• Yirsandy Rodríguez

Juego de las Estrellas del béisbol cubano: El team del “Futuro” superó a la selección del “Presente"

Un jonrón de Santiago Torres fue decisivo en el inicio del octavo inning después de dos outs, ventaja que aprovecharon las Estrellas del Futuro para vencer por 8-6 a las Estrellas del Presente este martes, en el XXXV Juego de las Estrellas del béisbol cubano.


Con el estadio Guillermón Moncada en Santiago de Cuba como sede y sin público debido a la pandemia de la COVID-19, luego de tres días de espera por la lluvia el team de las Estrellas del Futuro remontó déficit tras haber entrado al último tercio de juego con desventaja de 6-3.


BOX SCORE


Los diestros Yosimar Cousín (Estrellas del Futuras) y Lázaro Blanco (Estrellas del Presente) fueron designados como abridores por sus respectivos managers, Alaín Álvarez y Armando Ferrer, pero ambos explotaron sin poder pasar del primer capítulo. A Blanco, le batearon de 5-4 con par de dobles remolcadores de Daniel Pérez (1B/Cienfuegos) y Geisel Cepeda (CF/Sancti Spíritus) después de dos outs. La tercera remolcada fue producida por el bateador designado, Javier Carabeo (Mayabeque).


Por su parte, Cousín también fue atacado sin piedad y abandonó la lomita tras enfrentar a cuatro bateadores. Sencillos de Humberto Bravo (2B/Camagüey), Raico Santos (RF/Granma) y una base por bolas a Frederich Cepeda (LF/Sancti Spíritus) llenaron las bases, situación que el cuarto bate, Lisban Correa (Industriales), aprovechó para pegar descomunal Grand Slam por encima del techo del leftfield.



“No estaba pensando en el jonrón”, dijo Correa sobre su perspectiva en ese turno al bate iniciando el partido. “Simplemente, me enfoqué en el conteo que tenía (1-2), pues estaba por debajo, así que fui a golpear un buen pitcheo y el jonrón salió. Me siento orgulloso y feliz por esto que estoy viviendo hoy aquí en Santiago de Cuba”.


Ese jonronazo del “Billy Correa”, líder actual con 16 en la 60 Serie Nacional cubana, le dio la vuelta al marcador, 4-3, pero al mismo tiempo se convirtió en el primer Grand Slam en la historia de los Juegos de Estrellas del béisbol cubano (1963-2020).


Tras el inicio aciago de los abridores, quienes fueron sofocados de 8-7 con siete carreras limpias admitidas, el team del Presente agregó par de carreras en el final del cuarto episodio.


Casi a mitad de juego, cuando habían pasado dos vueltas de cada alineación, parecía que el duelo sería dominado por los bateadores, a diferencia de la edición del año pasado cuando Orientales venció 3-0 a Occidentales para aventajarlos en la serie histórica, 16 por 15: En 30 veces al bate durante la tarde de este martes, se habían registrado 12 hits, 8 carreras y apenas 2 ponches en 36 comparecencias al home.


Sin embargo, después de que el pitcheo de las Estrellas del Futuro había soportó seis carreras y nueve hits en sólo cuatro entradas, de ahí en adelante el bullpen limitó a las Estrellas del Presente. La mezcla fue encabezada por cinco lanzadores derechos: Yankiel Mauri (Sancti Spíritus), Renner Rivero (Matanzas), el novato Laidel Torres (Artemisa), Yunior Tur (Santiago de Cuba) y Andy Rodríguez (Industriales) se combinaron para asegurar cinco ceros en fila y dejar a sus oponentes de 18-2.


En el octavo, el emergente Iván Prieto (Granma) empató el juego 7-7 con un jonrón solitario contra el derecho de 35 años, Noelvis Entenza. Y, luego del sensacional bambinazo de Santiago Torres ante el granmense Yoel Mogena, estacazo que resultó decisivo en ese octavo capítulo, un sencillo del antesalista Yeison Martínez (Mayabeque) remolcó la octava carrera de las Estrellas del Futuro en el noveno.


