top of page

FEPCUBE anunció su elenco One Team, One Dream, representativo...pero no del todo

La recién surgida organización profesional busca reconocimiento para desarrollar su proyecto


FEPCUBE


La FEPCUBE, organización profesional que por el momento reúne a muchos peloteros profesionales cubanos, finalmente hizo su anuncio el pasado 29 de diciembre, sobre el elenco que la misma llevará a la Serie Intercontinental de béisbol - anterior Serie Latinoamericana -, a celebrarse del 26 de enero al 1ro de febrero de 2024 en el estadio Edgar Rentería de Barranquilla, Colombia.


La nueva Serie Intercontinental de Béisbol Profesional (SIBP) es organizada por el Team Rentería USA, una organización formada por los hermanos colombianos Edgar y Edinson Rentería, con el objetivo de ayudar al desarrollo del béisbol en Colombia, tanto para los niveles aficionado como profesional.


El torneo, que para la edición 2024 reunirá la participación de elencos de Japón, Corea del Sur, Curazao, Estados Unidos – con un elenco de liga independiente de Texas -, el representativo de la FEPCUBE – formado por cubanos-norteamericanos y que busca representar a Cuba -, y el país sede, tiene como objetivo reanimar un evento que en sus inicios prometió, pero que se desvaneció con el paso de los años.


En definitiva, con el objetivo de alcanzar alguna relevancia y reconocimiento en eventos internacionales, el elenco de la FEPCUBE quedó compuesto de una mezcla de talento que ha brillado en MLB en pasado reciente, otro grupo de 14 jugadores que todavía lo hace y que manifestó su disposición, aun cuando esperan aprobación de sus elencos actuales en MLB y por ende pudieran no formar parte del conjunto final y una parte que vio pasar sus mejores años a ese nivel. Pese a esto, no cabe dudas que el conjunto anunciado este 29 de diciembre, de confirmarse el mismo, no solo resulta históricamente el primero de su tipo en la larga historia del béisbol cubano, sino que también discutiblemente aparece en general con mejores credenciales que, por ejemplo, el presentado por la representación nacional de Cuba en la V edición del pasado Clásico Mundial de Béisbol 2023, aun cuando una valoración final se pudiera dar cuando la nómina definitiva del equipo para el torneo sea anunciada.



Sin embargo, la creación del elenco no creo esto haya tomado por sorpresas a muchos. Además de buscar representar y ayudar a todos los peloteros cubanos que buscan abrirse camino en el béisbol profesional, sobre todo en Norteamérica, se ve que otros objetivos de la FEPCUBE resultan primero, dejar demostrado que su federación puede organizar mejores selecciones nacionales que la propia Federación Cubana de Béisbol. Segundo, que el propio elenco gane algún tipo de reconocimiento internacional de tal manera que pueda ser convocado a otras citas internacionales y como tercero, que no solo convoque a jugadores, sino que, por demás, estos puedan demostrar en el terreno que son tan o más competitivos que los demás conjuntos que enfrenten, de modo tal que la presencia de un elenco de su federación resulte mucho más atractiva en torneos que la propia presentación de elencos nacionales de la isla.


En papel, todo esto suena muy bien, pero en realidad, aun cuando los tres objetivos en mente sean posibles, la formación está condenada a fracasar en el aspecto más importante, llegar a poder representar alguna vez a la isla en eventos oficiales de béisbol, ya sean los organizados bajo la égida de la WBSC – Confederación Mundial de Béisbol y Softbol por sus siglas en inglés - o incluso, aquellos bajo el patrocinio de la propia MLB, como es el caso de las ediciones del Clásico Mundial.


Cuando previo al Clásico Mundial 2023 la creación de una anterior Association of Cuban Professional Baseball Players (ACPBP) provocó revuelo entre jugadores y afición sobre la posible participación o reconocimiento de un elenco formado por la misma, para un torneo como el Clásico Mundial, todos los organizadores del evento mundialista, desde el propio WBSC hasta MLB, dejaron bien claro que esto resultaba imposible y de manera tajante sepultaron la idea. ¿La razón? La misma que en un futuro pudiera aplicarse a cualquier intento de la FEPCUBE de participar en alguna que otro evento oficial internacional beisbolero en representación de una federación como la de Cuba – FEPCUBE manifiesta no quiere usurpar este rol -, en otras palabras, de un país.


