• Yirsandy Rodríguez

Playoffs 2021: ¿Pueden los Elefantes evitar la barrida en el Juego 3 contra Matanzas?


El pasado miércoles 20 de enero, cuando se conocieron cuáles serían las series del playoffs de Cuartos de Finales en esta 60 Serie Nacional del béisbol cubano, los comentarios fueron prácticamente generalizados, anunciando una barrida de los Cocodrilos de Matanzas sobre los Elefantes de Cienfuegos.


Algunos días después, al conocerse los casos positivos a la COVID-19 en el equipo cienfueguero, la posibilidad de que varios de sus principales jugadores no pudieran estar a tiempo para competir, aumentó aún más las expectativas a favor de los actuales campeones nacionales. Sin embargo, pasaron los días y entonces los Elefantes, aunque no sólo pudieron completar algunas sesiones de entrenamiento, ya estaban recuperados de cara al difícil reto en la postemporada.


Mientras, los Cocodrilos, quienes no jugaban desde que vencieron por 9-8 a Industriales el pasado 17 de enero en su último partido de la temporada regular, tenía a todos sus jugadores listos para comenzar el playoffs de Cuartos de Finales. Eso sí, debido a la espera por los contagios de COVID-19 que sufrieron los Elefantes, el manager Armando Ferrer perdió la posibilidad de contar con el antesalista Yurisbel Gracial, quien debió partir a Japón para unirse a los campos de entrenamiento del SoftBank.


Esas fueron las historias previas a esta serie de playoffs Cienfuegos vs Matanzas que, ahora, después de dos partidos, está a punto de terminar como mismo predijo la mayoría: Con barrida a favor de los Cocodrilos. Ahora, luego de las derrotas por 9-6 y 11-4, la gran pregunta es si los Elefantes de Cienfuegos podrán evitar la barrida.


Quizás la respuesta estuvo después de ese primer resultado, donde Cienfuegos llegó a tener ventaja de 5-0 en el inicio del cuarto innings —luego de 6-2 un capítulo más tarde— y no pudieron evitar la remontada de los Cocodrilos.


En dos partidos, el team cienfueguero se ha desplomado en casi todos los principales aspectos de juegos: Han bateado sólo .214, con 16 corredores dejados en circulación. De los 31 hombres que han llegado hasta posición anotadora, 26 se quedaron esperando remolque: 12 de ellos cuando han estado bateando Yusniel Ibáñez (0 de 4), Pavel Quesada (0 de 5) y Juan Miguel Soriano (0 de 3), quienes fueron tres de los principales remolcadores del lineup durante la temporada regular.


Otro punto de inconsistencia ha sido que, a inicios de partido, los Elefantes han anotado todas sus carreras entre el primer inning y el quinto. Sin embargo, del sexto al noveno capítulo han recibido ocho ceros consecutivos sumando ambos desafíos, bateando sólo para promedio de .172 (29-5).


En ambos matchs, después de que los Cocodrilos han rematado, los Elefantes no pudieron mantenerse en juego y su ofensiva decayó totalmente. Pero, además, el trabajo de la defensiva también ha sido pésimo: Suman seis pifias en dos partidos que, si bien les han costado sólo dos carreras al staff de pitcheo, fueron oportunidades para los Cocodrilos de Matanzas.


Con esos dos cruciales puntos sufriendo un marcado desnivel, cabe decir que las deficiencias del pitcheo de los Elefantes, como en la temporada regular, no sorprendió: Han admitido 20 carreras —18 de ellas limpias—, 23 hits (cuatro dobles y cinco jonrones) y, una vez más, han sido afectados por el descontrol. En 16 innings, cuatro de los ochos pitchers utilizados por el manager Alaín Álvarez han tirado al menos una base por bolas.

Entre todos, suman 11 boletos y 10 ponches, registrando un pésimo WHIP de 2.13.


¿Pero sabes qué ha sido lo peor de esas bases por bolas? Si leíste mi columna del domingo pasado, seguramente recordarás que: El 64% de esos 11 oponentes embasados por boleto, anotaron al final de sus respectivos innings.


Con tal rendimiento general, es bastante difícil ganarle a los Cocodrilos de Matanzas, quienes han remolcado al 41.6% de los 24 corredores encontrados en posición anotadora. Es cierto que la defensiva ha fallado, sumando cuatro pifias en dos partidos —dos del torpedero Erisbel Arruebarena—, pero sólo tres brazos y 300 lanzamientos han sido suficientes para asegurar dos victorias: Yoenis Yera, Noelvis Entenza y el joven de 21 años, Naikel Yoel Cruz.


Así es: ¡los cienfuegueros que juegan con Matanzas han sido claves contra los Elefantes!: Entenza suma una victoria (en el Juego 2) y un rescate (en el Juego 1), mientras Arruebarena (3HR, 5RBI) y Juan Miguel Vázquez (3RBI) con 13 visitas al plato combinadas, aventajan todas las RBIs (7) que ha logrado Cienfuegos en 80 apariciones en home.

Para el Juego 3 este martes en la burbuja del estadio José Antonio Huelga, los Cocodrilos buscarán la barrida enviando al montículo al diestro Renner Rivero, quien registró marca de 10-5 en 17 aperturas durante la temporada regular, con efectividad de 3.47 y esta línea dominante contra sus rivales: .262/.357/.353 (BA/OBP/SLG).


Por los Elefantes, el diestro Adrián Bueno, quien lanzó para marca de 6-8 (6.51 ERA) y terminó con una altísima tasa de boletos por cada nueve innings (5.0), será el encargado de abrir en busca de evitar la barrida. Pero independientemente de su aporte, Cienfuegos deberá jugar a un alto nivel si quieren mantenerse con vida en esta 60 Serie Nacional.


(Foto de una reunión en el montículo de los Elefantes de Cienfuegos: Aslam Castellón)

0 vistas0 comentarios

NOTICIAS

ARCHIVO

ETIQUETAS