• Yirsandy Rodríguez

¡Estamos viendo al Randy show de los Playoffs! — ¿pero por cuánto tiempo?



Ya sabemos que Randy Arozarena puede brillar dentro y fuera del plato.


Esa capacidad fue verificada, cuando disfrutamos “El show de Randy” durante la postemporada pasada, luciendo cada una de sus habilidades en el escenario más exigente del béisbol de las Grandes Ligas. Sin embargo, sabíamos que enfrentar una temporada de 162 juegos como titular con los Rays de Tampa Bay sería otro complicado reto en su carrera.


Luego de 99 juegos en esta campaña, Randy ha bateado para línea de .268/.344/.458, con 16 jonrones, 52 RBIs y 11 bases robadas. Si bien esos no son números periféricos que superan ampliamente la media de la liga, es importante recordar que Randy ha sido parte de un reducido grupo de bateadores calificados con al menos 15 jonrones, 50 RBIs y 10 bases robadas en esta temporada:


Shohei Ohtani (LAA): 37 HR, 82 RBIs, 15 BR

Fernando Tatis Jr. (SDP): 31 HR, 70 RBIs, 23 BR

Marcus Semien (TOR): 25 HR, 66 RBIs, 10 BR

Ronald Acuña Jr. (ATL): 24 HR, 52 RBIs, 17 BR

José Ramírez (CLE): 24 HR, 65 RBIs, 11 BR

Javier Baez (CHC/NYM): 24 HR, 68 RBIs, 13 BR

Kyle Tucker (HOU): 21 HR, 67 RBIs, 11 BR

Bo Bichette (TOR): 20 HR, 76 RBIs, 17 BR

Chris Taylor (LAD): 17 HR, 60 RBIs, 10 BR

Ozzie Albies (ATL): 17 HR, 70 RBIs, 13 BR

Robbie Grossman (DET): 17 HR, 52 RBIs, 12 BR

Randy Arozarena (TBR): 16 HR, 52 RBIs, 11 BR

Trevor Story (COL): 15 HR, 53 RBIs, 17 BR


Sin dudas, ese es un gran grupo de chicos talentosos, así que ver a Randy a ese nivel es alentador, aunque no pocos esperábamos resultados más impactantes de su talento este año.


Después de sobrepasar la mitad de julio promediando .244/314/.462, con cuatro jonrones y ocho remolcadas, el swing de Randy Arozarena parece haber encontrado un ritmo similar al que alcanzó cuando trituró a los lanzadores de MLB en los Playoffs del año pasado.


Durante sus últimas 61 visitas al plato en los partidos de los Rays desde el 19 de julio pasado, ningún bateador de la Liga Americana ha superado las 251 wRC+ (Carreras Creadas Ponderadas) por Randy. De hecho, si de producción se trata, el outfielder cubano ha fijado las tasas más altas en dos populares métricas que resalta FanGraphs para evaluar el contacto de los bateadores: Su inalcanzable .486 BABIP (Average de Bolas Puestas en Juego) y el porcentaje en jonrones por cada aparición al plato (9.8 HR%).


O sea que, tanto con sus conexiones dentro como fuera del parque, Randy ha regresado al ritmo que lo convirtió en la sensación durante la pasada postemporada, donde implantó récords en hits y jonrones.


Ahora, la pregunta es… ¿Por cuánto tiempo Randy podrá mantener este nuevo impacto en el plato? ¿Será suficiente para que haya reencontrado un nuevo ajuste decisivo?


Obviamente, mientras se acumulan las apariciones en home, es bastante difícil que cualquier bateador mantenga ese nivel de producción de Arozarena. Sin embargo, la clave aquí va más allá de evaluar estas últimas 61 PAs, sobre todo mientras buscamos qué tendencias han provocado tal ascenso.

Entonces, si de swing y bolas puestas en juego se trata, nuestro principal punto de análisis debería centrarse en comparar la actual racha de Randy con sus resultados durante toda la campaña.

Leyenda: O-Swing%: Swings contra bolas fuera de la zona de strike. Z-Swing%: Swings contra bolas dentro de la zona de strike. Swing%: Porcentajes de swings. O-Contact%: Contacto contra bolas fuera de la zona de strike. Z-Contact%: Contacto contra bolas dentro de la zona de strike. Contact%: Porcentaje de contacto general. Zone%: Porcentaje de pitcheos dentro de la zona. F-Strike%: Porcentaje de fouls. SwStr%: Porcentaje de swings-strikes: CStr%: Porcentajes de strikes cantados. CSW%: Porcentajes combinados de strikes cantados, swings strikes y swings sin contacto.

Ahora vamos con algunas tendencias que realmente sorprenden. Aquí tenemos varias tasas para evaluar el swing de Randy. Y, si te fijas en O-Swing% (Tasa de swings contra bolas fuera de la zona), podrás encontrar que incluso en este, su mejor momento en el plato durante todo el 2021, sigue persiguiendo pitcheos fuera de la zona de strike.


Básicamente, su tasa de ponches ha bajado sólo un 0.7%, de 26.9 a 26.2, así que Randy ha sido el mismo bateador propenso a fallar por la vía de los strikes buena parte de sus veces al bate. También está haciendo 6.7% menos swings a pitcheos dentro de la zona (Z-Strike%), pero he aquí el gran cambio: ¡Su swing de contacto contra esos lanzamientos dentro de la zona de strike ha subido un 17.3%!


Esos porcentajes nos acercan a una idea más clara: Randy no ha renunciado a su agresividad, pero está tratando de ser más selectivo, y ese enfoque le ha brindado la posibilidad de fallar menos sus swings—ha bajado un 4.3% su porcentaje de Sw-Strikes.


El otro punto interesante a considerar, ha sido cómo Randy está logrando éxito contra los cambios de velocidad, las curveballs y las sliders, tres de los pitcheos más usados por la oposición para dominarlo.


Velocidades de salida promedio por zonas en 2021




Velocidades de salida promedio por zonas desde el 19 de julio pasado



Las diferencias son fáciles de apreciar: En la racha actual, Arozarena ha producido 100 mph o más golpeando en cuatro de las nueve zonas ilustradas por Brooks-Baseball en esta gráfica—además de tres cuadrantes con 96+ mph (EV) contra pitcheos bajos fuera de la zona—.


¡Bestial!, ¿eh? Ahora analicemos este dato, porque lo más significativo viene aquí: Ese impacto podría haber sido acumulado contra dos o tres pitcheos, pero Arozarena ha conseguido aplastar desde bolas rápidas (.417 BA/4 HRs), hasta sinkers (.375), cambios de velocidad (.400), sliders (.539), curveball (.333/1) y cutters (.286/1).


Ahora ya sabes que cada uno de esos promedios ha estado impulsado por una incesante energía en el swing de Arozarena, capaz de producir explosiones hacia cualquier ángulo del campo con un porcentaje de 17.1% Barrels desde el 19 de julio pasado hasta la noche de este viernes.


Es ineludible reconocerlo: La muestra más reciente se centra en sólo 61 apariciones en home, pero como analizamos aquí, la gran clave está en que Randy Arozarena ha podido probar una alta producción con este nuevo enfoque.


Quizás logre extenderlo buena parte del camino que le resta con los Rays de Tampa Bay, o tal vez no vuelva a disfrutar un lapso así. ¿Qué sucederá? ¡Randy es quien debe darnos la respuesta!


Eso sí, nunca deberíamos dudar de su talento.


(Foto: Randy Arozarena/Rays de Tampa Bay)


200 vistas0 comentarios

NOTICIAS