• Yirsandy Rodríguez

Debajo 2-0 vs. Matanzas: Los Gallos enfrentan un escenario en playoffs donde no han podido remontar


(Foto: Yankiel Mauri/Oscar Alfonso)

En esta postemporada de 2022, ningún equipo debería desperdiciar la oportunidad de rematar a los Cocodrilos de Matanzas.


Los Gallos de Sancti Spíritus lo han hecho en los dos primeros juegos de esta Semifinal, y ya debes saber cada resultado: derrota 5-4 y 5-3 en los Juegos 1 y 2, respectivamente. Terrible. Pero esa ni siquiera es la peor noticia durante el viaje del equipo para intentar reaccionar a partir de este lunes como visitantes en el estadio Victoria de Girón.


El gran problema “histórico” aquí, es que los Gallos nunca han podido revertir una desventaja de 0-2 y ganar un playoffs en Semifinales. En las tres ocasiones anteriores que han perdido los dos primeros desafíos, llegaron una sola vez al Juego 7, cuando cayeron contra Industriales en 2006. Es bastante difícil que Eriel Sánchez no recuerde aquel playoff, por dos trascendentales razones: los visitadores ganaron todos los partidos, ¡los siete!, y Eriel lideró el lineup de los Gallos con nueve remolcadas.


Luego de perder por 9-2 y 6-4 en casa, Sancti Spíritus barrió a Industriales en el Latino, ganando 8-6, 12-10 y 13-2. Pero luego, en los Juegos 6 y 7, cuando regresaron al estadio José Antonio Huelga, perdieron 4-3 y 10-1, dominados por Deinys Suárez y el zurdo Maicel Díaz.


No pudieron rematar. Y eso es lo mismo que les está sucediendo ahora, 16 años después, contra los Cocodrilos de Matanzas.


Sé que la afición está culpando al principal relevista del equipo, Yankiel Mauri, por lanzar par de boletos con bases llenas, que sentenciaron el Juego 2 este sábado en la 13ra entrada. Sin embargo, hay muchas maneras de perder un juego de béisbol y, sí, Mauri no logró el efecto de su slider, pero los Gallos pudieron haber ganado mucho antes.


Cuando se reanudó el Juego 2 este sábado, después de haber sido detenido por la lluvia el pasado viernes en cinco entradas, la pizarra estaba 2-2. El diestro José Luis Brañas, realizó un dominante y extenso relevo de 4 ⅔ innings, hasta el inicio del décimo capítulo, donde fue relevado por el zurdo Yohannys Hernández, quien obtuvo el tercer out retirando a Yadil Mujica en rolling a segunda.


En diez entradas completas, los Cocodrilos le habían bateado de 34-7 (.205) al trío de espirituanos José Eduardo Santos, José Luis Brañas y Yohannys Hernández, sin extra bases, obteniendo un solo boleto. ¿Esa no era la gran noticia que esperaba el manager Eriel Sánchez y su cuerpo de dirección? Por supuesto. Pero, ya sabes, aunque los lanzadores espirituanos pudieron avanzar y la defensa volvió a ser brillante—¡Daviel Gómez parecía un centerfielder de toda la vida!—, la ofensiva sólo alcanzaba a amenazar.


Después de recibir cuatro ceros, dobles de Moisés Esquerré y Rodolexis Moreno, unido al sencillo de Daviel Gómez, lograron empatar el marcador 2-2 ante un ex compañero, el zurdo Yamichel Pérez. Luego llegó la lluvia, y al día siguiente, este sábado, la ofensiva de los Gallos se quedó atascada una y otra vez.


A diferencia de los Cocodrilos, a Sancti Spíritus le sobraron las oportunidades para definir el Juego 2 antes de que la decisión corriera por la complicada pendiente de un extra inning. ¿Recuerdas que Rodolexis Moreno y Daviel Gómez habían salvado el juego antes, produciendo el empate 2-2? Con ese par de hits, ambos se combinaban para impulsar a cuatro de los cinco corredores que encontraron en posición anotadora.


