• Yirsandy Rodríguez

Ciego de Ávila vs. Granma: Claves que podrían definir el éxito en la Semifinal



Como cada postemporada en el reciente lustro, Yirsandy Rodríguez analizará las probabilidades de victorias y expectativas de los equipos que buscarán discutir el título con un éxito en la Semifinal de esta 61 Serie Nacional del béisbol cubano.


La historia de postemporada que está en juego: Después de tres playoffs ganados de manera consecutiva en las Series 50, 51 y 54, los Tigres de Ciego de Ávila buscarán la revancha tras ser barridos por los Alazanes en la final de la 56 Serie Nacional. Esas tres eliminaciones en fase de Semifinal, le dieron la oportunidad a Ciego de Ávila de discutir tres veces el título, y luego alzarse con la corona ante Industriales en 2012, Isla de la Juventud en 2015 y Pinar del Río en 2016.


Al año siguiente, los Alazanes le rompieron la dinastía a los Tigres: ganaron las Series 56, 57 y 60, consolidándose como el segundo equipo tricampeón durante la última década. Si Ciego de Ávila no hubiese ganado las semifinales de 2011, 2012 y 2015, entonces Granma habría discutido el campeonato en seis de las últimas 11 campañas.


He aquí los resultados finales en cada serie de playoffs entre Granma vs Ciego de Ávila:


-Ciego de Ávila: Tres series ganadas. Marca: 12-9

-Granma: Una serie ganada. Marca: 9-12


50 SNB (6 Juegos) 4-2: CAV-GRA

51 SNB (6 Juegos) 4-2: CAV-GRA

54 SNB (5 Juegos) 4-1: CAV-GRA

56 SNB (4 Juegos) 4-0: GRA-CAV


Vladimir García (5) y Yander Guevara (4) son los lanzadores con más juegos ganados, asegurando nueve de los 12 triunfos de Ciego de Ávila ante Granma en postemporadas.*


*Yander Guevara, a pesar de que tiene una victoria menos, sentenció a los Alazanes en par de veces, cerrando las series Semifinales de 2012 y 2015, con éxitos por 11-1 y una espectacular blanqueada de 3-0, donde permitió apenas tres hits. Por cierto, no hubo mejor regalo para Roger Machado que aquel tercer éxito consecutivo en casa ante Granma, asegurando el pase a la final un día de su cumpleaños.


Por los Alazanes, hubo sólo dos lanzadores que duplicaron su cifra de éxitos: Lázaro Blanco como abridor y Miguel Lahera (estaba de refuerzo ese año) en rol de relevo. Otro dato curioso es que, como promedio, en los 21 juegos que han disputado Granma vs Ciego de Ávila en playoffs, se anotan 5.7 carreras como promedio combinado, y 19.3 hits. En el 67% de los partidos, ambos equipos han acumulado al menos 11 carreras, y esa tendencia no cambió mucho este año durante la temporada regular. De hecho, las únicas blanqueadas en la historia de postemporadas entre Tigres y Alazanes, las han ganado abridores avileños, todas en el estadio José Ramón Cepero:

Vladimir García, Juego 1: CAV, 20-0 GRA, jueves, 10 de mayo de 2012

Ismel Jiménez (como refuerzo), Juego 3: CAV, 6-0 GRA, domingo, 29 de marzo de 2015

Yander Guevara, Juego 5: CAV, 3-0 GRA, martes, 31 de marzo de 2015


Durante la temporada regular de este año, los Alazanes ganaron la serie 3-2, en cinco desafíos totalmente dominados por la ofensiva:

Ciego de Ávila: 30 carreras anotadas (6.0 por juego) y .911 OPS. Los lanzadores admitieron 8.57 PCL, con 24 boletos y 17 ponches.

Granma: 41 carreras anotadas (8.2 por juego) y .911 OPS. Los lanzadores admitieron 6.00 PCL, con 20 boletos y 17 ponches.


