• Yirsandy Rodríguez

Frederich Cepeda y otro legendario swing que hizo historia


Frederich Cepeda (Foto: Aslam Castellón)

Siempre tengo una pregunta que ni siquiera el gran Frederich Cepeda podría responder sobre su asombrosa carrera en el béisbol: ¿Qué habría sucedido si su invariable disciplina en el plato la hubiera mezclado con más agresividad a lo largo de sus 24 temporadas?


Cepeda siempre sonríe, y reconoce que una gran parte de su éxito se ha impulsado por la consistente selección de los lanzamientos. Por supuesto, no tenemos cómo saber cuánto habrían cambiado sus respetables cifras, pero no dudaría que, en lugar de esos 1,871 boletos coleccionados hasta la tarde de este miércoles, el legendario ambidextro del número “24” tuviera algunos extra bases más.


De cualquier manera, el inigualable enfoque de Frederich ha logrado extender la brillantez suficiente para conectar 800 extra bases, histórico registro que alcanzó este miércoles en el estadio José Antonio Huelga.


Abriendo el final del tercer inning ante la expectante afición espirituana, Cepeda aplastó un pitcheo del abridor de los Elefantes, Hermes González, y envió la pelota de línea a lo profundo del jardín central. Cuando llegó safe a la segunda almohadilla, se convirtió oficialmente en apenas el segundo bateador de todos los tiempos con al menos 800 extra bases en Series Nacionales. ¿Quién lidera tan admirable categoría? Sí, “El Tambor Mayor”, Orestes Kindelán Olivares, quien acumuló 853 XBH en 7,997 apariciones al plato.


Omar Linares se quedó a 15 de los 800 XBH, con 785, y Antonio Muñoz a 26, tras 20 y 24 campañas, respectivamente.

El batazo trascendió además como el octavo doble de Cepeda en esta 61 Serie Nacional—su sexto extra base durante los últimos 10 juegos—, y el 416 de su carrera, cifra que lo coloca a sólo 21 biangulares del líder histórico, el ex antesalista de los Piratas de la Isla, Michel Enríquez (437).


A sus 41 años, la carrera de Cepeda cada día alcanza niveles únicos, y el arribo a los 800 extra bases exalta su legado histórico en un contexto inigualable: Ha sido el único bateador con al menos 1000 carreras anotadas, 2000 hits, 400 dobles, 50 triples, 300 jonrones, 800 extra bases, 1,200 carreras impulsadas y 1,800 bases por bolas.


Solamente de manera individual, cada una de esas cifras sigue siendo bastante difícil de sobrepasar, porque la clave no ha estado en acumular series y permanecer saludable, sino en mantener la constancia. Entre los 40 bateadores que acumulaban al menos 500 extra bases antes de esta temporada, Cepeda tenía el segundo OBP (.485) más alto, el tercer OPS (1.054) y el sexto mejor promedio de bateo en contactos (.379).


Sí, ha sido una grandiosa carrera de amor, sacrificio y entrega por el béisbol, así que aún somos dichosos de disfrutar cada swing histórico de Frederich Cepeda en el béisbol cubano.