• Yirsandy Rodríguez

Yamichel y Entenza frenaron a los Alazanes: Matanzas empató 2-2 la Gran Final



Análisis del Juego 4: Matanzas 5, Granma 3 | La Gran Final está empatada, 2-2.


Historia del juego: Juego 4. Las probabilidades indicando que, el equipo que tomaba la delantera 2-1 en el Juego 3, había ganado en el 60.8% de 23 Finales en Series Nacionales (1986-2021).


Los Alazanes lideraban la serie 2-1 pero, como ocurrió en el Juego 2, el dúo letal de los Cocodrilos volvió a ser protagonista: El zurdo Yamichel Pérez y el diestro Noelvis Entenza encabezaron el camino, evitando otra galopada de los Alazanes.


Erisbel Arruebarena le dio temprana ventaja a los Cocodrilos en casa, con su segundo jonrón en esta final ante el diestro César García. Yoisnel Camejo conectó un jonrón clave para poner el marcador 5-1 en el final del séptimo, conexión que logró más connotación en el inicio del octavo, cuando los actuales campeones nacionales intentaron remontar.


Aunque contaban con empate y ventaja en bases, Entenza frenó el ímpetu de los Alazanes, y los Cocodrilos dominaron por 5-3 el Juego 4 de la Gran Final en esta 61 Serie Nacional del béisbol cubano.


MVP del juego: Yamichel Pérez. Después de una joya de picheo en la que se fue sin decisión en el Juego 2, Yamichel hizo el gran trabajo que esperaban los Cocodrilos: Avanzar en el partido. Ofrecer, a diferencia de Renner Rivero (en el Juego 1) y Dariel Góngora (en el Juego 3), durabilidad. Esa era la clave, y Yamichel logró encaminarse sobre la lomita, con un apoyo defensivo a gran altura. Por segunda salida en fila, el zurdo espirituano logró imponer su comando, consistencia que lo llevó a lanzar siete entradas y admitir apenas una carrera.


Con 75 picheos, Yamichel limitó a las tres primeras vueltas del lineup, e igual número de jugadas de double play fueron cruciales para neutralizar a los Alazanes. Luego de su actuación de 7 ¹/₃ innings este jueves en el Juego 4, Yamichel ha avanzado 14 entradas contra los Alazanes, admitiendo solo .333 OBP y cuatro carreras. Su efectividad de 2.57 ha sido, quizás, el punto menos descriptivo de su dominio, ya que está lejos de enmarcar estas tendencias claves en sus actuaciones:


—Cinco de los 11 innings que han retirado de “1-2-3” los Cocodrilos en esta Final ante los Alazanes, han sido encabezados por los picheos de Yamichel.

—Los Alazanes no han podido golpear con soltura los picheos de Yamichel, que a menudo suelen confundirlos: se han dejado cantar 34 strikes, el 18.2% de sus 186 picheos en esta Final.

—Han bateado un solo extra base de sus 14 hits ante Yamichel: doble (con dos outs) de Pedro Almeida en el segundo inning de este jueves durante el Juego 2.

—De 45 bolas puestas en juego ante Yamichel, los Alazanes han promediado sólo 20% de conexiones fuertes, 31.1% de débiles (el mejor promedio en el staff de los Cocodrilos durante esta Final), y producen roletazos en el 53.3%.



Las tendencias que marcaron la diferencia en el Juego 4

· El swing de Erisbel Arruebarena

César García ya había pagado con creces un picheo rompiente que se le quedó flotando sobre lo alto ante Arruebarena en el Juego 1. ¿Recuerdas? “El Grillo” lo destrozó, enviando la pelota a lo profundo del left field en el estadio Mártires de Barbados. Esta vez, Arruebarena cayó en cuenta de 1-2, después de recibir una bola y conectar par de fouls. César no encontró la esquina exterior, y el conteo llegó a tres y dos. Jefferson Delgado estaba en la inicial, así que los riesgos de retar a Arruebarena podrían haber generado complicaciones.

