• Yirsandy Rodríguez

Parece ser solo el comienzo: José Adolis García sigue robándose el show en el lineup de los Rangers


El constante giro con la cabeza afirmando que sí y las palmadas del jardinero de los Rangers de Texas, el cubano José Adolis García, no han sido sólo muestras de rutina en cada éxito de su swing.


Esa manera de celebrar sus triunfos, como los jonrones o las atrapadas en lo profundo del outfield, están ligadas a la emoción de experimentar ese ansiado sorbo de confianza que está disfrutando el avileño, quien se fue de 5-2 y agregó par de jonrones en la noche de este viernes contra los lanzadores de los White Sox.



¡Fue su primer juego de dos jonrones y 4 RBIs!


En este gran inicio de campaña, Adolis, de 28 años, está viviendo su mejor momento como profesional al más alto nivel del béisbol. Probablemente, los Rangers de Texas esperaban un impacto similar al que está brindando el outfielder cubano en estos primeros 10 juegos, pero sin dudas la actuación de José Adolis García ha sido sorprendente: Tiene 12 RBIs en 41 apariciones en home, con 11 hits, siete extra bases, cinco jonrones y 1.010 OPS.



Como abordamos aquí la pasada semana, los ajustes ofensivos de Adolis le están permitiendo golpear con más consistencia y aprovechar al máximo el poder de su giro de muñecas. Luego de 27 bolas puestas en juego, el 18.5% han sido jonrones y su velocidad de salida está rozando las 90 mph (89.1), según StatCast. Esos dos registros van siendo totalmente inéditos en la carrera de Adolis desde que debutó a sus 25 años con los Cardenales de San Luis en 2015.


De hecho, con sus primeros tres jonrones, Adolis le ha dado la ventaja en el score a los Rangers. ¿Qué tan notable ha sido esa pequeña hazaña? Era algo que habían conseguido solo dos bateadores en la historia de los Rangers de Texas: Billy Sample (1979) y Jurickson Profar (2012-13).


Sin embargo, la mayor sensación alrededor del chico que registró 57 jonrones, 177 RBIs, 27 bases robadas, .505 slugging y .804 OPS en tres años al nivel de Ligas Menores, es cómo está exhibiendo todas sus herramientas: El poderoso brazo que posee—¿viste recientemente su disparo de 91 mph al plato para poner out a un corredor?—, la habilidad de lectura y desplazamiento en los jardines, su velocidad para correr las bases y el poder de su swing.


En otras palabras, José Adolis ha hecho de todo en su gran show durante apenas 10 juegos con los Rangers de Texas. Y aunque ha visitado apenas 41 veces la caja de bateo, su impacto ya está revelando tendencias positivas sobre sus ajustes. Sí, probablemente los ponches se mantengan resaltando su mayor avería, pero las muestras de poder también están apareciendo. Antes de este viernes, Adolis había producido un slugging esperado (xSLG) de .636 contra las bolas rápidas y .562 ante los pitcheos rompientes.


Esos altos averages provienen del sólido golpeo con 94.3 y 90.1 mph en la velocidad de salida contra las combinaciones de bolas rápidas y breaking balls de la oposición. En general, a Adolis le han estado lanzado más cutters, curveballs y changeups esta temporada. Así que, si se mantiene produciendo contra los pitcheos rompientes y las bolas rápidas, la próxima clave estará en evitar su a veces desmedida persecución de lanzamientos fuera de la zona.


Desde que llegó a los Rangers de Texas, esa ha sido una deficiencia que Adolis espera superar, mientras continúa confiado en el potencial de su swing.


Comparando sus números de esta campaña con los históricos, podemos apreciar algunas mejorías que responden a las interrogantes sobre su actual repunte ofensivo:


Stats: FanGraphs.


Un porcentaje bien importante aquí, ha sido el “O-Contact” (Contacto sobre bolas fuera de la zona de strike), que Adolis ha mejorado de 54.3% en su carrera a 60.7% este año. También, el porcentaje de swings en la zona aumentó a 35.4% la diferencia en comparación con las bolas que ha perseguido, otra buena señal de cómo está intentando ordenar su ataque en el plato.


Las muestras comparativas no son realmente considerables, pero de cualquier manera nos alertan sobre qué ajuste ha sido clave en esta irrupción inicial. Con los dos jonrones de este viernes, ahora Adolis ha bateado de 16-6 en sus últimos cuatro juegos, con 8 RBIs y cinco anotadas: ¡Cuatro de esos hits han sido jonrones!


Además de robarse el show desde su ascenso en este inicio de temporada, Adolis está llevando emoción y diversión al lineup de estos Rangers de Texas (9-10), con un adelanto de las grandes expectativas esperadas por la organización desde que confiaron en su talento.


Sí, y este parece ser solo el inicio de su breakout total en las Grandes Ligas…


(Foto de Adolis García: Twitter Rangers de Texas)

8 vistas0 comentarios

NOTICIAS