top of page

¡A las semifinales! Cuba entre los cuatro grandes con triunfo, 4-3, sobre Australia

El equipo avanzó a su segunda semifinal de la historia en donde enfrentarán a un rival todavía desconocido



No podía ser de otra manera, un juego entre Australia y Cuba en Clásicos Mundiales, decidido una vez más por una carrera.


Y nuevamente el triunfo fue para los de la isla del Caribe. Si, a veces la historia se repite nuevamente.



Mientras Australia marcha a casa con la cabeza en alto tras haber logrado su mejor actuación de la historia en ediciones de estos torneos, Cuba ahora tomará un viaje que lo verá en Miami, para jugar su segunda semifinal de su historia el venidero domingo 19 de marzo.



Fue un choque como se había anticipado, entre dos viejos conocidos. Ante el abridor cubano Yariel Rodríguez, Australia anotaría primero en la parte alta del segundo inning, por doble de Darryl George y sencillo remolcador de Rixon Wingrove al derecho. Era la segunda anotación que Rodríguez permitía en todo el torneo.



En el tercero y con dos outs, el descontrol de Yariel lo llevaría a llenar las almohadillas por boletos, pero el derecho terminaría la amenaza dominando a Darryl George en rodado a las manos de Arruebarrena en el campo corto. Fue esta una de las grandes oportunidades perdidas por la ofensiva de Australia, que al final les costaría en el choque.



Pero Cuba respondería rápidamente en la parte baja del tercer episodio ante el nuevo relevista, el derecho Mitch Neunborn. Roel Santos inició el inning recibiendo boleto, se movió a tercera en un doble de Yoán Moncada contra la parte alta de la cerca en left-field, un batazo que por un momento parecía dejaba el parque, para llegar a home con la igualada en rodado remolcador de Luis Robert por el campo corto.



Cuba pudo haber ampliado en esa entrada, cuando Despaigne movió a Moncada a tercera víctima de un gran fildeo del segunda base australiano Robbie Glendinning, pero Erisbel Arruebarrena terminó tomándose ponche.


En el cuarto inning Yariel Rodríguez, quien no estuvo con su mejor control, regaló dos boletos para elevar a cinco la cifra en su apertura, y el mentor cubano no esperó más para aplicarle la grúa. Un cinchete en el relevo cubano como ha sido el derecho Luis. M. Romero vino a trabajar, y este terminó la amenaza con ponche sobre Robbie Perkins y dominando a Ulrich Bojarski en elevado al campo corto. Por su trabajo Romero se llevaría el triunfo.


En el quinto llegaría la decisión del encuentro. Santos una vez más iniciaría el inning en base, esta vez por sencillo al central, Moncada le seguiría con boleto, en lo que provocaría la entrada del relevista Josh Guyer, quien golpeó a Luis Robert para llenar las bases. Entonces Alfredo Despaigne, el capitán del elenco cubano, soltaría una línea al jardín derecho, lo suficiente profunda para traer a Santos para el plato desde tercera con la ventaja cubana de 2-1. Era la remolcada número 20 de Despaigne en Clásicos Mundiales, segundo en la lista histórica, solo antecedido por la leyenda cubana Frederich Cepeda (23).



Las bases se volverían a llenar tras sencillo de Arruebarrena al izquierdo, y ante el nuevo relevista, el gigante zurdo Jon Kennedy, Yoelkis Guibert, uno de los hombres que se ganó el puesto de regular con exhorbitante bateo en los choques preparatorios del elenco, consumiera una excelente vez al bate para en conteo completo golpear sencillo remolcador de dos carreras al derecho, poniendo a Cuba arriba 4-1.



Sin embargo, Australia, el elenco que más cuadrangulares ha golpeado en este Clásico Mundial, no estaba listo para ceder, y encontró su mejor arma para comenzar a dar una vuelta al marcador. Fue en el sexto episodio, cuando el mentor cubano se apareció con una gran sorpresa mandando al montículo al zurdo Roenis Elías - supuesto abridor del choque semifinal en Miami - y este soportó un sencillo del primer bateador Aaron Whitefield, y tras colocar al próximo hombre, el inicialista zurdo Rixon Wingrove, en conteo de 2-2, este cazarle una recta de cuatro costuras a 93.2 mph y mandarla a 103.4 mph sobre las cercas del right-center field para acercar a Australia 4-3.



Elías volvería a ver dos hombres en base ante de terminar la entrada, dominando a Alex Hall en elevado al central en un importante momento del encuentro.


Pero era todo lo que Australia lograría hacer ante Cuba en los finales del choque. Elías regresó por otro inning que se fue sin incidentes y a partir de ahí los dos hombres grandes del relevo cubano tomaron acción.


Liván Moinelo completó una octava entrada en donde Australia colocó dos hombres en base por boletos, pero Moinelo terminó llevándose a Bojarski por la vía del ponche y dominando a Tim Kennelly en elevado al derecho, para colocar a Cuba a solo tres outs de la semifinal.



En el noveno, Raidel Martínez selló la victoria y el salvamento, retirando a los tres hombres sin dificultades con dos ponches, y así el banco de Cuba explotaba con la celebración mientras el elenco aseguraba un boleto semifinalista que apenas una semana atrás parecía imposible.



Cuba ahora viajará a Miami, al loanDepot Park, en donde deben jugar la semifinal el venidero domingo desde las 7:00 pm (Hora de Cuba y el Este de los EEUU) ante un rival aún desconocido, pero que debe salir entre el ganador del duelo de cuartos de final entre Venezuela y el segundo lugar del Grupo C.

Comments


Noticias

bottom of page