• Yirsandy Rodríguez

Con siete victorias consecutivas: Industriales enfrentará una gira clave para la clasificación



No ha pasado mucho tiempo desde la última vez que sucedió.


Hace apenas dos temporadas—si la diferencia de 134 juegos no te parece muy lejana—, desde la segunda fase de la 59 Serie Nacional, Industriales no ganaba al menos siete partidos en fila, un contexto numéricamente similar al actual en esta 61 Serie Nacional.


Sin embargo, hay dos diferencias notables entre ambas rachas:


1) Industriales logró cuatro de los siete triunfos como visitador.


2) Las victorias fueron contra equipos contendientes por un boleto a los playoffs y en la segunda fase, donde siempre el nivel era más alto debido a la utilización de refuerzos.


Estos fueron los siete triunfos de los Leones:


-Como visitadores:

IND 11, MTZ 9

IND 4, CMG 3

IND 9, CMG 7

IND 7, CMG 0


-Como home club:

IND 5, SCU 1

IND 3, SCU 1

IND 7, SCU 2


Aquel último éxito aseguró la serie de tres juegos contra Matanzas, y luego la barrida ante los Toros le dio un gran impulso al equipo dirigido por Rey Vicente Anglada. Luego, llegaron a casa y vencieron en tres duelos a las Avispas de Santiago de Cuba, pero cayeron por 14-4 el sábado 21 de diciembre de 2019, revés que cortó la racha en siete sonrisas.


En la seguidilla actual, los Azules han vencido a un solo rival de los ocho equipos que aparecen en puestos clasificatorios, las Avispas santiagueras. Obviamente, derrotar a cualquier rival ayudará a que los Leones u otro plantel con aspiraciones de llegar a los playoffs acumulen victorias. Sin embargo, está claro que vencer a oponentes de la élite casi siempre provoca un doble efecto: victorias y la posibilidad de ganar series particulares, resultados positivos que podrían derivar en ventajas ante situaciones de desempates.


Por esa razón, los Industriales dirigidos por Guillermo Carmona tendrán un alto reto que, de superarlo en los próximos 10 partidos fuera del “Coloso del Cerro”, las probabilidades de clasificar a la postemporada podrían aumentar.


La semana perfecta (5-0) y más

Sabemos que existen varias maneras de ganar un juego, una sub-serie, dos sub-series y, como en este caso de los Industriales, ¡tres sub-series consecutivas, siete partidos en el formato de calendario de estos últimos dos años! Creo que logré algo cuando te introduje el tema hace algunos párrafos atrás: en las rachas de victorias, no siempre se gana de forma convincente; no siempre se derrota a rivales de nivel; no siempre los equipos consiguen ganar cuando están ofreciendo la mejor versión de sus potencialidades colectivas.


Pero en este caso de los Leones, podemos argumentar algo a su favor: aunque hayan vencido al tambaleante Camagüey, a las Avispas con sus constantes problemas de bullpen y una defensa pésima, y al desastroso pitcheo de los Indios, Industriales ha combinado la consistencia ofensiva de varios bateadores—incluidos algunos suplentes—, y el staff de lanzadores ha evitado el persistente bombardeo de jonrones. Con 13 relevos y siete aperturas en los últimos siete matchs, el pitcheo de los Azules ha lanzado para 3.51 PCL, con más ponches (32) que boletos (24) y sólo 12 extra bases admitidos en 59 innings.


Efectividad sobre la loma

Los dos principales abridores del equipo, Pedro Álvarez (2-0, 0.63 PCL) y Pavel Hernández (2-0, 1.64 PCL) se han combinado para marca de 4-0 y 1.06 PCL en 25 ¹/₃ entradas. Andy Vargas, el principal relevista del staff, ha salvado dos partidos, registra más strikeouts (8) que innings (7 ⅔) y sus 32 oponentes le promedian apenas .179. Otro diestro, Marcos Ortega, ganó un importante juego ante Santiago de Cuba, llevando su apertura hasta el inicio del sexto, y será el lanzador abridor de este martes cuando los Azules inicien una serie de tres partidos ante los Toros en el estadio Cándido González.


De manera general, la rotación de los Leones cumplió y, aunque la defensa volvió a estar por debajo de lo esperado—fildearon para pobre promedio de .972—, el trabajo ofensivo se lució con creces frente a las deficientes rotaciones de abridores y bullpens de Santiago de Cuba y Guantánamo.


Bates encendidos destrozaron endeble pitcheo oponente en casa

El lineup de Industriales ha promediado línea de .349/.459/.545, con 28 extra bases—19 dobles y nueve jonrones—durante esta actual racha de siete victorias. Han anotado 66 carreras, para un astronómico promedio de 9.4 por juego y los corredores se han robado seis bases en siete intentos.


Ariel Echevarría con 11 remolcadas y 15 carreras producidas está encabezando el ataque ofensivo, pero Oscar Valdés lidera en promedio (24-12, .500), OBP (.613), mientras Dayron Blanco exhibe el más alto slugging (.917) y la dupla Andrés Hernández (3) y Yosvany Peñalver (3) suman seis ocasiones donde han impulsado la carrera del empate o la ventaja, de las 11 totales del equipo.


Mientras la ofensiva de los Azules se mantenga produciendo, quizás los deslices del pitcheo o la defensa no se hagan notar, aunque una vez más las pifias han sido fatales para los Leones. Con siete errores cometidos, el 71% le han costado carreras, un promedio altamente negativo a tener en cuenta aunque el equipo acumule siete triunfos en fila.


Para estas próximas dos semanas, el reto está planteado. Industriales enfrentará tres veces a Camagüey y Mayabeque, y dos disputará sub-series de fin de semana contra Las Tunas y Pinar del Río. Después de esta gira de 10 partidos, a los Azules sólo les restarán dos series fuera de casa, ante Matanzas (del 30 de abril al 1 de mayo) e Isla de la Juventud (del 10 al 11 de mayo), situación que reafirma la importancia de sus próximos desafíos como visitantes.


Sí, esta semana comienza la gira más importante para los Industriales en esta recta final de la temporada regular, y pronto veremos hasta dónde pueden extender su racha victoriosa de juegos o sub-series contra varios contendientes que buscan clasificar a la postemporada.