top of page

Del enfoque al éxito: El impacto inicial de Lourdes Gurriel Jr. ha sido clave para los D-Backs

Actualizado: 1 jun 2023

—Después de un arranque inestable en abril, Lourdes Gurriel Jr. resurgió en mayo con el mes más productivo de su carrera.




Uno de mis primeros pensamientos sobre la llegada de Lourdes Gurriel Jr. a Arizona realmente iba más allá de su rendimiento. Después de haber jugado 468 juegos en cinco temporadas con los Blue Jays de Toronto entre 2018 y 2022, estaba ansioso por ver cómo sería el proceso de adaptación a una dinámica de grupo diferente en los D-Backs.


Gurriel Jr., de 29 años, fue un jugador importante como parte de la nueva generación que ha impulsado a los Blue Jays hasta los playoffs en cuatro de las últimas ocho temporadas. En cambio, tras aterrizar en Arizona, era inevitable mantener esas perspectivas al margen considerando que los D-Backs han clasificado a la postemporada en solo tres de las últimas 15 campañas.


Aun así, la situación para Gurriel Jr. no era nada nuevo en su carrera. Su primera historia en cuanto a cambio de equipo fue sumamente polémica y trascendió cuando jugaba en Cuba, sobresaliendo como uno de los principales prospectos en la Serie Nacional. En 2013, Gurriel Jr. pasó junto a sus hermanos Yulieski y Yunieski —el mayor de los tres hijos del legendario ex outfielder Lourdes Gurriel— a jugar con los Industriales de La Habana, precisamente el rival que más veces había eliminado en playoffs a su equipo natal, los Gallos de Sancti Spíritus.


Así pues, esta vez Lourdes se enfrentaba simplemente a un cambio más, una nueva expectativa al formar parte de los D-Backs de Arizona. Eso sí, en lo personal, Gurriel Jr. tenía varios retos por delante, después de haber visto caer estrepitosamente su producción de 21 jonrones en 2021 a solo cinco durante 121 juegos en 2022.


Después de 105 apariciones en home donde solo pudo conectar un jonrón y produjo apenas .699 OPS durante el mes de abril, Lourdes comenzó a mostrar el fruto del trabajo durante la off-season. Exactamente a mitad del mes pasado, cuando remolcó dos carreras cruciales el 15 de mayo contra los A’s, Gurriel Jr. acumuló su sexto jonrón de la campaña.


¿Seis? Sí, en solo 151 visitas a la caja de bateo, sobrepasó los cinco que había registrado el año pasado en 493 apariciones al plato. Pero más allá de su explosión ofensiva y el regreso de su poder, los más importante es que Gurriel Jr. ha sido uno de los jugadores claves en el exitoso inicio del equipo. Tras dos meses de temporada regular, los D-Backs (33-23) están a sólo ½ juego de los Dodgers (34-23) en la División Oeste de la Liga Nacional.*


*Por cierto, los D-Backs han sido el mejor equipo jugando en la carretera, con balance de 15-11, y también contra los equipos de su propia División, arrojando hasta ahora una sorprendente marca de 15-9.


Los Blue Jays no han sido tan exitosos en este inicio de campaña y, por supuesto, ninguna de las razones gira alrededor del traslado de Lourdes a Arizona. Sin embargo, para los D-Backs, el enfoque suena muy diferente, porque la adquisición del talentoso outfielder cubano fortificó la complexión de un equipo plagado de talento.


Luego de 50 juegos durante los primeros dos meses de la temporada, Gurriel Jr. tiene nueve jonrones, 31 RBI y .907 OPS, demostrando parte del impacto que podría generar para el lineup de los D-Backs si se mantiene saludable y haciendo ajustes. En 101 apariciones al plato en mayo, su rendimiento recordó los inolvidables inicios de campaña del ex primera base Paul Goldschmidt a inicios de la década de 2010.


Con ocho jonrones y 18 RBI, Lourdes produjo gran parte de su 203 OPS+, el tercer registro histórico más alto —empatado con Justin Upton— para bateadores de los D-Backs que han acumulado al menos 100 PA durante el mes de mayo. “Goldy” encabeza el ranking de la franquicia con 240 OPS+ en 2015 y 210 en 2013 al igual que en slugging (.750), categoría donde Lourdes se ubicó produciendo el cuarto más alto (.714).


“En primer lugar, es un buen bateador que es divertido de ver”, dijo a MLB el manager de los D-backs, Torey Lovullo, durante una entrevista sobre el impacto de Lourdes durante la última semana de mayo. “Soy un gran admirador suyo por el enfoque. Está en todos los lanzamientos. Obtiene un control deslizante probablemente en el medio hacia arriba, en el medio hacia adentro y lo conecta para el gran jonrón. No me sorprende, es capaz de hacer cualquier cosa”.


En lo personal, el récord de jonrones de Gurriel Jr. para un mes fueron los 10 que conectó en junio de 2019, y las remolcadas sus 21 en septiembre de 2021. Sin embargo, en cuanto al rendimiento ofensivo, su línea de .352/.416/.714 y 1.130 OPS durante mayo de este año ha sido inigualable en comparación con cualquier mes de su carrera donde haya acumulado un mínimo de 100 apariciones al plato.


Otros aspectos ofensivos que llaman la atención en las tendencias de Lourdes han sido su reducción general en la tasa de Whiff (swings fallidos) y el ajuste contra los breakings ball. ¿Recuerdas el alto porcentaje de 32.6 Whiff de Lourdes en su primera temporada como titular con los Blue Jays durante 2019? Después de ver 776 pitcheos en los primeros dos meses de la temporada, ha reducido considerablemente esa tendencia a 17.8. En cuanto al ataque de la oposición, he aquí una rápida mirada a los ajustes que Lourdes realizó después de un arranque inconsistente en abril:



Su disciplina en el plato fue decisiva al igual que el trabajo de su swing para mejorar el contacto. Después de que la oposición probó una dosis considerable de dominio lanzándole un 33.2% de breakings ball durante abril, el plan estratégico apenas cambió. Sin embargo, Lourdes encendió varios aspectos ofensivos claves que parecían apagados, aumentando su slugging de .273 a .677, aunque bateó solo dos jonrones contra breakings y seis de los ocho durante el mes de mayo tras aplastar bolas rápidas.


Cuando visitas Baseball-Reference y revisas las estadísticas de Gurriel Jr., hay una línea interesante que proporciona estos promedios por cada 162 juegos: 36 dobles, 24 jonrones, 79 carreras anotadas y 89 RBIs. Curiosamente, Lourdes nunca ha sobrepasado esos números, pero después de sus primeros dos meses de la temporada, está promediando .907 OPS, .100 puntos más que su proyección de .807 por cada 162 juegos.


Esas predicciones nos conducen, por supuesto, a que en una temporada completa las tendencias de Lourdes Gurriel Jr. podrían llevarlo hasta producir ese rendimiento debido a sus propios promedios. Así que, después del mejor mes de su carrera en mayo, Lourdes está comenzando a proyectar una temporada donde incluso podría estar por encima de su nivel promedio en MLB.


Ahora solo falta que en los siguientes meses pueda convertir las probabilidades en realidad.


(Foto: Lourdes Gurriel/USA Today)

コメント


Noticias

bottom of page