Quiero repetir lo que escribí el pasado 26 de marzo de 2022 en las propias páginas de BaseballdeCuba. No hay sentido lógico ni legal para que algún organismo internacional, ya sea la WBSC – para los eventos que reciben su aprobación -, MLB con WBC Inc. – como creadores y organizadores de las ediciones del Clásico Mundial – o el mismísimo Comité Olímpico Internacional (COI) – organizador de los torneos beisboleros olímpicos dentro del programa  de los juegos - garantice la entrada de otra organización como miembro, representante o sustituto de uno de sus miembros plenos, sin siquiera dicha organización recibir la aprobación de la federación del país que la misma organización pretende representar y que se encuentra bajo la égida de tales entidades. Bajo las condiciones actuales, estos jamás sucedería.


Y esto es simplemente posible, pues los estatutos que rigen todos estos torneos son claros y, sobre todo, están diseñados para evitar precisamente la creación de múltiples organismos o asociaciones tratando de representar a países o federaciones sin el permiso exclusivo de estas. Como siempre he dicho, no es nada nuevo, sucede con todas las organizaciones deportivas internacionales y forma parte de la mismísima Carta Olímpica del COI, con las federaciones nacionales de cada país formando parte del movimiento olímpico.


Ahora, en cuanto a la propia formación de los elencos nacionales cubanos, tanto de la legítima Federación Cubana de Béisbol como de la recién nacida - y también legítima pero no oficial a nivel de federaciones nacionales - FEPCUBE, quiero mencionar un detalle de ambas que simplemente ha alineado no solo a muchos jugadores, sino también a mucha afición y resulta, repito para ambas federaciones, un incumplimiento de uno de los objetivos que un elenco que traiga el slogan One Team, One Dream - Un equipo, un sueño - debería representar.



Básicamente me refiero a la integración propia de los conjuntos. Cuando en 2022 escribí sobre la posibilidad – que parecía imposible en su momento – de Cuba llamar a peloteros cubanos emigrados y que se desempeñan en el sistema de MLB para la edición del V Clásico Mundial de Béisbol, simplemente consideré como tercera alternativa y la más razonable de las vías, que alguna presión de MLB y WBCI pudiera existir sobre la parte cubana, para que se produjera el llamado de estos peloteros que forman parte de su sistema y que, como es lógico, nunca han dejado de ser cubanos y resultaban elegibles para el torneo. Sin embargo, tras Cuba recibir en diciembre de 2022 la licencia por parte de Estados Unidos para que los jugadores que toman parte en el sistema de MLB pudieran ser llamados por la isla a la edición mundialista del clásico 2023,  la sorprendente confirmación de Cuba sobre su apertura por vez primera a la entrada de jugadores mayorliguistas a un roster de elencos nacionales, vino con una gran oportunidad perdida. En aquella ocasión, Cuba condicionó la entrada de peloteros bajo su federación, considerando para esto a solo aquellos que no hubieran dejado atrás a elencos nacionales durante citas o eventos internacionales, o como muchos llaman de manera incorrecta, a “desertores”. Aquella fue, como dije, una gran oportunidad perdida o un grave error por parte de la Federación Cubana de Béisbol, una oportunidad de sepultar un pasado doloroso para todos y de verdaderamente unificar a sus jugadores bajo la única bandera que debe representarlos sin exigencias y sin importar forma de pensamiento.  


