• Yirsandy Rodríguez

Néstor Cortés Jr. reescribió su historia en Houston: “Ofrecer estos innings fue bueno”


Néstor Cortés Jr. estaba dispuesto a cambiar la historia.


Antes de escucharse la voz de playball este viernes en Minute Maid Park de cara al primer match de fin de semana entre los Astros de Houston y los New York Yankees, Cortés Jr. se preparaba para asumir el reto de abrir apenas el cuarto juego de su carrera tras acumular 100 innings desde 2018 en las Grandes Ligas.


De esas cuatro aperturas, era la segunda de esta campaña con los Yankees, luego de lanzarle 3 ¹/₃ innings con una carrera permitida y cuatro ponches a los Mets de New York en el segundo partido del doble el domingo pasado. Cortés Jr. tiró 59 pitcheos y le entregó la pelota a Darren O’Day, y luego Chad Green fue quien finalmente detuvo a los Mets en Yankee Stadium. Desde entonces, Cortés Jr. fue reservado por los Yankees con total confianza en que, al menos para cubrir el primer tercio del juego, su combinación de pitcheos a diferentes velocidades y rotaciones con “windups” extravagantes, podría detener a los Astros.


En su carrera, Cortés Jr. había permitido promedio de .286 contra los titulares de Houston, pero dentro de ese promedio (14-4) se registraban seis jonrones y tres hombres con swings que no perdonaron sus pitcheos en 2020. Para los Astros, esa noticia de reporte de “matchups” no podía ser mejor: Aunque la muestra estaba limitada a solo dos apariciones en home, el tercer bate, Michael Brantley, le promediaba .500. ¿Y sabes quiénes eran los otros dos bateadores que no perdonaron a Cortés Jr. en su enfrentamiento anterior el 14 de agosto del año pasado? Sí, ¡sus compatriotas! ¡Yuli Gurriel y Yordan Álvarez!


Combinándose en cuatro turnos, Gurriel y Yordan le batearon de 4-2 con sendos bambinazos a ritmo de “back-to-back”, para producir cuatro carreras. El jonrón de Yordan fue en la cuenta de 3-2 y encontró par de corredores en bases. Cuatro pitcheos después, Yuli descargó su fuerza y aplastó el onceno envío de Cortés Jr. ante sus dos compatriotas.


Con ese corto pero impactante historial en su contra, Cortés Jr. demostró este viernes en Minute Maid Park que puede asumir responsabilidades en el bullpen de los Yankees. Es cierto que la velocidad de su bola rápida no califica como un pitcheo amenazante en los radares de StatCast, pero Cortés Jr. sigue demostrando que su mezcla de lanzamientos puede ofrecer el efecto suficiente para dominar.

Si aún quedaban dudas, el zurdo natural del municipio de Batabanó (Mayabeque) despejó algunas “X” después de sus 74 pitcheos ante los Astros de Houston, quienes lideran las Grandes Ligas este año en promedio de bateo (.270), carreras anotadas por partido (5.5), hit por partidos (9.3), OBP (.345) y OPS (.785): Lanzó 4 ⅔ innings sin permitir carreras, y los 18 oponentes que enfrentó le batearon sólo dos hits.


Después de dos outs y una base por bolas de cuatro lanzamientos seguidos fuera de la zona de strike contra el noveno bate, Robel García, Cortés Jr. fue sustituido por el relevista zurdo, Lucas Luetge. Asumiendo que el score estaba sólo 2-0 a favor de los Yankees gracias a un doble de Brett Gardner en el inicio del cuarto, el manager del equipo, Aaron Boone, parecía satisfecho con la apertura de 14 outs de Cortés Jr.


Es cierto, el zurdo cubano estaba a sólo un out de terminar la quinta entrada y, por ende, aspirar a llevarse su primer éxito con los Yankees en esta temporada: Pero la presencia de José Altuve camino al rectángulo de bateo fue suficiente para la rápida decisión de Boone.


Además de que el cambio fue razonable debido a la situación de juego ante el líder jonronero de los Astros, está claro que Boone sintió un gran alivio al ver a Cortés Jr. atravesar dos vueltas del lineup y, además, dejar a sus compatriotas de 4-1—Yuli Gurriel de 2-0 con par de elevados, y Yordan de 2-1 con un sencillo—. Cuando Luetge ponchó a Altuve, quien terminó en blanco de 4-0 durante toda la noche, Boone y los Yankees felicitaron a Cortés Jr. por su gran trabajo.

“(Néstor) Estuvo fantástico”, dijo Boone en una llamada de Zoom después de la victorias de los Yankees, 4-0. “Luego, el resto del bullpen fue capaz de tomar las cosas desde allí. Nos dio más de lo que podríamos haber esperado a medida que continuamos fortaleciéndolo”.


Al menos por una noche, la pesadilla de Cortés Jr. contra los Astros había pasado el fatídico capítulo de experiencias negativas, ya que entró al juego de este viernes con seis jonrones permitidos en su carrera.


Cuando terminó su actuación exhibiendo una peculiar mezcla de su bola rápida de cuatro costuras con la curveball, el cambio de velocidad, la slider y la sinker, Cortés Jr. rebajó su efectividad de 1.29 a 1.05. Su bola rápida de más velocidad subió hasta las 92.8 mph—en el primer inning contra Myles Straw—, pero promedió 90.6 mph. Cuando analizamos por qué fue tan dominante, es justo resaltar la efectividad de Cortés Jr. en su comando. Los Astros pudieron hacer contacto con sus lanzamientos, al punto de fallar sólo dos de 33 swings. Entonces, ¿dónde estuvo la clave de Cortés Jr.? Sí, en la eficiencia que desplegó con su repertorio. El único de sus pitcheos que estuvo por encima en su promedio del spin rate fue la curveball, 97 rpm (revoluciones por minuto).


Esa eficiencia provocó que los bateadores le promediaran una velocidad de salida de sólo 85.6 mph con las 14 bolas puestas en juego. ¡Ahí estuvo la magia de Cortés Jr.!


De ese quinto inning en adelante, los Yankees ampliaron su ventaja a 4-0 y el bullpen fue impecable: Luetge (3-1) lanzó 1 ¹/₃ IP, Chad Green mandó a dibujar los ceros del séptimo y el octavo capítulo, y Jonathan Loaisiga retiró en línea la novena entrada, cerrando el juego con el segundo ponche que le propinó el pitcheo de los Yankees al líder en RBI (56) de los Astros, el cubano Yordan Álvarez.

A Cortés Jr. le faltó sólo un out para apuntarse la victoria, pero estaba feliz de celebrar otro triunfo del equipo, casi dos años después de que los Astros de Houston eliminaran a los Yankees con el épico jonrón de José Altuve contra Aroldis Chapman para definir el Juego 6 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana de 2019.


“Tengo una mala historia contra los Astros de Houston”, recordó Cortés Jr. “Así que ofrecer estos 4 ⅔ innings de béisbol fuerte fue bueno. Y obtuvimos la victoria, así que eso es lo más importante”.


(Foto: Néstor Cortés Jr./Getty Images)

73 vistas0 comentarios

NOTICIAS