• Ray Otero-Alonso

Gallos de Sancti Spíritus

Actualizado: 21 jul


De los 10 elencos que hicieron su debut en la temporada 1977-1978/17 SN, gracias a la incorporación de una nueva estructura y debido a la nueva División Política Administrativa del país de 1976, Sancti Spíritus resultó el primero que se coronó campeón.


Reseña Histórica

Los espirituanos, también con parte de la herencia de los conjuntos Azucareros de previas ediciones de las Series Nacionales, hicieron un debut pálido ubicándose en la 15ta posición con balance de 20-30 bajo las órdenes de César Pérez, pese a contar con el Novato del Año y uno de los mejores peloteros que han pasado por las Series Nacionales, en el jardinero Lourdes Gurriel.


Sin embargo, cual grande fue la sorpresa de toda su afición, cuando apenas una temporada después Sancti Spíritus daba un extraordinario salto y alcanzaba un, para muchos todavía inexplicable, título nacional en un elenco que también fue llamado "Los incapturables". Fue bajo las órdenes del debutante Cándido Andrade, quien a tres semanas del final del torneo cosechó 15 victorias - incluyendo 13 en línea - mientras alcanzaba 35 triunfos en sus últimos 42 desafíos, para desbancar a Villa Clara y Vegueros y con seguro paso de 39-12 y 2 1/2 juegos de diferencia sobre su más cercano perseguidor, asegurar un insólito título.


A decir verdad, pese a la sorpresa, Sancti Spíritus tenía como quien dice lo suyo, quizás no para triunfar, pero para hacer mucho daño en esa campaña. Ofensivamente desde hombres como el propio Gurriel, pasando por un fenómeno como Antonio Muñoz, jóvenes como Miguel Rojas, José R. Delgado y Víctor Muñoz y veteranos como Osvaldo Oliva - un líder durante todo el torneo -, Owen Blandino, Rigo "Chopy" Rodríguez y Lázaro Pérez, Sancti Spíritus sí tenía para soñar. A su vez, el pitcheo aun contaba con su gran estrella, en Roberto "El Caña" Ramos, ganador de 10 juegos ese año, quien fue secundado por Tony Simó, también con 10 triunfos y otros jóvenes como Francisco Sansariq, Alberto Peña y Alberto Acosta.

 

Roster de Sancti Spíritus en su debut, temporada 1977-1978/17 Serie Nacional

Lanzadores: Roberto Ramos, José E. Ventura, Jorge Orta, Alberto Peña, Alberto Acosta, Miguel A. Brito, Claro Villa, Tony Simó, William González, Nelson Amaro y Francisco Perdigón.

Receptores: Víctor Muñoz, Lázaro Pérez y Rolando Herrada.

Jugadores de cuadro: Antonio Muñoz, Owen Blandino, Miguel Rojas, Osvaldo Oliva, Reinaldo Andrade, Tomás Pérez y Rigoberto "Chopy" Rodríguez.

Jardineros: Lourdes Gurriel, Ernesto Morell, Abel Clavelo, Moisés López, Lázaro Martínez y Eusebio Veiga.

Director: César Pérez

 

Pero si extraordinario fue el accionar del elenco en solo su segunda temporada, más extraordinario fue la desaparición de la competitividad del mismo a partir de la década de los ochenta del pasado siglo. Sancti Spíritus, en 20 temporadas, a partir del 14to lugar obtenido en 1981-1982/21 SN, alcanzó una pobre marca de victorias y derrotas de .383 (487-784), resultando en el periodo uno de los elencos "más pobres" de la pelota cubana de Series Nacionales.


Esa hiriente realidad comenzaría a cambiar a finales del siglo XX e inicios del nuevo milenio. Talentosas figuras como el receptor Eriel Sánchez, el inicialista Yunier Mendoza, el jardinero Frederich Cepeda y los lanzadores Maels Rodríguez, Ángel Peña e Ifreidi Coss, surgieron apenas a mediados y finales de los noventa, y a ellas se unieron a principios de siglo otros pero esencialmente el más talentoso de todos los jugadores del elenco en Yulieski Gurriel - uniéndose a su hermano Yunieski quien debutó en el 2000 y posteriormente a su hermano menor Lourdes (2011) - para la temporada 2001-2002/41 Serie Nacional.