En cuanto a producción, la ventaja de Granma estuvo en que empujaron al 32.6% de los corredores encontrados en posición anotadora, mientras Ciego de Ávila registró un deficiente 23.6%. Para este enfrentamiento en Semifinales, las tendencias podrían dar un giro si el picheo de Granma se mantiene al nivel en que limitó a Industriales durante cinco juegos en Cuartos de Final. Por su parte, los Tigres no contarán con uno de sus principales relevistas, el diestro Yosvany Avalos, ni tampoco con el cátcher Alfredo Fadraga, quienes viajaron como parte del team Cuba Sub-23 al torneo Premundial en Aguascalientes, México.


Los Alazanes, campeones defensores, tendrán disponibles a las principales figuras de su staff de picheo, pero tendrán que reconfigurar su formación defensiva tras la salida del outfielder Francisco Venecia, quien también fue incluido en la selección nacional Sub-23. La opción para el manager granmense, Carlos Martí, probablemente sea otro joven outfielder que ha visto acción como reemplazo defensivo, Darien Palma.

Tigres de Ciego de Ávila

¿Qué necesitan para llegar a la final?: Los Tigres exhibieron todo su potencial ofensivo contra los lanzadores de Mayabeque, pero los duelos ante Granma serán más exigentes. Si se trata de picheo, los Alazanes han sido más consistentes y aún proyectan una rotación nivelada, con el valor agregado que necesitará Ciego de Ávila: durabilidad de sus abridores. Yander Guevara, Dachel Duquesne y Luis Alberto Marrero se unieron para garantizar cuatro salidas de calidad ante Mayabeque.*


*El trabajo de Marrero fue exquisito y frenó a los Huracanes, con dos salidas de calidad y una carrera permitida en 14 ⅔ innings. Sí, ¡ese trabajo dominante ofrece una efectividad de 0.61!


Sin embargo, con tres brazos es bastante difícil ganar una serie al máximo de siete partidos.


Kevin Soto se apuntó dos relevos consistentes contra Mayabeque, pero Vladimir García fue bombardeado sin piedad: le batearon de 13-7, ¡.538!, con par de dobles y un jonrón. Está claro que los Tigres incluso sin Yorbis Borroto y Alfredo Fadraga* pueden armar un lineup de élite, que además agregue contribución defensiva. Pero, aun así, tenemos esta interrogante: ¿serán suficientes las carreras producidas por los Tigres para ganar?


*Fadraga lideró el equipo con 21 jonrones durante la temporada regular, y fue uno de los tres bateadores avileños con al menos 50 carreras impulsadas.


¿Por dónde se podrían escapar las victorias?: El bullpen sigue siendo la gran interrogante aquí. ¿Yorelvis Charles estará dispuesto a romper su probable rotación abridora si tiene posibilidades de obtener una victoria? Es complicado… y esta es otra de las razones: tres de los principales lanzadores del equipo tienen 34 años, Yander Guevara, Dachel Duquesne y Vladimir García. Sobre todo Yander y Dachel siguen siendo duraderos como abridores, pero de cualquier manera, una serie al máximo de siete juegos necesita que el peso de las responsabilidades sea compartido.


Bateador a seguir: Raúl González. Otra vez, su bate se ha encendido en los momentos que más lo necesita el equipo. Raúl lidera estos playoffs con tres jonrones y nueve empujadas*, y sigue siendo el bateador que los Alazanes tendrán que neutralizar en el centro del lineup.


*Raúl González encabeza las impulsadas (9) en esta postemporada, igualado con el cátcher de los Gallos, Yunior Ibarra.


Durante todo el año, a menudo parecía como si la gran temporada de Raúl González no tuviera impacto en la conversación sobre el MVP y, aun así, está a un par de carreras anotadas de completar registros de al menos 50+ (BB), 50+ (CI) y 50+ (CA) en todo el año.


Lanzador a seguir: Luis Alberto Marrero. No, no sólo estoy pensando en el par de aperturas efectivas de Marrero, que garantizaron la mitad de los éxitos de Ciego de Ávila para derrotar en seis juegos a Mayabeque durante la serie de Cuartos de Final. La principal razón, es que Marrero lanzó para 0.96 PCL y ponchó a ocho rivales en 9 ¹/₃ innings contra Granma en la temporada regular. Mientras los Alazanes apaleaba con .360 de promedio colectivo frente a los lanzadores avileños, los 39 oponentes que enfrentaron a Marrero promediaron apenas .200 (35-7), y el único extra base fue un doble que le conectó Roel Santos. Junto a los veteranos de postemporada Yander Guevara y Dachel Duquesne, no creo que Yorelvis Charles descarte la posibilidad de utilizar a Marrero como relevista.


