top of page

Ni de Canseco… ni de B. J. Upton: El show es de Randy

—Randy Arozarena ha vuelto a encabezar titulares, protagonizando marcas históricas para los Rays y los peloteros cubanos en MLB.




Después de un sensacional inicio de temporada que derivó en la primera visita de su carrera al All-Star Game, Randy Arozarena ha estado luchando en el plato:


1ra mitad: cortó para .279/.388/.467/.855 en 88 juegos, con 16 HR, 58 RBI y 135 OPS+


2da mitad: está cortando para .223/.339/.372/.711 en 40 juegos, con 5 HR, 18 RBI y 94 OPS+


De acuerdo: ese slump no se corresponde con el rendimiento progresivo experimentado por Randy durante las segundas mitades de temporada en su carrera, donde ha producido mejor porcentaje de embasado (.360 vs .345) impulsado sobre todo por el contacto —su tasa de caminatas es de (9.4%) en ambos casos—, BABIP (.344 vs .328), OPS (.832 vs .778), y efectividad en intentos de robo (74% vs 66%). Sin embargo, esta línea más reciente corresponde al 32% de las 553 apariciones al plato de Randy durante todo este año.


O sea que, básicamente, aunque aún tiene el mes de septiembre por delante, su punto menos consistente ha sido un tercio de su temporada regular y, aun así, escucha esto: ¡ya garantizó su tercera campaña consecutiva con al menos 20 jonrones y 20 bases robadas!*


*Como escribí en septiembre del año pasado: Después de Carl Crawford, B.J. Upton fue el principal robador de bases (estafó más de 40 en tres temporadas) de los Rays. Quinton McCracken robó 19 bases a los 27 años en 1998. Trece campañas después, Ben Zobrist, a los 30 años, bateó 20 jonrones, pero robó 19 bases en 25 intentos, cuatro consecutivas durante el último mes de la temporada. Así pues, básicamente, cuando el cátcher Alex Ávila capturó robando a Zobrist en el final del cuarto inning (Justin Verlander estaba lanzando por Detroit), fue el último en evitar que el intermedista de los Rays alcanzara las 20 bases robadas.


 

Sí, después de conectar un sencillo que dio ventaja por 3-0 a los Rays sobre los Marlins en el inicio de la décima entrada durante la noche del miércoles en loanDepot park, Randy robó segunda y tercera, burlando la batería de David Robertson (pitcher) y Nick Fortes (cátcher). Ese par de robos fueron sus 19 y 20 de la temporada, números que derivaron en un nuevo récord personal: ha sido la primera vez en su carrera que logra unificar el ’20-20’ en su juego 128 del año.


Estadísticas de Randy Arozarena en sus primeros 128 juegos durante las últimas tres temporadas

2021: 19 HR, 14 SB

2022: 18 HR, 27 SB

2023: 21 HR, 20 SB


 

Aunque en sus últimos 40 juegos no ha podido ser tan consistente, ese punto de análisis revela el gran éxito de Randy Arozarena este año: va por extender su récord personal de 21 jonrones, .373 OBP con 68 caminatas, 76 remolcadas y un porcentaje de 48.2 hits contundentes. Tal vez las cifras de ’20-20’ en jonrones y bases robadas no suenen abrumadoras, pero han sido bastante difíciles de extender por temporadas consecutivas al más alto nivel del béisbol. De Willie Mays en 1955 a Randy Arozarena este año, ha habido únicamente 15 bateadores con al menos tres campañas consecutivas exhibiendo su capacidad para batear 20 jonrones y robarse 20 bases:


Barry Bonds (1990-1998): 9

Willie Mays (1955-1960): 6

Howard Johnson (1987-1991): 5

Kirk Gibson (1984-1988): 5

Darryl Strawberry (1984-1988): 5

Carlos González (2010-2013): 4

Grady Sizemore (2005-2008): 4

Shawn Green (1998-2001): 4

Randy Arozarena (2021-2023): 3

Mookie Betts (2016-2018): 3

Andrew McCutchen (2011-2013): 3

Brandon Phillips (2007-2009): 3

Preston Wilson (2000-2002): 3

Andruw Jones (1998-2000): 3

César Cedeño (1972-1974): 3


 

Como ves, el legendario Barry Bonds ha sido inalcanzable y, aunque su padre Bobby Bonds no clasificó en este ranking, es justo señalar que superó ambas marcas en 10 de sus 11 temporadas entre 1969 y 1979. Sí, he aquí otro punto bien interesante: en los primeros 50 años tras la marca de Mays con 51 jonrones y 24 bases robadas para los New York Giant durante la temporada de 1955, calificaron 10 de los 15 protagonistas del Club ’20-20’. Ahora, con la entrada de Randy, suman solo cinco jugadores durante los últimos 17 años.


Ni de Canseco… ni de B. J. Upton…

¡El show es de Randy!, quien, al entrar en el club de los bateadores que han logrado tres temporadas consecutivas con al menos 20 jonrones, 20 bases robadas, 70 carreras anotadas y 60 remolcadas, dejó atrás a José Canseco entre la lista de cubanos y a B. J. Upton en el ranking de los Rays. Aunque Canseco fue el primero de cuatro bateadores en inaugurar el impresionante club de 40 jonrones y 40 remolcadas en MLB —luego se unieron Barry Bonds (1996), Álex Rodríguez (1998) y Alfonso Soriano (2006)—, Canseco nunca pudo repetir una campaña de ‘20-20’ en su carrera.


Entre los jugadores cubanos, Bert Campaneris fue el pionero con sus 22 jonrones y 42 empujadas vistiendo el traje de los A’s en 1970. Luego, Canseco fue el siguiente bateador cubano en la historia con sus marcas de 42-40 y 44-26 en 1988 y 1991, respectivamente. En 1993, a los 28 años, Rafael Palmeiro hizo su única entrada al selecto grupo tras conectar 37 jonrones y robarse 22 bases con los Rangers de Texas. Cinco años después, en 1998, Canseco volvió a la carga produciendo 46 bambinazos combinados a su colección de 29 almohadillas robadas con los Blue Jays. Después de aquella temporada pasaron más de dos décadas sin integrantes. Y, cuando parecía que el club quedaría destinado a solo tres cubanos, Randy Arozarena irrumpió en 2021.


Tras la sequía de 18 años entre las hazañas de Bert (1970) y Canseco (1988), Randy pulverizó la racha de 23 temporadas sin que un bateador cubano apareciera entre los protagonistas del Club 20-20. En 2022, Adolis García también se integró a la lista y este año acumula 32 vuelacercas con los Rangers, pero solo ocho bases robadas. Llegar al tope de 20 será tan difícil como retar a Kenny Lofton, el único velocista capaz de robarse al menos 20 bases —robó 22 en 28 juegos con los Indios de Cleveland de 1995— durante el mes de septiembre en las últimas tres décadas.


De cualquier forma, incluso aunque Adolis vuelva a combinar las marcas de 20-20, sería su segunda campaña. Así que, la historia no cambiará: ¡El show es de Randy!


(Foto: Randy Arozarena/Rays de Tampa Bay)




Commentaires


Noticias

bottom of page