top of page

La sequía de jonrones de José Abreu terminó en Oakland: pero su swing aún tiene retos por resolver

—En sus primeros 51 juegos con los Astros, José Abreu ha estado lejos de su eficiente ritmo en el plato, lo cual ha generado preocupación.




José Abreu elevó la slider de Sam Long y, finalmente, llegó el batazo que tanto ansiaba: conectó un elevado a 363 ft, el primer jonrón de su carrera con los Astros de Houston.


Cuando estuvo seguro de que el flyball había sobrepasado la barda del left field en Oakland Coliseum, Abreu cambió el ritmo de su carrera. No fue el típico golpeo seguido de un bat flip y el trote lento sobre las almohadillas, sino todo lo contrario: Pito Abreu apresuró el paso y recorrió las bases a toda velocidad. Cuando pisó el home, no se detuvo. Siguió corriendo y luego se deslizó cerca del on-deack, donde sus compañeros lo esperaban emocionados para celebrar ese instante especial en el inicio de la octava entrada.*



*Cuando vi el deslizamiento de Abreu, gracias a mi amigo Yanquiel Barrios, quien me envió la notificación al instante, fue inevitable cerrar los ojos por un segundo y recordar cuando Kendrys Morales saltó fatídicamente tras golpear un Grand Slam walk-off contra los Marineros de Seattle. ¿Recuerdas? Kendrys dio un salto y se lesionó al caer sobre el home antes de que fuera recibido por sus compañeros. La lesión, desgraciadamente, cambió el ritmo de la carrera de Kendrys Morales, quien, a sus 27 años, acababa de acumular su onceno jonrón en apenas 51 juegos con los Angels de 2010. Por suerte, Abreu aterrizó sin contratiempos tras realizar una carrera de 17.6 segundos que, según los genios de StatCast, ha sido la segunda más rápida de un bateador tras conectar jonrón en esta temporada.



“Creo que cuando pisé la primera base, fue cuando noté que la pelota ya no estaba en juego”, dijo Abreu a MLB en español, a través de la intérprete del equipo, Jenloy Herrera. “Creo que fue entonces cuando accioné el interruptor”.


La explosión que detonó Pito generó emoción y le dio ventaja a los Astros por 6-1, convirtiéndose en el quinto de siete jonrones antes de vencer por 10-1 a los Atléticos de Oakland. Pero la gran historia del momento fue que Abreu pulverizó su racha de 50 juegos y 283 apariciones al plato sin conectar jonrón en su debut con los Astros de Houston. Ese registro también ha sido el peor para “Pito” Abreu iniciando una temporada desde que debutó con los White Sox de Chicago y ganó el premio de Novato del Año de la Liga Americana en 2014. Sin embargo, la sequía de jonrones de Abreu se extendió a más de 50 partidos si agregamos sus últimos 17 juegos con los White Sox, donde tampoco consiguió golpear la pelota más allá de los límites.


Finalmente, la racha sin jonrones terminó en 67 juegos en el lapso entre el 14 de septiembre de 2022 y el pasado sábado 27 de mayo de 2023. La seguidilla que se rompió este domingo agregó 30 juegos en comparación con el peor registro (37) de Abreu a lo largo de su carrera de diez temporadas en MLB. Antes de conectar de 4-1 y dejar OPS de .537 en sus primeros 51 juegos con los Astros, había promediado para línea de .222/.282/.276 y .558 OPS durante el slump de 67 partidos sin jonrones.



Usualmente, cuando un bateador de la calidad de Abreu rompe este tipo de rachas inéditas, se espera que pueda inspirarse y logre tomar el ritmo ofensivo acostumbrado. En esta temporada, la primera de un contrato por tres años y $58.5 millones, Abreu extendió una racha inicial de 10 juegos bateando de hit. Sin embargo, luego comenzó a bajar su impacto. Al principio, durante el mes de abril, la regresión ofensiva podía justificarse de acuerdo con algunas tendencias en los inicios de temporada de Abreu. Durante abril, el gigante del Central Mal Tiempo ha registrado .765 OPS, el más bajo de cualquier mes en su carrera.