¿Qué jugador clave necesita hacer ajustes?: Vladimir García. No es un secreto que aquel imponente Vladimir de inicios de la década de 2010, ha perdido considerablemente la potencia y el efecto de sus lanzamientos. Sin embargo, aún creo que la experiencia y el extra de Vladimir podría aportar para los Tigres. ¿Podría? Sí, y estoy seguro de que debe estar intentando hacer ajustes con urgencia: Mayabeque le bateó para promedio de .537 (13-7), con par de dobles y un jonrón. Y, bueno, he aquí el otro lado de la tarjeta: Granma le bateó .500 (12-6) en la temporada regular, también con par de dobles y un vuelacercas. Cuando sumas ambas actuaciones, obtienes esto en solo 5 ¹/₃ innings: cuatro dobles, dos jonrones y 13 hits permitidos en 25 veces al bate, para un abrumador promedio de .520 producido por sus oponentes.


Una tendencia reveladora que deberías saber: Los Tigres ganan la serie 12-9 contra los Alazanes, pero pierden 5-7 en los resultados entre los Juegos 1 y 3.


Alazanes de Granma

¿Qué necesitan para llegar a la final?: Que su picheo encuentre la fórmula para atravesar el lineup de los Tigres, y el equipo se mantenga trabajando al mismo ritmo agresivo que ha caracterizado a cada plantel campeón de los Alazanes. Bajo la planificación del estelar ex lanzador granmense Ciro Silvino Licea, actual coach principal de picheo, y el coach de bullpen, Luis Ernesto González, los lanzadores de Granma se han mantenido a un alto nivel competitivo durante toda la campaña.


Contra Industriales, el staff granmense trabajó para eficiente 2.45 PCL, 0.95 WHIP, con 20 ponches, el doble de los boletos, dejándolos en un ineficiente .212 de promedio. Sí, bastaron siete brazos para que Granma casi barriera a los Leones, exhibiendo una rotación que contó con cuatro abridores y apenas tres relevistas. La durabilidad de los abridores, con un promedio de 8 ⅔ innings por apertura, evitó que el bullpen de los Alazanes asumiera responsabilidades extras.


Los diestros César García (14 IP) y Yoel Mojena (7 IP), junto a los zurdos Leandro Martínez (5 ¹/₃ IP), y Yunier Castillo (8 IP), se combinaron para cubrir 34 ⅔ IP, el 79% de los 44-innings acumulados por el picheo granmense en los cinco partidos contra Industriales. Del resto de la ruta se encargaron Carlos Santana (5 ⅔ IP), Kelbis Rodríguez (3 ⅔ IP) y el zurdo Miguel Paradelo (¹/₃ IP), los únicos relevistas utilizados por los actuales campeones nacionales en lo que va de postemporada. Tras su regreso después de 54 días sin lanzar debido a una lesión, Santana salvó los Juegos 2 y 5, con cuatro ponches sin boletos en 5 ⅔ IP casi perfectos, donde silenció al lineup de Industriales, que le bateó apenas de 15-1 (.067).


Obviamente, la producción de carreras de los Alazanes será clave para apoyar a los lanzadores, sin obviar que la defensa ha sido otra notable ventaja contra sus rivales. ¿Recuerdas?: la dupla “short-segunda”, Yulian Milán-Yobany Millán, se combinaron para asegurar 63 lances sin la sombra de un error.


¿Por dónde se podrían escapar las victorias?: La defensa en la parte izquierda del outfield sigue siendo preocupante. Con la partida del talentoso outfielder Francisco Venecia entre los seleccionados al equipo Cuba Sub-23, Darien Palma podría ser el reemplazo de Carlos Martí para el jardín central. Durante la temporada regular, Venecia fue ligeramente superior en rango de alcance, promediando 3.00 fly+líneas capturadas en 209 ¹/₃ innings a la defensiva. Palma, terminó con .955 de promedio y 2.76 Factor de Rango, pero ha jugado el 54% de los partidos del equipo este año. La única situación que podría poner una alerta aquí, es que Palma cometió cuatro de sus cinco errores en el jardín central, donde ha fildeado en el 46% de sus 365 innings a la defensa en toda la campaña.


