para cerrar el juego, reemplazando al zurdo Andrew Miller, quien mandó a dibujar en la pizarra el cero del octavo con par de ponches.


¿Qué sucedió entonces? Después de dos outs, par de strikeouts a Robbie Grossman y Byung Ho Park, Eduardo Escobar y Kurt Suzuki (como emergente) consiguieron jonrones el “back-to-back” contra Chapman, para cerrar el score 7-6. Sin embargo, Trevor Plouffe falló en cuenta de 2-2 con rodado a segunda, y el “Misil Cubano” pudo apuntarse su 13er salvamento en aquella temporada de 2016.


Ahora Chapman ha soportado par de jonrones en un relevo sólo tres veces en su carrera, pero aun así, sus números de dominio son impactantes:


-3 juegos relevados donde ha admitido al menos dos jonrones.


-29 juegos relevados donde ha admitido al menos un jonrón.


-¡558 juegos donde nunca ha admitido jonrones!


-¡También acumula 513 juegos con al menos un strikeouts, el 87.3% de sus relevos en MLB!


O sea que, en el 95% de sus 587 juegos relevados, ver a un bateador pegarle jonrón a Chapman ha sido prácticamente ‘improbable’, pero este jueves los Twins de Minnesota nos volvieron a recordar que toda regla tiene su excepción.


Eso, simplemente: ¡Béisbol!


(Foto: Aroldis Chapman/GettyImages)

122 vistas0 comentarios

NOTICIAS