Comenzar de manera progresiva siempre ha sido tendencia en la contribución ofensiva de Abreu, pero su ausencia de poder realmente se ha ido convirtiendo en el slump más notable. De cualquier manera, lo que más necesitan los Astros no son exactamente jonrones, sino turnos de calidad. Y precisamente eso era lo que buscaban los campeones de la Serie Mundial en el swing de Pito Abreu: su probada grandeza como bateador de clutch.


Ya sea como cuarto, quinto, sexto o incluso séptimo bate en el lineup de los Astros, Abreu tendrá garantizado un alto por ciento de apariciones al plato con corredores en bases. Si su swing habitual puede traer de regreso el impacto acostumbrado, Pito tendrá suficientes oportunidades para cumplir las expectativas que dejó el año pasado, durante su novena temporada con los White Sox.


Bien, es cierto que durante la campaña de 2022 conectó 15 jonrones, la mitad de los 30 acumulados en 2021, pero el golpeo de su swing seguía colocando a Abreu entre la élite de los bateadores en promedio de bateo (98/Percentile Rankings, provisto por StatCast), slugging (93) y porcentaje de embasado esperados (98), además de velocidad de salida (93) y hits contundentes (97). En este inicio de temporada, todas esas proyecciones han estado lejos de lo esperado, y ese es el punto más preocupante mientras Abreu está a punto de concluir sus primeros dos meses con los Astros de Houston.


Entre sus caídas de rendimiento más notables aparecen el peor porcentaje de Hard-Hit (conexiones contundentes), promediando apenas 36.6, 15.2 menos en comparación con la temporada pasada. Dentro del slump, también sobresale la peor tasa de ponches (23.1%) y el promedio de velocidad de salida más bajo (87.5 mph) de su carrera, al igual que la segunda peor tasa de persecución de lanzamientos (35.6%).


Más allá de los análisis, el propio Abreu sabe que no se ha sentido cómodo en el plato, y está trabajando arduamente para hacer ajustes. El éxito podría estar en camino, y varias métricas que evalúan la calidad de sus bolas puestas en juego han mostrado indicios:


Estadísticas comparativas del swing de José Abreu por meses en esta temporada


 

Abril — vs pitcheos rompientes: 84.5 mph, .202 xSLG

Mayo — vs pitcheos rompientes: 86.5 mph, .207 xSLG


 

Abril — vs bolas rápidas: 88.7 mph, .462 xSLG

Mayo — vs bolas rápidas: 89.0 mph, .310 xSLG


 

Abril — vs cambios de velocidad: 75.7 mph, .091 xSLG

Mayo — vs cambios de velocidad: 87.3 mph, .429 xSLG


Aunque aún necesita que su swing logre más eficiencia contra las bolas rápidas, sus velocidades de salida demuestran que Abreu está golpeando con mayor solidez todos los pitcheos durante este mes de mayo. En cuanto al slugging esperado, también está probando ligeros ascensos ante los pitcheos rompientes, aunque el mayor avance lo ha registrado contra los cambios de velocidad.


“Los muchachos siempre me han apoyado desde el primer minuto que llegué aquí”, dijo Abreu a MLB este domingo tras conectar el primer jonrón de la temporada y también durante su corta carrera como Astro. “Apoyaron mis altibajos”, continuó. “Han estado trabajando, tratando de hacerme dar lo mejor de mí. Estoy muy agradecido por eso”.


A sus 36 años y luego de nueve temporadas haciendo historia en Chicago, este slump inicial podría ser solo otro de los retos que se le han presentado a Pito Abreu en una década compitiendo al más alto nivel del béisbol: la pregunta es si el comienzo de su ascenso se acerca y mientras avanza la temporada volverá a resolverlo.


(Foto: José Abreu/Astros de Houston)


Comentarios


Noticias

bottom of page