• Ray Otero-Alonso

Verlander y los Astros vencieron a Philadelphia 3-2 en crucial Juego 5, toman ventaja de 3-2 en SM

Actualizado: 5 nov

Los Astros vencieron 3-2 el jueves en la noche y están ahora 3-2 arriba en la serie al mejor en siete choques


Justin Verlander (Foto: Astros de Houston Twitter)

Por fin, el abridor de los Astros, Justin Verlander, alcanza un primer triunfo en Series Mundiales. En un período que abarca 16 años y tres décadas diferentes, Verlander logró la ansiada victoria en su novena apertura de su carrera en una Serie Mundial y en uno de los mejores momentos, para que los Astros dispusieran 3-2 de los Phillies, colocándose a solo un triunfo de su segundo título de Serie Mundial en seis años.


Para Verlander y sus seguidores, quizás no fue esta su mejor apertura, pero el lanzador mostró todo su aplomo para esta vea no dejar escapar una ventaja mínima, caminar cinco entradas y colocar a su bullpen en posición de asegurar un triunfo importante para el elenco y, en lo individual, histórico para el veterano lanzador.


Fue un premio a Verlander, uno de los mejores lanzadores de su generación y de todos los tiempos en Las Mayores, quien en esta misma temporada va camino a su segundo título de Serie Mundial, a su tercer premio Cy Young como mejor lanzador de la Liga Americana y, cuando su retiro se produzca, como candidato a ingresar al Salón de la Fama de Cooperstown en su primera aparición en las boletas.


Pero en esta noche de jueves, en donde Verlander subía al montículo no solo con la presión de dar la importante victoria a su elenco en el siempre crucial Juego 5 de la serie, sobre todo si esta mostraba un empate a dos, y además, tras haber desperdiciado una ventaja de 5-0 en el Juego 1 y en su mente rondar aquel balance de 0-6 y 6.07 PCL en estas etapas de campeonato, Verlander desafió todo obstáculo y se convirtió en un mejor lanzador a medida que el choque avanzó.

Para no equivocarnos, Verlander no dominó a Philadelphia de la forma que tradicionalmente conocemos él sabe hacer, para nada, el derecho estuvo apenas a un bateador o un strike, de dejar la lomita con desventaja para su elenco en la noche de jueves. El derecho cedió cuatro hits y cuatro boletos en sus cinco innings de labor, necesito 94 lanzamientos para hacerlo y, cuando parecía que su noche se iniciaba con al menos ventaja de 1-0, desperdició la misma aceptando el cuadrangular del primer hombre que vio en el plato, el leadoff Kyle Schwarber, para un rápido 1-1 que enardeció a todo un Citizens Park, que soñaba con una victoria que los colocaría a las puertas del título.


Precisamente, tras concluido el choque, sobre el jonrón de Schwarber Verlander dijo a la prensa: "Al principio, es como, esto es terrible, pero como lanzador abridor dije está bien, he permitido un jonrón iniciando un choque antes, déjame poner más presión y no dejar que me suceda de nuevo en el resto del juego".


Y lo hizo, pese a una terrible segunda entrada en donde, tras dos outs, llenó las bases y estuvo al borde de la explosión, pero solo para terminar dominando al segundo bate Rhys Hoskins en cinco lanzamientos con una slider a 89.8 MPH que silenció a toda la afición en el estadio. Con razón su manager, el veterano Dusty Baker, sobre Verlander había dicho antes del Juego 5: "Nadie puede salir de problemas mejor que él". La frase expresa cuánta confianza Baker tiene en su pupilo, quizás una de las razones por la que en el Juego 1 su labor fue extendida.


Verlander correría con más problemas en los innings tercero y quinto, pero adivine que, también saldría de problemas dejando a Philadelphia sin opciones y recordándoles, al final del choque, de esas oportunidades desperdiciadas en los inicios del encuentro. ¿Cuántas veces hemos visto escenas como estas en choques de este tipo? Infinidad.


En el tercero, Verlander, con dos en bases, obligó a Brison Stott a golpear elevado a las manos de Kyle Tucker en el right field, una entrada después, la cuarta, fue la mejor de su noche, dominando a Jean Segura en roletazo al campo corto y retirando a Brandon Marsh y Kyle Schwarber por la vía de los ponches. Solo 12 lanzamientos y velocidad que llegó a golpear las 97 mph, parecían que el Verlander de la etapa regular de la temporada estaba de vuelta. Pero en el quinto, un doble de Bryce Harper tras otros dos ponches a Hoskins y Realmuto, volvían a colocar al derecho en situación de tensión, a solo un bateador de poder acreditarse la posibilidad del triunfo. Pero Verlander nuevamente no se amilanó, tras una batalla de 10 lanzamientos, terminó haciendo uso de su slider, para retirar a Nick Castellanos en elevado a las manos de Yordan Álvarez en el izquierdo, y así dar por terminada una labor a la que todavía le faltaba el sello final.

