top of page

‘Fue un buen momento’: Óscar Colás protagonizó walk-off vs. Orioles en el Día de Jackie Robinson

—Óscar Colás respondió en el momento clave para los White Sox.



Óscar Colás subió al plato del Guaranteed Rate Field por quinta vez en la tarde durante el primer partido de su carrera en el Día de Jackie Robinson.


Dos bateadores antes, su compatriota Yasmani Grandal conectó un doble que empató el marcador, 5-5, descargando su swing contra la bola rápida del relevista de los Orioles, el diestro Logan Gillaspie. Para Grandal, fue su tercer hit de la tarde y el segundo doble, registrando además dos conexiones que superaron las 100 mph en los radares de StatCast. Sin embargo, su joven compatriota, el novato santiaguero Óscar Colás, de 24 años, había fallado en sus cuatro turnos del juego.


El doble de Grandal había abierto la oportunidad para Jake Burger, quien consiguió un sencillo al left, que colocó corredores en las esquinas para los White Sox. Con la carrera de la victoria en tercera, Colás era anunciado por la amplificación local mientras caminaba hacia el plato.


En su turno anterior, el talentoso outfielder de los White Sox fue dominado por otro compatriota, el zurdo Cionel Pérez, quien lo atacó con tres sliders seguidas hasta ponerlo out con un elevado al short de apenas 77.8 mph en la velocidad de salida. Ese fue el onceno fallo consecutivo de Colás, quien se había apuntado su último hit el pasado lunes ante el diestro de los Twins, Kenta Maeda.


Al primer lanzamiento, Gillaspie tiró apenas su segundo cambio de velocidad y el 17mo de sus 105 pitcheos en la temporada. Suponemos que eligió un pitcheo fuera de velocidad por esta razón: Colás había promediado sólo 12.5% de golpes contundentes de su swing contra changeups, con xBA (.179) y xSLG (.202) más bajos en sus primeras 53 apariciones al plato en Grandes Ligas.


Gillaspie arrojó el cambio de velocidad cuando el reloj de lanzamientos marcó el onceno segundo, y Colás lo destrozó: su vista persiguió el lanzamiento hasta que la pelota comenzó a hundirse en el tercio bajo de la zona de strike. Sus manos halaron con furia y la pelota terminó en lo profundo del rightfield. ¡Decidió Colás con sencillo walk-off! ¡Ganaron los White Sox, 7-6 en casa!




“Sí, definitivamente fue un momento muy tenso”, dijo Colás a MLB tras definir el éxito de los White Sox este sábado en el Día de Jackie Robinson. “Pero yo subí ahí buscando hacer un buen contacto, porque sabía que, con el corredor en tercera base, si lograba hacer un buen contacto lo iba a poder traer.


Colás rompió momentáneamente su slump de 11-0, resurgiendo contra uno de los pitcheos que más ha afectado el time de su swing en este primer mes tras debutar con Chicago. “Fue genial ver a Colás obtener ese gran éxito”, dijo el manager de los White Sox, Pedro Grifol. “Todos conocemos el talento, todos sabemos lo que es capaz de hacer. Solo necesita relajarse y disfrutar de las Grandes Ligas. Tiene mucho tiempo para jugar aquí”.


Colás ha promediado 85 OPS+, con 20.8 K% y 6.3 BB% durante su primer proceso de adaptación al más alto nivel del béisbol. “Tiene que pasar por esto. Es simple”, dijo Grifol. “Estas son las situaciones que acelerarán eso. Me sentí cómodo con él en el plato allí”.


Colás posee talento de sobra para hacer valer sus proyecciones como uno de los principales prospectos de la organización. Ha demostrado su potencial desde que recibió la oportunidad con los White Sox, y ser protagonista como este sábado agrega aún más expectativas para su futuro. “Fue un turno al bate muy importante con mucha presión”, confesó Colás.


“Para mí poder salir adelante en ese momento fue muy importante. Fue un buen momento”.


(Foto: Óscar Colás/GettyImages)

Comments


Noticias

bottom of page