No somos adivinos, ¡por supuesto!, pero esta era la razón: El “11” de los Cocodrilos, habría bateado de 5-3 con doble, jonrón y cuatro remolcadas contra César García en toda la temporada. Detrás de Arruebarena, Yariel Duque estaba en el círculo de espera, acumulando de 5-0 con dos strikeouts ante César. Sin dudas, ambas decisiones eran difíciles, pero al final, sucedió lo que más probabilidades había generado: un extra base de Arruebarena vs. García. César lanzó una bola rápida de apenas 85 mph, en una zona donde Arruebarena ha deshilado la pelota a lo largo de esta 61 Serie Nacional: pitcheo bajo y pegado. ¡Y, boom! Las ágiles manos del Grillo desataron otro swing impactante, y el golfeo terminó elevando la pelota a lo profundo del left field. Matanzas 2, Granma 0. Así iniciaba el Juego 4, un partido que los Cocodrilos aseguraron con cuatro extra bases, dos de ellos producidos por la destreza de Erisbel Arruebarena.


· La excelencia defensiva de Matanzas

Los Alazanes batearon de 10-2 con corredores en posición anotadora este jueves durante el Juego 4 de la Final ante los Cocodrilos de Matanzas. ¿Cuál fue la razón del colapso, para un equipo que impulsó el 36.3% de los corredores que encontró en posición anotadora? LA DEFENSA DE MATANZAS. Específicamente, el infield de los Cocodrilos, con Jefferson Delgado, Erisbel Arruebarena, Yadil Mujica y Yariel Duque de izquierda a derecha. Matanzas fabricó cuatro jugadas claves de double play en el Juego 4, que neutralizaron las amenazas de los Alazanes en el cuarto, quinto, sexto y noveno innings.


En tres de las cuatro dobles matanzas, el pivoteo del intermedista Yadil Mujica fue fundamental, con disparos relampagueantes al inicialista Duque. Por supuesto, el picheo de Yamichel también resultó fundamental, consiguiendo 15 rodados, el 60% de las 25 bolas que Granma puso en juego.


· El golpe sorprendente

Nunca sabes cuándo tienes asegurado un juego contra los Alazanes de Granma. Con dos outs en el final del séptimo inning, Yoisnel Camejo entró al plato contra César García. Los Cocodrilos ganaban por 3-1, una ventaja que, ciertamente, no parecía decisiva frente a los actuales campeones nacionales. Entonces, César García tiró su lanzamiento número 75 del juego, una curveball que se quedó desprotegida sobre el home. ¡Y Camejo no la perdonó! El noveno bate de los Cocodrilos, haló con furia y su bate produjo una explosión que se perdió en el graderío del left field. ¡Dos carreras más para Matanzas! La pizarra se puso 5-1, pero el gran valor del primer jonrón de Camejo en postemporada, llegó una entrada más tarde, cuando los Alazanes cerraron el marcador, 5-3. O sea que, sin el bambinazo de Camejo, Granma habría empatado el score 3-3 durante la rebelión en el inicio del octavo capítulo.


· ¡Otra vez, Entenza!

Durante toda la postemporada, Entenza se ha convertido en el as del bullpen para los Cocodrilos. Y, una vez más, el diestro de 36 años y experiencia de 109 innings lanzados bajo la opresión de los playoffs, no lo hizo quedar mal. Yamichel Pérez le entregó la bola a Entenza este jueves con las bases llenas y un out, para enfrentar a la tanda de 5-6-7: Iván Prieto, Alexquemer Sánchez y Pedro Almeida. Prieto, quien lideraba el lineup de los Alazanes con 15 remolcadas, bateó un elevado al centerfield. Camejo fildeó la pelota y, aunque Osvaldo Abreu solo amagó con salir hacia el plato, disparó rápidamente. El tiro llegó con tiempo y sin complicaciones para bloquearlo, ya que Abreu había regresado a la antesala, pero el cátcher Andrys Pérez no pudo controlar el bounce. La pelota se escapó y Abreu, que siempre estuvo pendiente de cualquier fallo, salió hacia el plato y logró anotar.