• Yirsandy Rodríguez

I Juegos Panamericanos Junior: Un destello a tiempo

Actualizado: 2 dic 2021



Después de pisar el home en sólo dos de sus primeras 14 entradas a la ofensiva en estos I Juegos Panamericanos Junior, Cali-Valle 2021, el team Cuba reaccionó a tiempo: Una joya de pitcheo del diestro José Eduardo Santos se combinó con el poder del cuarto bate Pedro Revilla, quien remolcó todas las carreras en la victoria por 3-0 este lunes sobre el actual campeón mundial del Sub-23, Venezuela, para cerrar la ronda clasificatoria.


Con marca de 2-1, la derrota de Nicaragua ante Brasil le permitió a Cuba ascender hasta el primer lugar del Grupo B, de cara a la fase semifinal del torneo panamericano.


Durante seis innings, Santos tuvo el control del juego, pero es justo señalar que la contribución defensiva fue totalmente decisiva. En los primeros cuatro capítulos, la “Vinotinto” embasó a su primer bateador sin outs, dos veces por boleto e igual número por hits, respectivamente. Sin embargo, el efecto de los pitcheos de Santos fue letal, provocando 10 conexiones de rolling—el 62.5% de los 16 batazos que admitió—, cuatro de ellas convertidas en relampagueantes dobles matanzas.


Juan Fernández, Kelvin Melean, Cesar Izturiz y Eliezer Alfonzo fueron las víctimas que rompieron cada posible rally, mientras la ofensiva cubana logró producir el esperado destello a tiempo: Ocho hits—uno más que los siete registrados en los dos primeros matchs—, además de duplicar la producción de extra bases (4).


Eso sí, un solo hombre, el talentoso slugger guantanamero Pedro Revilla, encabezó toda la producción. Antes del partido, Revilla había bateado de 5-2 y contaba con uno de los dos extra bases de Cuba en 55 visitas al plato. A ese ritmo, el punto de rendimiento crítico aquí no era sólo la pobre línea colectiva de .146/.255/.188, sino que, dentro de ese slump, los principales bateadores, el dúo de “3-4”, Guillermo García y Revilla, habían encontrado a sólo dos corredores en posición anotadora.


Parte del gran problema estaba originado por la ineficiencia del “one-two” cubano, la dupla de Roberto Álvarez y Roidel Martínez, quienes se habían ido de 12-0 con cuatro ponches combinados. Este lunes, la reacción de ambos jugadores con similares habilidades de contacto y rapidez fue clave para el éxito de Cuba para clasificar a la siguiente ronda: El outfielder matancero Roberto Álvarez abrió el juego con triple, y luego se embasó por una pifia del antesalista venezolano, Justin López.


Por su parte, Roidel Martínez agregó par de cañonazos después de poncharse en el primer inning, exhibiendo una de sus principales habilidades ofensivas, el bateo hacia la banda opuesta. En resumen, Álvarez (dos) y Roidel (una) hicieron el trabajo, al llegar a bases y anotar las tres carreras de Cuba. Contra el imponente abridor de Venezuela, Jesús Vargas, quien sacó siete de sus primeros nueve outs ponchando, Pedro Revilla fue el verdugo. Primero le sonó un cohete remolcador que envió al plato a Álvarez en el inning de apertura y, tres entradas después, en el cuarto, le repitió la dosis con doble a lo profundo de la pradera derecha.


Tras la ventaja de 1-0, con el dominio de Santos y hermética defensa, Revilla remató a la Vinotinto en el final de la quinta entrada. Luego de dos outs, el alto mando venezolano declinó la idea de pasar intencionalmente a Revilla para llenar las bases. Dos corredores rápidos estaban en circulación, el leadoff Roberto Álvarez en tercera y Roidel Martínez en segunda, ambos tras un rodado a la inicial de Guillermo García.


El relevista Edwuin Bencomo fue enviado al montículo para retar a Revilla, quien ha sido el slugger más consistente de Cuba desde los entrenamientos en La Habana. Bencomo intentó sorprender a Revilla con una bola rápida alta—ubicada del centro de la zona hacia afuera—, pero el oportuno joven guantanamero descargó su poder para producir un doble a lo profundo del right que limpió las bases.


Con la ventaja de 3-0, Santos completó su efectiva faena de seis innings dominando a los últimos ocho oponentes, quinto y sexto capítulos en fila. Del séptimo se encargó el pinareño Frank Abel Álvarez, quien ponchó a Justin López para apuntarse su segundo salvamento del torneo. Y, sí, 24 horas después de estar al borde de la eliminación, el team Cuba resurgió. Los jóvenes dirigidos por Eriel Sánchez, varios de ellos en su primera experiencia a nivel internacional, hicieron el trabajo. Aunque la ofensiva se concentró en la tanda alta—los bateadores ubicados del sexto al noveno turno se fueron de 11-1 con cuatro ponches—, lograron el propósito, un destello a tiempo que aún los mantiene en competencia.


Post-Game—Cuba vs. Venezuela: Análisis y expectativas


MVP del juego: El abridor espirituano José Eduardo Santos y el slugger del Guaso, Pedro Revilla, se ganaron los honores esta vez, por sus actuaciones claves para el éxito de Cuba. Santos, lanzó seis ceros y permitió cuatro hits, mientras dos swings de Revilla mantuvieron al equipo con vida, siendo válidos para remolcar las tres carreras del partido.


El momento clave: Con el juego 1-0 a favor de Cuba en el final del quinto inning, la dirección de Venezuela decidió que el relevista Edwuin Bencomo enfrentara a Pedro Revilla con corredores en tercera y segunda luego de dos outs. Revilla, el cuarto bate de este team Cuba, ya había exhibido muestras del poder de sus muñecas. Llevaba tarde perfecta de 2-2 con doble y remolcada, pero la dirección de Venezuela no estaba dispuesta a llenar las bases. El resto ya lo sabes: ¡Doble decisivo que retumbó en los colchones del rightfield en el estadio Edgar Rentería!


Lo que significó la victoria: Tal vez podría ser más que la clasificación, el juego de la inspiración para Cuba en esta primera edición de los Juegos Panamericanos Junior, Cali-Valle 2021.


Un posible punto de giro que deberíamos analizar: Dado el dominio del pitcheo cubano, incluso sin utilizar aún a varios de sus relevistas, si la ofensiva logra producir, han demostrado que el equilibrio pitcheo-defensa le ofrece fortaleza y estabilidad al equipo. En un solo partido y ante el actual campeón del mundial Sub-23, Venezuela, Cuba reaccionó con más hits (8) y extra bases (4) que los acumulados en sus primeros dos juegos, siete y dos, respectivamente.


Sí, quizás el éxito contra la Vinotinto, como escribí antes, se convierta en el punto de inflexión positivo e inspirador para este joven team dirigido por Eriel Sánchez.

(Foto: WBSC)