top of page

Carreras a lo desconocido

Explorando la nueva tendencia de los abrumadores marcadores y hacia dónde se están dirigiendo las tendencias ofensivas.




Entonces, ya sabemos que no es coherente esperar una disminución de los marcadores abultados en esta 62 Serie Nacional del Béisbol Cubano.


Múltiples series de cinco juegos en cuatro días y cada partido bajo el ardiente sol, la mayoría comenzando a las 2:00 PM, aumentan las probabilidades del desgaste sobre todo para los lanzadores. Ese efecto hemos podido apreciarlo durante estas primeras dos semanas de la temporada: se están anotando un promedio de 11.8 carreras por partido, y siete de los 16 equipos han registrado más bases por bolas lanzadas que ponches.


Bien, esas no han sido las únicas tendencias negativas del pitcheo: también han aumentado peligrosamente las frecuencias de wild pitchs (1.34 este año en comparación con el 1.07 durante la pasada campaña) y balks (0.15 sobre 0.10) por juego, tasas que hacen aumentar las probabilidades de anotar carreras.


Pero hay algunas tendencias más, que realmente a veces quedan ocultas entre porcentajes y frecuencias. He aquí una muestra de ello: ¿te has preguntado cómo se han distribuido los porcentajes de carreras anotadas? Se han producido 11.8 carreras por juego, ¿cierto?, pero el punto neurálgico ha sido aún más sorprendente: en estos primeros 119 partidos, los equipos han promediado 3.8 carreras, ¡ritmo récord en las últimas 24 temporadas!


Leyenda: RUN/G: Carreras anotadas por juego. RW/G: promedio de carreras anotadas del equipo ganador por juego. RL/G: promedio de carreras anotadas del equipo perdedor por juego.


Como puedes apreciar, la ofensiva ha marcado un nuevo récord de carreras anotadas en los primeros 15 partidos de esta 62 Serie Nacional: 11.8 carreras por juego, 8.2 las han registrado los equipos ganadores—igualando el inicio de la 60 SNB—, y un rotundo ¡3.8! de los perdedores, superando con ventaja de 0.5 el récord anterior de 3.3 en la 42 y 60 SNB, respectivamente.


Devastador. Cada estadística revela una marcada inefectividad no sólo del pitcheo, sino también de la defensiva, que ha desembocado en un pésimo promedio de .969. Y, ¿sabes qué? ¡Tenemos más del caos que están provocando los marcadores abultados en ese inicio de campaña! Sí, porque resaltan otros puntos incoherentes en medio del apogeo ofensivo: el ritmo de las blanqueadas podría superar en menos de un mes la tasa colectiva del año pasado.


Realmente, cuando intentamos conectar todos estos aspectos, es imposible predecir a qué conclusiones podemos llegar: se han lanzado 12 blanqueadas en 119 juegos, solo seis menos que las 18 registradas en 598 partidos durante la temporada regular de la pasada 61 Serie Nacional.


¿A qué conclusiones podemos llegar? Definitivamente, si no ocurre un milagro, ¡nos dirigimos a una temporada histórica con carrerajes a ritmo desconocido!


Por cierto, así cerramos la jornada de este jueves, luego de cuatro días salvajes donde en siete de los 39 partidos los equipos ganadores anotaron al menos 15 carreras: Las Tunas 20, Ciego de Ávila 1.


Los Leñadores de Las Tunas, que ahora están promediando 8.7 carreras anotadas por partido (122 en 14 juegos), pisaron el home en todos los innings. Esta fue la frecuencia de las carreras: 3, 1, 2, 2, 5, 1 y 6, para decretar el marcador de nocaut desde el inicio del séptimo.


Todos los bateadores titulares de Las Tunas se anotaron al menos un hit, en un ataque encabezado por los hermanos Alarcón: Yosvany (4-3, 2 HR, 5 RBI) y Yordanis (4-2, HR, 3 RBI) se combinaron para producir de 8-5 con cinco anotadas, tres jonrones y ocho remolcadas.


Fue la séptima vez en la historia que los Leñadores anotaban al menos 20 carreras en un juego, pero lo más curioso es que resultó apenas la segunda ocasión permitida por Ciego de Ávila. Los Tigres no eran bombardeados con 20 anotaciones o más hacía 18 años, cuatro meses y dos días, desde que perdieron por 21-10 ante las Avispas de Santiago de Cuba en la 44 Serie Nacional.


Aquella tarde, se batearon 10 jonrones en el estadio del III Frente, cinco por cada equipo:


CAV: Mario Jorge Vega, Yorelvis Charles (2), Dany Miranda y Roger Poll.

SCU: Ronnier Mustelier, Manuel Benavides, Rolando Meriño, Reutilio Hurtado y Alexei Bell.


Las Tunas también repitió la dosis de cinco jonrones: Yosvany Alarcón (2), Yordanis Alarcón, Leonis Figueredo y el novato de 21 años, Andrés Remón, el primero de su carrera en apenas la segunda aparición al plato con los Leñadores.


Como ya sabes, ese fue el primer partido donde el equipo ganador anota al menos 20 carreras en esta 62 Serie Nacional. A este ritmo, no sabemos cuántas veces volveremos a ver esta hazaña colectiva, pero presiento que la historia se repetirá.


(Foto: Itsván Ojeda)

Comments


Noticias

bottom of page