• Yirsandy Rodríguez

Con 12 victorias consecutivas en casa: Los Alazanes buscarán otro histórico título vs. Matanzas

Actualizado: 17 jun


(Foto: Alazanes de Granma/Calixto N. Llánes)

La historia comenzó el sábado 21 de enero de 2017.


Después de dos sensacionales éxitos 4-3 y 2-1 en los Juegos 1 y 2 de la final contra los Tigres de Ciego de Ávila en el estadio José Ramón Cepero, los Alazanes de Granma habían galopado la mitad del camino para conquistar su primer título en la historia de las Series Nacionales.


Tres noches antes de comenzar el Juego 3 en casa, los Alazanes pulverizaron una desventaja de 3-0 con rally de tres carreras en el inicio del octavo inning. Un doble de Yordan Manduley y sencillo de Carlos Benítez, saquearon la joya de picheo del diestro Vladimir García, quien lanzó 7 ¹/₃ innings y permitió apenas dos hits en el Juego 1. Con el empate 3-3, el relevista pinareño de refuerzo, Raidel Martínez, intentó retar a Alfredo Despaigne, y el resultado fue un elevado salvaje que se perdió en la oscuridad, casi al amanecer del jueves 19 de enero de 2017.



Los Tigres intentaron igualar el marcador en el final del décimo capítulo, pero el refuerzo de los Indios de Guantánamo, Julio Pablo Martínez, fue presa fácil del certero y potente brazo de Alexquemer Sánchez, quien defendía como suplente en la pradera derecha. Julio Pablo bateó sencillo de rolling, un bounce alto que sobrevoló al inicialista Agustín Arias Jr. Al ver que la pelota se internó en el rightfield, fue agresivo y buscó la segunda almohadilla para convertir la conexión en doble, pero Alexquemer lo sentenció en la intermedia con un excelente trabajo de recepción y tiro. Recuerdo perfectamente la sensación de aquella gran jugada, que también resultó clave en el relevo casi perfecto de Miguel Lahera durante tres entradas.


Al día siguiente, una brillante apertura de Noelvis Entenza aseguró siete ceros en fila, y Carlos Benítez dictó sentencia con un sencillo remolcador de dos carreras que colocó el marcador 3-0 en el inicio del séptimo ante el abridor de los Tigres, el diestro pinareño Vladimir Baños. Ciego de Ávila intentó empatar el juego y cerró el marcador 3-2 en el final del octavo, pero Edilse Silva fue dominado por Lahera en rodado a segunda.


Tras iniciar la final con ventaja de 2-0, la inspiración de los Alazanes no se detuvo hasta barrer en casa y obtener el primer título del equipo en la historia bajo el mando del experimentado manager Carlos Martí. Las victorias 10-2 y 3-2 no solo aseguraron la posibilidad de celebrar en casa, sino que también se convirtieron en el inicio de una impresionante racha de triunfos consecutivos. Sí, desde el Juego 5 en la Semifinal de la 56 Serie Nacional contra Matanzas, los Alazanes no pierden un partido de playoffs jugando en el estadio Mártires de Barbados.


¡Han sido invencibles jugando en casa! He aquí una cronología de la racha:


56 Serie Nacional: 2-0

Juego 3 | FINAL: GRA, 10-1 CAV

Juego 4 | FINAL: GRA, 3-2 CAV


57 Serie Nacional: 6-0

Juego 3 | SEMIFINAL: GRA, 7-2 MTZ

Juego 4 | SEMIFINAL: GRA, 3-1 MTZ

Juego 5 | SEMIFINAL: GRA, 4-2 MTZ

Juego 3 | FINAL: GRA, 10-6 LTU

Juego 4 | FINAL: GRA, 4-2 LTU

Juego 5 | FINAL: GRA, 11-5 LTU


61 Serie Nacional: 4-0

Juego 1 | CUARTOS FINAL: GRA, 8-2 IND

Juego 2 | CUARTOS FINAL: GRA, 5-3 IND

Juego 1 | SEMIFINAL: GRA, 3-2 CAV

Juego 2 | SEMIFINAL: GRA, 9-8 CAV


¡Van 12! El año pasado, Granma jugó para marca de 7-2 durante los playoffs de la 60 Serie Nacional, pero celebró todos sus partidos en el estadio José Antonio Huelga de Sancti Spíritus, sede “neutral” que se escogió debido al azote de la COVID-19 entre enero e inicios de abril.


Los primeros ocho éxitos de la racha fueron en la “Era de los Refuerzos”, a diferencia de los cuatro triunfos en esta campaña, donde los Alazanes han batallado sin jugadores claves como Alfredo Despaigne, Lázaro Blanco, Raico y Roel Santos, y el MVP de la final del año pasado, Guillermo García (bateó de 19-12, .632, con dos jonrones y siete remolcadas en seis juegos).


A una cabalgada del récord

“Aún no es record”, esa fue mi respuesta ante la duda del fiel seguidor de los Alazanes, David Mestre (@MPRF83), cuando preguntó sobre la hazaña en Twitter.


Los Alazanes habían ganado el Juego 2 de la Semifinal contra los Tigres de Ciego de Ávila, para poner la serie 2-0. Sin dudas, el regreso a discutir la final por segundo año consecutivo era casi seguro, y así sucedió. Actualmente, el récord de victorias consecutivas “como home club en playoffs”, aún le pertenece a Santiago de Cuba, que dirigidos por Antonio Pacheco ganaron 13 desafíos seguidos entre las postemporadas de 2007 y 2008.