top of page

La gran temporada de Yandy Díaz podría ser histórica para los Rays

Actualizado: 14 sept 2023

El cubano Yandy Díaz está viviendo su mejor temporada con los Rays, y aún puede agregar otra hazaña para el recuerdo.




Cuando protagonizó el primer jonrón walk-off durante la tarde del pasado sábado contra los Marineros de Seattle en Tropicana Field, el cubano Yandy Díaz no solo reafirmaba su liderazgo como el mejor bateador de clutch de la Liga Americana en esta temporada. Tras registrar su aparición al plato número 535 del año, Yandy, quien abrió esta semana con el segundo promedio de bateo (.320) más alto en la AL, vio ascender su porcentaje de embasado y slugging por encima de .400 y .500, respectivamente.


¿Qué significa para un jugador de los Rays superar esas barreras de .300/.400/.500 en una misma temporada? Sí, literalmente una campaña para la historia, por esta razón: En 25 años de la franquicia, desde 1998 al presente, un solo bateador ha podido completar una temporada calificada con esa línea de barra. Evan Longoria, Carl Crawford, Ben Zobrist, Carlos Peña y B.J. Upton, han sido varios de los bateadores más populares en la historia de los Rays, pero ninguno de ellos logró rubricar el hito. ¿Quién fue el primero y ha sido el único en hacerlo? Bien, el legendario miembro del Salón de la Fama de Cooperstown, Fred McGriff —quien jugó entre sus 34 y 40 años— , durante la temporada de 1999.


A sus 35 años, McGriff cortó para .310/.405/.552, y además agregó 32 jonrones con 104 remolcadas con los desastrosos Devil Rays, quienes terminaron en el último lugar de la División Este de la Liga Americana con marca de 69-93. Desde entonces, ningún bateador calificado de los Rays ha podido combinar una temporada similar a aquella de McGriff. Eso sí, hubo seis campañas que parecían destinadas al éxito pero, al final, algunos de los porcentajes se quedaron distantes. Hagamos una rápida revisión:


Aubrey Huff, 2003: .311/.367/.555

—¿Qué le faltó?: Unos .033 puntos en el porcentaje de embasado, y sospecho que Huff los perdió debido a su deceso cuando los lanzadores tomaron la delantera en el conteo: mientras gozó de la ventaja en la cuenta, su OBP terminó en .491. ¿Cuándo los lanzadores se adelantaron? Bajó a .292, ¡una estrepitosa caída de .199 puntos!

El OBP más alto que alcanzó en esa temporada fue .386, pero era apenas el 17 de abril. De cualquier manera, Huff tuvo un repunte final interesante, revitalizando su OPS de .900 a .950 durante la segunda mitad de la temporada. Para el 7 de agosto de 2003, había acumulado .357 OBP, así que el final de campaña fue relativamente exitoso.


B.J. Upton, 2007: .300/.386/.508

—¿Qué le faltó?: Caminó 65 veces, se ponchó 154 y, aun así, Upton promedió para .300. Ahora, he aquí lo más sorprendente: registró OBP de .400 o más durante 70 de sus 129 juegos en 2007. El 5 de septiembre de 2007 fue el último de ellos, con .401, y luego, en las siguientes dos semanas, descendió a .386 tras dejar una deficiente línea de .219/.301/.329 durante 83 apariciones al plato.


Carl Crawford, 2007: .315/.355/.466

—¿Qué le faltó?: Caminó solo 32 veces en 627 apariciones al plato y bateó apenas 11 jonrones, quedando distante de las marcas de .400 OBP y .500 slugging.


Carl Crawford, 2009: .305/.364/.452

—¿Qué le faltó?: Caminó solo 51 veces en 672 apariciones al plato y bateó 15 jonrones.


Jason Bartlett, 2009: .320/.389/.490

—¿Qué le faltó?: Llegó al 31 de agosto promediando línea ofensiva de .340/.400/.526, tras batear de 5-3 con un jonrón en la victoria de los Rays por 11-7 en Detroit. Bartlett habría promediado sobre los .400 OBP en 53 de sus 107 juegos antes de comenzar el mes de septiembre de 2009. Sin embargo, pasó por un ligero desliz durante el último mes de la temporada, donde promedió .347 OBP y se cayó definitivamente de los .400.


Carl Crawford, 2010: .307/.356/.495

—¿Qué le faltó?: Caminó solo 46 veces en 663 apariciones al plato. En tres años brillantes como bateador y corredor, Crawford ganó una base por bolas cada promedio de 15.2 visitas al plato: esa frecuencia fue la razón por la que terminó su carrera de 15 temporadas con .330 OBP, sin poder pasar de .364 (2009) en ninguno de sus años.


En esta temporada, 24 años después, el cubano Yandy Díaz está a punto de unirse al legado de McGriff en 1999. Después de irse de 4-2 el pasado domingo contra los Marineros, Díaz está cortando para .320/.401/.502, récord personal en su carrera, además de sus 86 carreras anotadas, 151 hits, 19 jonrones, 70 remolcadas, 48 extra bases y 149 OPS+. El reto es que a los Rays aún le quedan 18 juegos*, y Yandy está rondando los .400 OBP y .500 slugging.

*Juegos restantes: en MIN (3), en BAL (4), vs. LAA (3), vs. TOR (3), en BOS (2), en TOR (3).

Entre ambos porcentajes, el OBP podría ser más complicado para el leadoff cubano, aunque su disciplina en el plato sigue siendo una de sus principales habilidades como bateador. De hecho, en 86 de sus 122 juegos jugados ha registrado al menos .400 OBP en esta temporada, por debajo de los 108 con un mínimo de .300 de promedio de bateo, y 111 superando la marca de .500 slugging.


Por supuesto, acercarse al legado de Fred McGriff con los Rays haría histórica la gran temporada que ha tenido Yandy Díaz, quien juega cada partido con un solo propósito: contribuir al éxito del equipo. “No sabía acerca de esas estadísticas”, dijo Yandy a MLB el pasado sábado tras conectar su 19no jonrón del año para registrar el primer walk-off de su carrera. “No soy yo quien realmente revisa mis estadísticas, pero es bueno saber que esas estadísticas son buenas”.


(Foto: Yandy Díaz/GettyImages)


Comentarios


Noticias

bottom of page