• Yirsandy Rodríguez

VII SNB Sub-23: Final nivelada



Por Yirsandy Rodríguez


Era un juego clave, y el diestro Wilber Reyna no defraudó a los bicampeones nacionales.


El principal abridor de las Avispas encabezó el camino desde el montículo del parque Guillermón Moncada, y Santiago de Cuba se llevó el éxito por 8-2 ante Villa Clara, este jueves en el Juego 2 de la Final de la VII Serie Nacional categoría Sub-23.


En su último desafío del campeonato como home club, el team santiaguero dirigido por el manager debutante Eddy Cajigal logró su octava victoria en 13 decisiones. Como le sucedió en varias aperturas durante la temporada regular, el abridor de Villa Clara, Oscar Aveille, pasó problemas con la localización de sus picheos.


Después de sacar el primer out del match, dominando a Marcos Terry con rolling a segunda, llegaron las complicaciones: pelotazo a Rubert Luis Borrero, sencillo por el campo corto de Liván Moreno y boleto a Carlos Monier congestionaron las almohadillas en “La Tierra Caliente”. Con el quinto bate Harold Vázquez caminando hacia a la caja de bateo, los Leopardos enfrentaban la primera situación complicada en el juego.


Aunque Vázquez había dejado a 26 de sus 31 corredores encontrados en posición anotadora durante toda la campaña—incluyendo los playoffs, también lideraba el equipo con tres jonrones y nueve impulsadas. Aveille intentó corregir sus deslices de comando con una curva al centro en cuenta de 1-1, y Vázquez conectó un doble de línea que envió a dos corredores hacia la registradora. A pesar de que Villa Clara anotó siete carreras en el Juego 1, el promedio del equipo era de 3.7 carreras por partido, razón suficiente para deducir la rápida explosión de Oscar Aveille.


Dairon Casanova fue enviado al montículo por Villa Clara y rápidamente puso el inning en dos outs, dominando a Reinier Castillo en rolling a tercera. Con corredores en segunda y tercera, el manager de los Leopardos, Julio César Álvarez—también debutante en la liga—, optó por preferir un enfrentamiento de Casanova contra Rolando Veranes. En cuenta de 3-0, Álvarez ordenó que le lanzaran la cuarta bola intencional a Euclides Pérez, un movimiento acertado si analizamos las diferencias en el bateo de clutch:


—Pérez: 25.0% de corredores empujados en posición anotadora, con tres impulsadas que provocaron el empate o la ventaja.

—Veranes: 18.1% de corredores empujados en posición anotadora, con una impulsada que provocaron el empate o la ventaja.


Sin embargo, como suele suceder con frecuencia en el béisbol, se invirtieron las probabilidades. Veranes atacó una slider de Casanova en cuenta de 1-1, y su bate alcanzó a golpear el lanzamiento antes de que rotara hacia la esquina exterior… ¿El resultado? La conexión terminó en lo profundo del jardín derecho, y el esfuerzo de Mailon Tomás Alonso intentando un engarce salvador fue en vano. Veranes limpió las bases y, aunque lo pusieron out en tercera intentando convertir su batazo en triple, aumentó peligrosamente la ventaja, 5-0.


Sí, había terminado una sola entrada completa, pero la diferencia de cinco carreras pesaba una tonelada para los Leopardos, quienes promediaban 3.2 carreras anotadas por partido antes de iniciar el Juego 2 de esta Final. Así pues, cabía decir que el duelo había terminado. Solo faltaba un golpe de autoridad más: que el as de las Avispas, Wilber Reyna, sentenciara al line up villaclareño con otra apertura de calidad, y eso fue todo lo que sucedió. Reyna, de 25 años, tiró 5 ⅓ innings, admitió cinco hits, una carrera limpia y ponchó a cuatro oponentes sin lanzar bases por bolas.


Reyna aumentó su marca a 4-2 durante toda la temporada, con 1.07 PCL, 0.99 WHIP y una magnífica correlación de 35 ponches y sólo cuatro boletos en 39 ⅓ innings. Villa Clara anotó una carrera sucia en el tercer capítulo por error del torpedero Daniel Colás, pero las Avispas remataron con rally de tres rayitas durante el final del quinto capítulo.


Doble de Mailon Tomás Alonso y sencillo de Yuri Marcos Fernández produjeron la segunda anotación de los Leopardos en la parte alta del sexto frente a Reyna. Kevin Rosales cubrió el resto del camino con un relevo de 1 ⅓ innings sin admitir libertades.


Con la serie 1-1, este viernes ambos equipos se trasladarán a Villa Clara, donde se celebrarán el resto de los desafíos en esta Final.


(Foto: Castillo Argüelles)