• Yirsandy Rodríguez

José Abreu y el tiempo

Actualizado: 22 sept



Por: Yirsandy Rodríguez


Cuando el cubano José Abreu fue anunciado para batear en el primer inning de este domingo en Comerica Park, estaba luciendo una slash line de .309/.382/.454.


Durante sus ocho años anteriores en Grandes Ligas, todos con los White Sox de Chicago, “Pito” Abreu ha sobresalido como un inicialista que combina poder, disciplina en el plato y bateo de contacto. En esta temporada de 2022, ha reducido considerablemente su tasa de ponches, y va camino a completar la campaña con más bases por bolas en su carrera. Aun así, aunque el OBP de .382 supera ampliamente el .354 en su historial con los White Sox*, su producción promedio de jonrones y carreras impulsadas ha sufrido regresiones.


*No obtenía un porcentaje de embasado tan alto desde que registró .383 durante su temporada de debut en 2014.


 

Promedio de jonrones y remolcadas de José Abreu en su carrera por cada 162 juegos jugados, según Baseball-Reference: 31 HR, 111 RBIs.


 

Con los White Sox (76-71) a 15 juegos de cerrar la temporada regular, está claro que Abreu terminará bastante lejos del promedio de sus jonrones y remolcadas en MLB. Por lo que podemos analizar aquí, ha bateado el 50% de sus jonrones, y acumula el 64% de sus habituales años con 100 o más empujadas.


En casi todos los casos, es normal que un descenso de tales proporciones esté impulsado por diferentes tendencias, la mayoría negativas… es lo lógico para cualquier bateador, ¿verdad? Sin embargo, estamos analizando a José Dariel Abreu quien, a sus 35 años, aún sigue siendo uno de los bateadores más difíciles de poner out en las Grandes Ligas. Y este año, aunque no cumplió con acercarse al promedio de jonrones y remolcadas de su carrera, va camino a completar una de sus mejores temporadas con los White Sox.


¿Cómo puede ser posible, con menos jonrones y empujadas? Sí, y vamos a demostrarlo, ya que a menudo deberíamos recordar esto: a veces, en determinados contextos y situaciones de juego, una base por bolas podría obtener tanta proyección para las probabilidades de ganar que, digamos, un jonrón.


El caso es que, en esta campaña, Abreu ha reducido su tasa de ponches a 16.6%, aumentó la de bases por bolas a 9.4% y está promediando .356 BABIP, las tres mejores marcas en su carrera a los 35 años. Mientras los strikeouts dictan sentencia entre los resultados verdaderos a día de hoy en MLB, Abreu encontró cómo volver a contribuir y liderar el line up de los White Sox.


De acuerdo con el bWAR de Baseball-Reference, Abreu ha protagonizado su tercera temporada con al menos 4.0 oWAR (WAR ofensivo) desde su debut en 2014:


2014—5.8 bWAR, 6.8 oWAR

2015—3.5 bWAR, 3.7 oWAR

2016—3.1 bWAR, 3.2 oWAR

2017—4.9 bWAR, 4.8 oWAR

2018—2.0 bWAR, 2.0 oWAR

2019—2.5 bWAR, 2.6 oWAR

2020—3.0 bWAR, 2.5 oWAR

2021—3.0 bWAR, 3.1 oWAR

2022—4.0 bWAR, 4.1 oWAR

(bWAR es la versión de WAR de Baseball-Reference.com)


Entonces, aunque ha acumulado menos jonrones y empujadas: ¿quién está animado para debatir sobre regresiones de Pito Abreu? Bueno, realmente, aún podemos asegurar que sería un debate sin sentido. Abreu y el tiempo no parecen marchar a la par, al menos como funciona para otros peloteros en las Grandes Ligas. El inicialista natural de Cienfuegos debutó con los White Sox a los 27 años, después de jugar una década en las Series Nacionales y múltiples torneos vistiendo el traje del equipo Cuba.


Para un jugador que comienza su temporada en MLB a los 27 años, lo normal no es contar con la experiencia de Abreu. Pero tampoco es razonable esperar cinco años como los primeros que protagonizó Abreu en Chicago. Cuando termine la temporada de 2022, Abreu se encaminará a completar una década como primera base titular de los White Sox en MLB.


A medida que ha ido envejeciendo, también ha madurado al nivel de Grandes Ligas, y esta temporada podría ser la respuesta para el futuro más cercano: Abreu aún puede hacer ajustes a un gran nivel en el plato. Sobre las tendencias de swing y contacto, el MVP de la temporada (acortada) de 2020, ha trabajado para extender su disciplina en el plato durante todo el año. Los resultados detrás de su progresión en WAR han sido brillantes: ha reducido su tasa de swings general (46.9%) y contra lanzamientos fuera de la zona de strike (29.1%), ambos récords en su carrera, y está disfrutando la temporada más efectiva en el contacto (79.1%).


Antes de irse de 4-1 con tres anotadas este domingo en el éxito de los White Sox por 11-5 contra los Tigres, Abreu lideraba a todos los bateadores con 21 hits contra Detroit en esta temporada (promediando .420). El total de su carrera ahora es de 196 hits ante los Tigres, el registro más alto de cualquier bateador contra un rival en MLB desde 2014, la temporada de debut de Abreu.


¿Sabes cuántos jugadores han extendido carreras con una temporada de al menos 150 hits, 35 dobles, 15 jonrones y 70 remolcadas a partir de los 35 años? La lista selecta de bateadores con múltiples temporadas ni siquiera llega a diez:

1. David Ortiz (3)

2. Luis González (3)

3. Raúl Ibáñez (3)

4. Bill Buckner (2)

5. Edgar Martínez (2)

6. Jeff Kent (2)

7. Moisés Alou (2)

8. Paul O'Neill (2)


Con su producción de este año, Abreu ya es parte del ranking de 45 jugadores en todos los tiempos. Y como hemos analizado aquí, parece que, si se mantiene saludable, el gigante cienfueguero del Central “Mal Tiempo” seguirá haciendo historia al más alto nivel del béisbol.


Esperemos que así sea, mientras Abreu sigue disfrutamos su batalla contra los lanzadores de Grandes Ligas y, su rival más implacable: el tiempo.


(Foto: José Abreu/Twitter de los White Sox)