Sería este el impuslo necesario para que Sancti Spíritus borrara de golpe y porrazo toda imagen de sotanero y en la propia 41 Serie Nacional realizó un asalto a la cima que vio al elenco acceder a su primera final de Cuba, pese a caer en siete juegos ante Holguín en una de las más peleadas finales de postemporadas cubanas que se conozcan.


Pese a que Sancti Spíritus, desde el 2002 no ha logrado regresar a otra final cubana, aquel segundo lugar estableció al elenco como uno de los constantes favoritos a la postemporada, a tal punto que entre la 41 y la 52 Series Nacionales, Sancti Spíritus asistió a 11 etapas de postemporada reclamando un segundo lugar, dos terceros y dos cuartos.


La realidad volvería a cambiar en los años subsiguientes. Desde la partida del país de algunos como Maels Rodríguez y posteriormente Yenier Bello, las lesiones y retiro de otros como Ifreidi Coss, Ismel Jiménez y Yovany Aragón, pero sobre todo la partida de los hermanos Gurriel - Yulieski, Lourdes y Yunieski - hacia la capital de Cuba, en específico al conjunto rival Industriales, fueron factores que contribuyeron a que Sancti Spíritus volviera a caer en un impás de temporadas pálidas. Entre la 53 y 57 Serie Nacional, Sancti Spíritus solo logró 94 victorias con 130 derrotas, abrazando el sótano de la 53 SN/2013-2014 y posteriormente con un 15to lugar en la 56 SN/2016-2017.


La reconstrucción del elenco comenzó y los cambios comenzaron con José Raúl Delgado al mando en la 57 SN, cuando el elenco mejoró 6 posiciones respecto a la temporada anterior y apenas un año después se coló en su primera postemporada desde el 2013, logrando victoria de 2-0 en la Serie de Comodines ante Santiago de Cuba y, pese a caer 1-4 ante Villa Clara en semifinales, alcanzar un importante tercer lugar.


Delgado una vez más colocó al conjunto en una Serie de Comodines durante la 59 Serie Nacional, pero el cambio más importante para Sancti Spíritus llegó a partir del título nacional logrado por el equipo del mismo nombre pero en la categoría Sub-23, durante la 4ta edición nacional de estos torneos en el 2019, esta vez bajo el mando del ex catcher, Eriel Sánchez, quien de este modo tomó el impulso necesario para acceder a la dirección del equipo mayor durante la 60 SN/2020-2021. En la temporada mayor del béisbol en Cuba Sánchez probó ser un manager ganador, conduciendo al equipo al primer lugar de la etapa clasificatoria con el mejor récord entre los 16 elencos en competencia con marca de 48-27 (.640) - empatado con Granma -, avanzando así a la postemporada. En los 4tos de Final, Sancti Spíritus cayó 0-3 en la serie al mejor de cinco ante Pinar del Río, para terminar en un digno 5to lugar del campeonato. Apenas un año después, Eriel nuevamente demostró sus capacidades para incluso futuro director de elencos nacionales cubanos, conduciendo a Sancti Spíritus al 3er lugar general pese a la pérdida de su mejor lanzador, después de dominar la etapa regular del campeonato y solo caer en semifinales ante Matanzas por barrida de 4-0.

(C) El récord de los Play Offs incluye las Series de Comodines que Sancti Spíritus le ganó a Santiago de Cuba (58 SN) y perdió ante Matanzas (59 SN).

Algunas figuras de Sancti Spíritus en Series Nacionales. De arriba a abajo aparecen los lanzadores José A. Huelga y Roberto Ramos, el inicialista Antonio Muñoz, el jardinero Owen Blandino, el lanzador Tony Simó, el jardinero Lourdes Gurriel, la combinación de torpedero y segunda base Rigoberto "Chopy" Rodríguez y Miguel Rojas, el tercera base Osvaldo Oliva, los receptores Lázaro Pérez y José R. Delgado, los lanzadores Yovany Aragón y Maels Rodríguez, el receptor Eriel Sánchez, el jardinero Frederich Cepeda, el lanzador Ángel Peña, el tercera base Yulieski Gurriel, el lanzador Ismel Jiménez, el inicialista Yunier Mendoza y el jardinero Lourdes Y. Gurriel.