top of page

Lecturas de Postemporada: Es hora del remate

Actualizado: hace 4 días



Después de los primeros cuatro juegos de cada playoff, probablemente esto no era lo que esperábamos: ¡habrá Juego 6 en las cuatro series de Cuartos de Final!

 

¿Cómo sucedió todo esto?: Pinar del Río lideraba la serie por 3-1 y perdió el Juego 5 contra Sancti Spíritus. Santiago de Cuba ganó los tres primeros juegos contra Industriales, pero los Azules de la Capital vencieron en los Juegos 4 y 5. Los Leñadores de Las Tunas lideran la serie por 3-2 tras ganar el Juego 5, rompiendo el empate 2-2 con los Tigres de Ciego de Ávila.

 

Los Alazanes vencieron por 8-2 a los Cocodrilos, con un rally de cinco carreras en el inicio del séptimo para romper un empate 2-2. Antes de esta temporada, se habían jugado 24 series de playoffs de Cuartos de Final al mejor en siete juegos: 12 de ellas, el 50%, se han decidido en al menos seis juegos. El 67%, ocho de esas 12 series, llegaron al siempre impredecible Juego 7.

 

La última vez que al menos tres series de Cuartos de Final se decidieron en el Juego 7 fue hace 12 años. En aquella temporada de la 51 Serie Nacional, el único playoff que terminó en menos de siete juegos fue Industriales vs Cienfuegos. Los Azules de la Capital ganaron por 4-1 en apenas cinco juegos, consiguiendo una barrida como visitantes en el estadio 5 de septiembre. Matanzas vs Sancti Spíritus, Granma vs Villa Clara y Ciego de Ávila vs Las Tunas fueron los vencedores en el Juego 7. Los Cocodrilos habían clasificado por primera vez a los playoffs. Con Víctor Mesa debutando como manager, Matanzas ganó los Juegos 6 y 7 contra Sancti Spíritus, remontada que también repitió Granma frente a Villa Clara.

 

El camino de los Tigres fue diferente, ya que tuvieron que remontare déficit luego de estar debajo por 3-1 contra los Leñadores. Después de aquella inolvidable serie de siete juegos, Ciego de Ávila eliminó a Granma en Semifinales y derrotó por 4-1 a Industriales para conquistar el título nacional.

 

Así que tendremos cuatro Juegos 6. Recordemos cómo cada equipo llegó hasta aquí, analizando parte de lo que viene.

 

Pinar del Río vs Sancti Spíritus

Pinar del Río lidera la serie 3-2


El punto de inflexión clave (hasta el momento) en el playoff: El pitcheo de Pinar del Río ha limitado la ofensiva de Sancti Spíritus. Los Gallos anotaron solo tres carreras en los primeros cuatro juegos contra los lanzadores de Pinar del Río. Esa pobre ofensiva incluyó 17 innings consecutivos sin anotar carreras entre los Juegos 3 y 4. No hay dudas de que la ofensiva de los Vegueros es mucho más fuerte, pero en dos de los cinco juegos el pitcheo de Sancti Spíritus ha podido detenerlos. Las actuaciones de José Eduardo Santos en el Juego 2 y Yankiel Mauris en el Juego 5 han mantenido a los Gallos con vida, arrastrando una ofensiva que no ha conectado jonrones y promedia .130 con corredores en posición anotadora.

 

La victoria que dio un primer giro a la serie: Después de recuperar la ventaja (2-1) en el Juego 3, Pinar del Río puso la serie por 3-1. Ese fue un punto clave especialmente al enfrentar tres juegos como visitantes, pero los Vegueros necesitan rematar.


Nivel de expectativas para el Juego 6: ¿Recuerdas lo que sucedió en el Juego 2? El diestro José Eduardo Santos controló la ofensiva de Pinar del Río con siete ceros consecutivos. Los Gallos anotaron dos carreras en las primeras tres entradas del juego, que fueron suficientes contra el diestro Vladimir Baños. Pinar del Río no recibía una blanqueada jugando playoffs en el estadio Capitán San Luis desde el Juego 6 de la Semifinal de 2004 contra el diestro de Industriales, Deynis Suárez. Para el Juego 6, Pinar del Río sigue siendo favorito, pero tendrá que demostrar su poderío contra el pitcheo de los Gallos.