En la corta oportunidad que tuvo Venecia durante la serie de Cuartos de Final contra Industriales, sin dudas se robó el show tanto al bate como defendiendo en la posición número ocho: bateó .471 (17-8) y lideró el equipo en hits. Su velocidad en las bases, la potencia de su brazo y su rango de alcance exhibido como centerfielder, encantaron a tal nivel que fue llamado para el equipo Sub-23.


Esa fue una gran noticia, pero la partida de Venecia se notará. Entonces, el reto está planteado: Guillermo Avilés y Darien Palma probablemente serán los defensores del left-center. Avilés se entregó al máximo por el equipo, pero dependió varias veces de la eficiente cobertura de Venecia. No dudo que Palma haga un gran trabajo defensivo, pero deberíamos mantener estos dos pensamientos en perspectiva:

1) Los Tigres han producido conexiones de fly en el 51.2% de sus bolas puestas en juego durante estos playoffs.

2) El 70% de esos elevados, han sido conectados hacia el left-center.


Podemos estar de analizando en diferentes líneas, pero en cualquier caso, está claro que quienes defiendan el left y el center por los Alazanes, probablemente tengan un exigido trabajo.

Bateador a seguir: Guillermo Avilés. Contra Industriales en Semifinales, Avilés bateó cuatro hits y todos fueron extra bases, par de dobles e igual número de jonrones. Sin embargo, después del Juego 2 se apagó un poco, y terminó dejando a 10 de los 11 compañeros que encontró en posición anotadora. Aun así, Avilés sigue siendo un bateador zurdo imponente, y si se ajusta, como lo ha hecho en otros playoffs, no hay dudas de que puede remolcar a los Alazanes hasta la final.


Lanzador a seguir: César García. César abrió el Opening Day contra Granma el pasado 23 de enero. Luego encabezó la liga con 12 salidas de calidad en 18 aperturas—¡arrojando un excelente 67%!—, pero terminó con marca de 5-4 y se fue sin decisiones en la mitad de sus aperturas. Contra Industriales, aseguró el 50% de los éxitos de Granma, con nueve ponches y apenas dos boletos en 14 innings. Tras la partida de Lázaro Blanco, César García ha sido el lanzador más estable de la rotación granmense, y estos playoffs se han presentado como el gran escenario para que demuestre su salto de calidad a la élite del picheo en esta Serie Nacional.


¿Qué jugador clave necesita hacer ajustes?: Alexquemer Sánchez. En Cuartos de Final contra el picheo de los Azules, Alexquemer fue limitado a .176 (17-3), y dejó esperando remolque a los 12 corredores que encontró en posición anotadora. Aun así, Alexquemer robó bases en tres de las seis veces que se embasó, frecuencia con proyecciones de mejorar si aumenta su porcentaje de embasado.


Una tendencia reveladora que deberías saber: El picheo de los Alazanes es el segundo con la tasa más baja de bases por bolas en estos playoffs, apenas 2.0 BB/9, por detrás del 1.7 acumulado por el picheo de los Gallos. Los Tigres han sido un equipo altamente agresivo a la ofensiva, que terminó con apenas 18 boletos y 19 ponches contra Mayabeque. Obviamente, esa tendencia puede traducirse en un resultado positivo o negativo, pero una de las ventajas del picheo de los Alazanes ha sido su ritmo de lanzamientos efectivos en la zona baja. ¿El resultado? Los pocos boletos que lanzan y el 47% de conexiones de rollings recibidos en estos playoffs.


Predicción: Son dos equipos que muestran potencialidades ofensivas y defensivas a niveles similares, pero los Alazanes proyectan un mejor picheo. Con César García, Yoel Mojena y los zurdos Leandro Martínez y Yunier Castillo, la rotación abridora del manager Carlos Martí ha sido una de las más consistentes durante toda la campaña. Es playoffs y todo puede suceder, todo… pero los Alazanes volverán a vencer.