Si, Verlander sin ser brillante, tuvo todo lo que los Astros necesitaron de él en la noche de este jueves. Cuando el momento se lo pidió se creció y cumplió con su trabajo, muchas veces hemos dicho que, al igual que en otros deportes, los mejores se crecen y vencen aún cuando no tienen lo mejor de ellos, eso hizo el estelar derecho de los Astros, completando una faena y ejecutando sus mejores lanzamientos cuando más lo necesitó. Al concluir su trabajo, no solo el derecho dejó marca histórica personal con su primer triunfo en Series Mundiales, sino que también redujo su PCL en la misma con ahora un 5.63 PCL, dejando el sótano del departamento histórico nuevamente a Carl Erskine con 5.83.


Al final, su bullpen también cumplió, una vez más. Entre cuatro hombres, Héctor Neris, Brayan Abreu, Rafael Montero y Ryan Pressly, los bateadores de Philadelphia solo pudieron conectar dos indiscutibles con dos boletos, una carrera limpia y 6 ponches. Pressly fue sin dudas magistral, asegurando por vez primera esta temporada los cinco outs de un encuentro. Su situación fue comprometida cuando entró a lanzar en la ocatava entrada. Montero había cedido la segunda carrera de Philadelphia, y Pressly recibía la pelota con hombres en las esquinas y un solo out. Pero el cerrador derecho no se inmutó y mostró sus mejores atributos a lo Mariano Rivera. Primero se llevó al apresurado Brandon Marsh por la vía del ponche con tres lanzamientos, y después, con cuatro, retiró a Schwarber en rodado peligroso por la inicial, bien defendida esta vez por el importado Trey Mancini.

Una entrada después, ponche sobre Hoskins y un excepcional fildeo del jardinero central Chas McCormick sobre batazo de J. T. Realmuto que pudo haber alcanzado la categoría de doble...

...dejaron la escena lista para un duelo contra quien ha sido por mucho la mejor arma ofensiva de Philadelphia esta postemporada y uno de los mejores en general en la misma, Bryce Harper. Pero la tensión momentánea pasó cuando Pressly golpeó en el pie izquierdo a Harper, y creció de nuevo con la posibilidad de que Philadelphia dejara tendido en el terreno a Houston, esta vez en el bate del cuarto madero, Nick Castellanos. Sin embargo, solo 6 lanzamientos necesitó Pressly para dominar a Castellanos en rolata a las manos del torpedero Jeremy Peña, quien completaría el out 27 con su tiro a la inicial.


Un doble de José Altuve y un error del jardinero central Brandon Marsh, combinado con un sencillo de Peña al centro, dieron la primera carrera de Houston ante el abridor Noah Syndergaard en la misma primera entrada, y, tras la igualada de los locales por el jonrón de Schwarber en la parte baja del primero, el primer cuadrangular de un torpedero novato en Series Mundiales, Jeremy Peña, daría mínima ventaja de 2-1.

Houston ampliaría la cuenta en la octava por la misma vía del primer inning, Altuve-Peña, esta vez combinados con Yordan Álvarez. En ese octavo episodio Altuve recibió boleto, Peña dio sencillo al derecho que movió a Altuve a tercera y una rolata de Álvarez por la inicial, con la que tuvo problemas Hoskins, permitió a Altuve anotar desde la antesala.


Por Philadelphia, los dos boletos de Montero en el octavo inning probarían ser vitales para la segunda anotación. Montero no pudo dominar a Jean Segura, quien golpeó sencillo en línea al right field, que trajo a Castellanos para el plato con la carrera del 3-2 y obligó al mentor Dusty Baker a dar uso a su cerrador estrella. El resto es historia.


Houston está ahora a solo un juego de ganar su segundo título de Serie Mundial de su historia y este sábado el hecho pudiera concretarse...¿o no? En postemporadas los equipos que ganan el Juego 5 para tomar ventaja de 3-2 en la serie terminan ganando la misma un 70% de las veces, ¿en Series Mundiales? el porciento es de 68.


Viaje por medio hoy viernes, pero de todas formas la serie culminará en el Minute Maid Park de Houston por tercera vez en los últimos cuatro años y por cuarta en el estado de Texas. Los lanzadores Zack Wheeler (12-7-2.28 PCL) y Framber Valdéz (17-6-2.82 PCL) serán los que suban al montículo en el Juego 6 desde las 8:03 pm (ET) mañana. ¿Juego 7? De ser necesa