 

Industriales vs Santiago de Cuba

Santiago de Cuba lidera la serie 3-2


El punto de inflexión clave (hasta el momento) en el playoff: El inicio de tres victorias consecutivas que dio ventaja a las Avispas. Creo que este pequeño resumen comparativo habla por sí solo:

 

  • Equipo A: .311/.356/.453/.809, 25 carreras anotadas, 3.18 ERA, 29 K, 19 BB, 33% carreras sucias permitidas, .186 RISP, .941 pct. Fildeo.

  • Equipo B: .256/.337/.327/.664, 24 carreras anotadas, 4.60 ERA, 19 K, 10 BB, 8% carreras sucias permitidas, .219 RISP, .966 pct. Fildeo.


Analizando esos números, ¿quién crees que debería ser el equipo con ventaja por 3-2 en la serie de Cuartos de Final? El equipo “A” es mejor en ofensiva, ha anotado una carrera más y tiene mejor efectividad en el pitcheo—aunque permite una alta tasa de carreras sucias—. Los aspectos donde el equipo “B” sobresale han sido en la defensa, y una ligera ventaja en la producción con corredores en posición anotadora.

 

Entonces, ya sabes: El equipo “A” de esa comparativa es Industriales, y el equipo “B” es Santiago de Cuba. Parece inadmisible que las Avispas estén delante por 3-2 con tan pobre producción ofensiva, y un pitcheo abridor que no ha registrado ninguna salida de calidad. Sin embargo, el béisbol no funciona por filtros de estadísticas: Santiago de Cuba supo imponerse y explotar cada imprecisión de Industriales durante los primeros tres juegos.

 

La victoria que dio un primer giro a la serie: El jonrón walk-off de Harold Vázquez que completó la remontada de las Avispas en el Juego 1. Después de esa primera victoria en un juego que había sido encabezado por Andy Vargas, el as de la rotación de Industriales, Santiago de Cuba dio un importante giro a la serie con otra remontada en el Juego 2. Luego, el triunfo en el Juego 3 ha sido el golpe más parecido a un remate. Aprovechando el dominio del diestro Maykel Taylor —quien registró 23 outs consecutivos hasta el décimo—, Industriales logró empatar el marcador en el final del noveno.

 

Con un empate 4-4 llegó el Tie Break y otro de los momentos para el recuerdo en esta postemporada: la polémica jugada en el plato, donde Oscar Valdés estuvo mal posicionado para poner out en el plato al corredor emergente Osvaldo Duany. Industriales había tenido la oportunidad de anotar la carrera decisiva en el final de la décima entrada, pero Yasiel Santoya y Yasmany Tomás no pudieron producir. En la historia de los playoffs del béisbol cubano ningún equipo ha conseguido remontar déficit de 0-3.

 

A Santiago de Cuba le falta el remate.

 

Nivel de expectativas para el Juego 6: Según como se han presentado los altibajos de esta serie, ganará el equipo que menos errores técnico-tácticos cometa. Industriales ha jugado mejor a la defensa después de una debacle inicial con récord de siete errores en el Juego 2. La ofensiva se ha mantenido embasando corredores, pero la producción no funcionará si no se mantiene el bateo en situaciones de clutch. Para el Juego 6, Industriales necesitará otra apertura de calidad de Maykel Taylor, sobre todo para evitar un movimiento apresurado del bullpen.

 

Para Santiago de Cuba, la ausencia de Francisco Martínez (fue expulsado en el Juego 4) provocó ajustes que debilitaron la defensa y un turno al bate en el lineup.*


*Una de las mejores noticias con el regreso de “Paky” Martínez al lineup, es que Maykol Poll se embasó cinco veces como leadoff en el Juego 5.