Casi un año después de esta decisión y de la histórica presencia de peloteros cubanos asociados a MLB como parte de un elenco nacional cubano, llega el anuncio sobre el roster del equipo cubano a la Serie Intercontinental de Béisbol y, cuando la FEPCUBE celebró su conferencia de prensa en la histórica fecha beisbolera para Cuba del pasado 29 de diciembre, otra gran decepción ha sufrido gran parte de la afición y peloteros mismos. A una pregunta de los medios presentes sobre si los peloteros que tomaron parte con Cuba en el Clásico Mundial 2023, habían sido convocados por la FEPCUBE para la integración de su elenco, el VP y Gerente General del conjunto, el ex lanzador Orlando “El Duke” Hernández, respondió de esta manera: “Nosotros como federación no podemos faltarle el respeto a otra federación, nosotros tenemos que respetar a cada federación, entonces nosotros no estaríamos saliendo de nuestra ética invitando a peloteros de otra federación, si los peloteros que ya jugaron con Cuba, que jugaron con Nicaragua, con Dominicana, ellos tienen su federación, nosotros no podemos llamarlos a ellos, porque saldríamos de nuestra ética, de nuestro respeto, entonces nosotros…si ellos se acercan a nosotros y nosotros tenemos las puertas abiertas, pero tienen que ser ellos los que tienen que hablar con nosotros, nosotros vamos a respetar todo el tiempo a la federación de Dominicana, a la federación de Puerto Rico, a la federación de Nicaragua…también vamos a respetar a la federación de Cuba, la federación de béisbol de Cuba nosotros la respetamos y esperemos que ellos también nos respeten a nosotros.” Más adelante, a otra pregunta todavía más directa sobre si algún jugador, que incluso no jugó con Cuba en el Clásico Mundial 2023, había dicho no al elenco, un algo más contrariado el Duke intervino señalando: "Permiso y disculpen, yo soy amigo de la verdad, aquí no se va a mencionar nombre de nadie pero no todos dijeron que sí, hay muchos que dijeron que no, vamos a ser claros caballeros y quizás no esté en el libreto ni nada pero Orlando Hernández no es de mentiras, yo no puedo engañar a mis hijos, yo no puedo engañar a mi familia, no puedo engañar a mis amigos, no puedo engañar a todos los que nos van a apoyar y a todos los que nos están siguiendo, sí, muchos están con nosotros pero otros dijeron que no claramente, no vamos a mencionar sus nombres por supuesto porque eso si es respetar, pero que dijeron que no, sí es verdad, dijeron que no."


Ha decir verdad, todos los peloteros cubanos, jueguen donde jueguen y piensen como piensen, no deberían debatirse si representar a Cuba o no por medio de su federación, la Federación Cubana de Béisbol o alguna otra, como la recién surgida FEPCUBE, ya sea por condicionamientos de los propios federativos cubanos o por presiones externas de cualquier otro tipo. La realidad es una, todos deber ser elegibles para ser llamados para la formación de elencos nacionales cubanos, como la única forma de alcanzar el muy nombrado One Team, One Dream. Que Cuba decidiera excluir a aquellos peloteros que dejaron al elenco nacional atrás durante citas internacionales, no quiere decir que el pelotero cubano no deba o pierda el derecho a representar a esta federación en citas internacionales. Lo mismo debió haber hecho la FEPCUBE cuando realizó su convocatoria, para hacerla inclusiva verdaderamente, debió llamar a todos sin excepción. Nada limita tampoco a peloteros que jugaron por Cuba en el pasado Clásico Mundial, estos no están atados a una federación u otra, pues ninguno debería dejar de perder su derecho de formar parte de esta durante su época de jugadores activos ya que, por encima de todo, repito, ellos jamás dejarán de ser cubanos. ¿Qué es lo único que crea la separación actual y por tanto todo lo que estamos viviendo con la propia formación de una organización como FEPCUBE? Al parecer simplemente la presencia del actual régimen social en Cuba y quizás esta es otra forma más de expresarse en contra de este.  


Sin embargo, para ser más claros y concluir un debate que no necesita extenderse, está claro que la FEPCUBE podrá organizar elencos representativos de los peloteros profesionales cubanos sobre todo que juegan y viven fuera de la isla, pero al final, estos simplemente solo podrán tomar parte en eventos como el que se avecina este mes, torneos invitacionales que, mientras no sean reconocidos por la WBSC, podrán darse el lujo de atraer elencos a su antojo, pero sin la validación además de otras organizaciones beisboleras internacionales. Pero voy más allá, aun cuando Cuba cambie su sistema social, jamás ningún elenco fuera de su territorio nacional o sin aprobación o afiliación a la federación nacional del país, podrá ser representativo de dicha entidad. A decir verdad, una vez más ambas partes, a cada lado del estrecho de la Florida, siguen sin ponerse de acuerdo, por lo que tomará mucho tiempo para que verdaderamente podamos ver, en práctica real, el ya mencionado slogan del elenco cubano que viajará a Barranquilla representado por la FEPCUBE, One Team, One Dream. 

Comments


Noticias

bottom of page