El resto del equipo, ha visto hundida sus oportunidades 22 de 24 veces. ¿Así se les puede vencer a los Cocodrilos, el único equipo que suma racha actual de dos Semifinales ganadas? Está bastante difícil.


Sí, es cierto que los Gallos batallaron, pero el hit “oportuno” nunca llegó:


-Alberto Rodríguez dejó a Daviel Gómez en tercera durante el final del quinto inning.

-Esquerré y Yoandy Baguet no pudieron remolcar a Yunior Ibarra desde posición anotadora en el sexto capítulo.

-En el séptimo episodio, ¡nada!: El emergente Lázaro Viciedo se ponchó, y parecía un bálsamo para el relevista Renner Rivero, quien le tiró un boleto a Frederich Cepeda y luego admitió sencillo al left de Yunier Mendoza.

-Y en el noveno, ninguna sorpresa: Moreno bateó sencillo con un out, y luego fue cogido robando por el cátcher Roberto Loredo. Daviel Gómez y Cepeda obtuvieron el boleto con dos outs, y Noelvis Entenza dominó a Yunier Mendoza en fly a tercera.


¿No eran suficientes oportunidades para obtener el éxito? Sin dudas, pero los Gallos no pudieron resolver ninguna de ellas, y entonces los Cocodrilos de Matanzas aprovecharon cada desliz de lanzamiento en el 13er inning.


Entre el noveno y el 12do capítulos, Matanzas había bateado de 13-2, pero en esa 13ra oportunidad ofensiva, Mujica y Jefferson Delgado abrieron fuego con par de sencillos. William Luis se sacrificó, y los corredores se movieron a posición anotadora. Javier Camero falló con elevado a primera, para el segundo out, y luego el relevista Yanielquis Duardo lanzó un boleto intencional contra Erisbel Arruebarena.


Con bases llenas y dos outs, Eriel Sánchez decidió que era el momento de Yankiel Mauri. No lo había traído antes a lanzar, y aun así, pudo resolver la situación. El bullpen cubrió 7 ⅔ de los 12 ⅔ innings del juego hasta ese momento, con dos boletos, un dead ball y ninguna carrera permitida.


Fue una gran actuación que había merecido una carrera antes de esa 13ra entrada, pero no sucedió. Mauri, quien depende de su slider para marcar strikes en las esquinas y hacer fallar los swings de sus oponentes, le tiró cuatro bolas consecutivas a Yariel Duque. Los Cocodrilos se iban delante 3-2 y, ocho lanzamientos después, aunque parecía sorprendente, Edel Tamayo también caminó hacia la inicial por cuatro bolas malas.


Mauri fue sustituido por el diestro Aníbal Suárez, quien lanzó otro boleto ante el cátcher Roberto Loredo. El 13er inning cerró con el marcador 5-2 y, aunque un hit remolcador de Daviel Gómez intentó encender el fuego en el final de la entrada, Frederich Cepeda entregó el out número 78 del juego, con un elevado al guante de William Luis en el rightfield.


Otro relevo efectivo le dio a Noelvis Entenza la segunda victoria en esta Semifinal, con 4 ¹/₃ innings donde le batearon de 16-3, propinó seis ponches y admitió una sola carrera. El dúo Entenza-Renner Rivero (3 ⅔ IP, 13-3, 2 K, 3 BB) le funcionó de maravillas al manager de los Cocodrilos, Armando Ferrer, y ahora la ventaja de 2-0 los coloca en una envidiable posición para buscar el remate ante los Gallos en casa.


Tras abrir abajo 2-0, los Gallos han ganado dos de sus tres Juegos 3 pero, ya sabes, nunca han podido remontar una serie Semifinal. Esta vez, aunque están viviendo otro contexto, perder el Juego 3 sería prácticamente despedirse de esta 61 Serie Nacional.


Al enfrentar un máximo de tres partidos como visitantes en Matanzas: la única opción de los Gallos es ganar.