• Yirsandy Rodríguez

Curazao venció 4-3 a Cuba y ganó el título de la III Copa del Caribe de Béisbol


Después de dos derrotas en la etapa eliminatoria, el team Nacional de Curazao venció por 4-3 este sábado al equipo Cuba, para coronarse campeón de la III Copa del Caribe de Béisbol, Higinio Vélez In Memoriam.


Luego de clasificar con marca de 3-2 en el segundo lugar de la cuadrangular beisbolera, los anfitriones del torneo sorprendieron al team Cuba, que pasó invicto con 6-0 a la final. Curazao permitió 6.00 ERA durante sus cinco partido en la ronda eliminatoria, mientras Cuba marcó 6.0 carreras por juego. Sin embargo, en la noche de este sábado se invirtieron esos resultados en la grama del Tio Daou Ball Park: Los lanzadores de Curazao mantuvieron silenciados los bates cubanos, al punto de que la ofensiva nunca pudo producir para estar delante en el marcador.



Ese trabajo del pitcheo curazaleño fue clave. El abridor, Ruderly Manuel, admitió una sola carrera en cuatro innings, después de la rápida reacción de Cuba para igualar el score 1-1 en el final del tercer capítulo, con hit impulsor del noveno bate, Osvaldo Abreu. En el resto del match, el bullpen de Curazao no permitió carreras limpias. Por Cuba, el diestro Frank Madan no pudo mantenerse al nivel de su primera presentación, cuando le dibujó seis ceros con ocho strikeouts a Perú.


Madan lanzó 3.1 innings y, aunque admitió una sola carrera, el manager Pablo Civil no quiso correr el riesgo de que Curazao se fuera delante. El derecho Jonathan Carbó sustituyó al diestro de los Toros y mantuvo un cerrado duelo contra el relevista Nelmerson Angela, hasta que Curazao combinó un sencillo, par de dobles y una base por bolas para darle el giro decisivo al marcador con rally de tres carreras en la parte alta del octavo. A diferencia de esa producción conjunta, Cuba se quedó a las puertas del empate, agregando sólo dos rayitas.



Hershelon Juliana dominó de manera consecutiva a sus tres oponentes el noveno capítulo, para completar una noche donde, a pesar de obsequiar siete boletos y propinar sólo cuatro ponches, los lanzadores curazaleños lograron limitar el impacto de los cubanos.


Angela (2-0) se llevó su segundo éxito, mientras Juliana se apuntó el salvamento con excelente relevo durante octavo y noveno episodios. Jonathan Carbó (0-1) fue quien sufrió la derrota, a pesar de que avanzó desde el cuarto hasta el octavo episodio. Stephen Vidal (4-3, par de dobles y una RBI) y el octavo en la tanda, Urlich Snijders (4-3, doble y 2-RBIs), fueron los bateadores que más produjeron para el éxito que convirtió a Curazao en los nuevos campeones del evento.


Las únicas remolcadas de Cuba fueron producidas por los swings de Andrys Pérez (doble) y el emergente Osvaldo Vázquez, insuficientes destellos para remontar.


Al final, una vez más, el team de las “cuatro letras” vuelve a perder incluso en un torneo que no contaba con alto nivel y sufrió ausencias de varios equipos. Pavel Quesada destrozó la etapa eliminatoria: Ganó el premio de MVP y conquistó la Triple Corona del evento. Sin embargo, el antesalista sureño y los principales bateadores cubanos fueron silenciados cuando parecía que llevarse el título a casa sería cuestión de tiempo.


Sí, la historia negativa de los últimos años sigue generando aún más duda sobre el futuro del béisbol cubano, que necesita con urgencia ser oxigenado.



(Foto: Equipo de Curazao/Facebook del team)

1,226 vistas0 comentarios

NOTICIAS