El novato Laidel Torres se llevó el éxito, y Andy Rodríguez se apuntó el juego salvado al lanzar 1.1 IP, con tres strikeouts, los dos últimos ante Rafael Viñales y Yoelquis Guibert, quienes pasaron a la historia como los outs 26 y 27 del match.


Santiago Torres fue el único bateador de los ganadores que logró remolcar par de carreras, siendo clave también en el rally de dos rayitas durante el “lucky seven”. De hecho, antes de que el explosivo intermedista de las Avispas santiagueras produjera la decisiva a ritmo de conga, había ganado a base de rapidez en una jugada donde se expuso corriendo rumbo al plato.


Con el largo batazo de Luis González a lo profundo del jardín central, Torres no pudo anotar desde la intermedia, esperando a ver si Guibert capturaba la pelota. Pero, cuando el torpedero Yorbis Borroto cortó el tiro de Guibert y González parecía cazado entre primera y segunda, pues corrió en busca del doble, Torres provocó el tiro a home y llegó safe. Al mismo tiempo, el avileño Yuddiel González, quien corría en primera luego de recibir pelotazo del diestro pinareño Erlys Casanova, se coló en tercera deslizándose, y González también ancló sin contratiempos en la intermedia.


En esa jugada, la defensa de las Estrellas del Presente no pudo neutralizar la entrada, y el team del futuro cerró el score, acercándose por la mínima, 6-5.


Por las Estrellas Futuras, el bateador designado Javier Carabeo se fue de 5-3 con una anotada y un remolque. El receptor granmense Iván Prieto (2-2) registró el tercer jonrón de un cátcher de equipos orientales en la historia del Juego de las Estrellas y, junto al antesalista camagüeyano Yandy Yanes (2-2), debutaron en tarde perfecta.


Aunque no contará para su racha, César Prieto (3-1) volvió a pegar hit, Geisel Cepeda bateó de 2-1 (2B y RBI), Daniel Pérez de 3-1 (2B, RBI) como cuarto bate y Yeison Martínez (3-1) también produjo una carrera.


Con su Grand Slam, el industrialista Lisban Correa sobresalió como el jugador más destacado del juego, mientras Yordanis Samón (3-2) y Humberto Bravo (Camagüey) se apuntaban partido de multi-hit por las Estrellas del Presente. Este último, Bravo, el intermedista y leadoff camagüeyano, actualmente líder de los bateadores (.412) en esta 60 Serie Nacional, sacudió el madero de 4-3 con par de anotadas.


Además de Correa, el antesalista artemiseño, Dayan García (2-1), agregó un doble, el segundo de apenas dos extra bases entre los 11 hits de las Estrellas del Presente.

Al no efectuarse el duelo clásico en Juegos de Estrellas, la ventaja de Orientales 16-15 se mantiene contra Occidentales, aunque el match está con igual balance de 5-5 en sus últimos 10 juegos desde 2008 a la fecha.


COMPETENCIAS DE HABILIDADES


A diferencia de las ediciones anteriores del Juego de las Estrellas y previniendo otra suspensión a causa de las intensas lluvias por estos días en Santiago de Cuba, esta vez las competencias de habilidades se desarrollaron después del partido. Como de costumbre, el Derby de Jonrones se robó el show, pero el regreso de la rivalidad por ver quién completaba más rápido la jugada de double play fue emocionante.


Aquí están los ganadores de esta XXXV edición de las pruebas de habilidades en el Juego de las Estrellas del béisbol cubano:


Carrera de home a primera y vuelta al cuadro: Lideró el santiaguero José Luis Gutiérrez, con impresionantes marcas de 3:43 y 13:95 segundos.


Tiro al barril: El cátcher cienfueguero Richel López fue el más certero.


Combinación de double play: Ganó con una relampagueante doble matanza “6-4-4-3”, la dupla de short-segunda conformada por el avileño Yorbis Borroto y el industrialista Jorge Enrique Alomá, además del primera base Lisban Correa.


Derby de Jonrones: El outfielder de los Vegueros de Pinar del Río, Yasser Julio González, se llevó los honores de manera sensacional con 40 puntos acumulados a base de jonrones descomunales.


(Foto de cabecera Santiago Torres/Roberto Morejón)

1 vista0 comentarios

NOTICIAS