 

Con el regreso de Martínez, las Avispas necesitan el despertar ofensivo de Adriel Labrada y Eduardo García (tercero y cuarto bates del lineup), quienes se han combinado para promedio de .241 con corredores en posición anotadora. En cuanto al staff de pitcheo, no hay dudas de que se encendió una alerta colectiva: cuidar el comando de los lanzamientos contra Yasmany Tomás. Industriales está liderando estos playoffs con 16 extra bases en cinco juegos, pero el poder de Tomás está a otro nivel. En caso de que los lanzadores no decidan retar a Tomás con la primera base desocupada, Oscar Valdés podría tener más de una aparición al bate clave en el Juego 6.

 

El otro reto aquí es para el diestro Yosiel Serrano, quien permitió 10 hits en 4 ⅔ innings contra Industriales en el Juego 2. Tras la temprana explosión de Osvaldo Acuña (fue golpeado en el rostro por una línea de Oscar Valdés) el pasado martes en el Juego 4, las Avispas necesitarán durabilidad de Serrano.

 

Granma vs Matanzas

Matanzas lidera la serie 3-2


El punto de inflexión clave (hasta el momento) en el playoff: Las dos aperturas del zurdo Yoennis Yera, quien ganó sin contratiempos los Juegos 1 y 4. Yera permitió solo dos carreras en 12 innings, ponchó a seis oponentes y entregó seis boletos. Ninguno de sus 49 oponentes conectó extra bases. Detrás de Yera, el veterano Noelvis Entenza ha registrado tres rescates sin permitir carreras en 6 ⅔ innings. Según se informó en el Juego 5, Yera volverá a México y no lanzará más en este playoff. Los Cocodrilos tendrán que buscar el éxito que necesitan sin su as y como visitantes.

 

La victoria que dio un primer giro a la serie: El éxito por 8-7 en el Juego 2. Sin esa victoria de Matanzas, los Alazanes estarían de regreso a casa con ventaja por 3-2.

 

Nivel de expectativas para el Juego 6: Es casi seguro de que los Alazanes dependerán del zurdo Yunier Castillo. La pregunta aquí es si el manager de los Cocodrilos, Armando Ferrer, volverá a confiar en el novato Roilán Averohff tras el despertar ofensivo de los Alazanes de Granma.

 

Ciego de Ávila vs Las Tunas

Las Tunas lidera la serie 3-2


El punto de inflexión clave (hasta el momento) en el playoff: Las dos victorias de los Leñadores (actuales campeones nacionales) en los Juegos 1 y 2. Los Tigres tuvieron la oportunidad de anotar durante el Tie Break del Juego 1, pero no pudieron producir. Y al día siguiente en el Juego 2, la defensa se desvaneció tras la salida de calidad del novato Ediel Ponce. Después de iniciar debajo por 2-0, la ofensiva de los Tigres impulsó al equipo hasta empatar la serie 2-2 con 26 carreras en dos juegos. Aunque los lanzadores puedan detener la ofensiva de los Leñadores, los Tigres han demostrado que su principal arma es la ofensiva.  

 

La victoria que dio un primer giro a la serie: Después de perder el Juego 1 por 2-1 en 10 entradas, Ciego de Ávila llegó al séptimo con ventaja por 3-2 en el Juego 2. La defensa falló, el bullpen no pudo sacar los outs claves y los Leñadores fabricaron un rally decisivo de tres carreras. Abrir 2-0 fue fatal, pero los Tigres regresaron a casa y pudieron recuperarse.

 

Nivel de expectativas para el Juego 6: Los Leñadores de Las Tunas han ganado sus últimos nueve juegos de postemporada en casa—¡y 11 de los últimos 13! Cuatro de esos juegos fueron decididos por diferencia entre 1 y 3 carreras, y en todos los Leñadores anotaron al menos cuatro carreras. Un equipo que gana 11 de 13 juegos casi siempre logra victorias de todo tipo, en especial, las que parecían convertirse en derrotas. Hasta hace tres días, Las Tunas había extendido a siete su racha de victorias consecutivas en playoffs contra Ciego de Ávila.

 

Llegó el momento decisivo, donde los Tigres tendrán que demostrar si están listos para protagonizar una remontada fuera de casa.

 

Comments


Commenting has been turned off.

Noticias

bottom of page